Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


01X01.....[Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Lun Oct 27, 2014 5:13 pm

Las calles de aquella ciudad se encontraban mojadas por las pocas gotas de lluvia que habían caído minutos atrás antes de que saliera de mi bar, no sabía a donde iría ya que no tenía ningún lugar donde ir y mucho menos alguien que me esperara esa noche. Pocas eran las personas que transitaban por aquellos lugares a esas altas horas de la madrugada, yo no podía recordar que hora eran, hasta donde dejaba ver mi mente eran alrededor de las tres o cuatro de la mañana, pero el alcohol se había encargado de borrar quizás las últimas horas de mi reloj.
Extrañaba a mis amigos, extrañaba a mi rey… Y a pesar de contar con la ayuda de mucha gente y varios cazadores no había nada que llenara aquel vació, ni siquiera el alcohol curaba aquel dolor que sentía en el pecho. Coloque ambas manos en los bolsillos de mi pantalón y camine con pasos lentos y algo confusos por las calles hasta dar con un enorme, largo y oscuro callejón, camine unos cuantos pasos algo torcidos producto del alcohol, quien no dejaba que mantuviera la compostura al caminar y mucho menos dejaba mis pensamientos tranquilos, quería arrancar aquellos recuerdos, deseaba borrar a Dicky de mi cabeza de una vez por todas, la muerte me lo había arrebatado y nada lo traería a la vida.
Di unos pasos más y comencé a sentir como todo daba vueltas en mi cabeza, hacía mucho tiempo que no tomaba de aquella manera la cual me dejaría un amargo sabor a la mañana siguiente, coloqué rápidamente una de mis manos sobre el paredón de ladrillos que se encontraba a mi derecha y con movimientos lentos comencé a colocar todo el peso de mi cuerpo sobre ella, no estaba sintiéndome muy bien y era momento de tomar un descanso antes de seguir hacia una ruta desconocida.
Deje caer todo el peso de mi cuerpo sobre el suelo húmedo del lugar y apoye mis brazos sobre mis rodillas para dejar descansar mi cabeza sobre las mangas de mi campera negra, comenzaba a sentir que todo me daba vueltas y la culpa de dejar morir a mis amigos me invadía cada vez que terminaba en ese asqueroso estado. Cerré los ojos por un largo momento mientras que inhalaba por la nariz y exhalaba por la boca, me sentía realmente mal y lo que menos quería en aquellos momentos era vomitar.
Unos segundos mas tardes desperté sin entender lo que sucedía a mi alrededor, por lo visto me había dormido unas horas y la resaca comenzaba a hacerse presente en mi cuerpo. Pude notar a lo lejos una sombra que se acercaba por el callejón, como era de esperarse no sabía quién era ese sujeto, pero necesitaba tener noción del tiempo.
-Disculpa, ¿Me podes decir la hora?.
No acostumbraba a usar reloj y aunque tuviera uno no me encontraba en mis mejores momentos para ver los números del reloj. Solo esperaba que no fuera momento de abrir el bar porque no estaba en las mejores condiciones para hacerlo, quería dormir unas horas por lo menos antes de tener que atender gente de mal humor.
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Lun Oct 27, 2014 10:30 pm

Eran las cuatro y media de la mañana. Lo cual decía dos cosas. La primera, que quedaban cuatro horas más de trabajo hasta que llegara Jeremy y, finalmente, pudiera irme a dormir. Y, la segunda, que tenía mucho más sueño del que debía tener considerando que manejar una máquina de café ya era un peligro para mí cuando estaba despierta.
Cualquier podría pensar que una cafetería a esa hora estaba desierta, pero no. Había dos parejas y una chica solitaria conversando  comiendo una cena tardía o, quizá, un desayuno bastante adelantado. De noche, la cafetería se transformaba en el lugar normal que, se suponía, debía ser. Los cazadores no buscaban café a esa hora, buscaban a los monstruos que eran objeto de sus salvajes cacerías. Me sentía un poco desprotegida, sí, pero la mayoría de las veces me dedicaba a atender estudiantes o, simplemente, gente nocturna que se iba a dormir en cuanto salía el sol. Nada de cosas sobrenaturales. Lo peor a veces estaba a plena luz del día. Paulatinamente, el lugar fue quedando vacío y sólo quedamos la radio, reproduciendo grandes éxitos de los '80, mi cuaderno de cuentas y yo. Dejé de lado la calculadora cuando sentí que mi cabeza empezaba a echar humo y decidí sacar la basura para tomar un poco de aire fresco, si es que la calurosa noche lo permitía.
El clima estaba pegajoso, no era de mi preferencia, y la ropa parecía adherirse a mi piel como si fuera chicle. Cerré la puerta de entrada con llave y fui hasta la cocina a juntar la basura de todo el día en dos bolsas negras. Me dispuse a salir por la puerta trasera a dejarlas en el contenedor verde del callejón. Si el calor hacía que la basura apestase, prefería que lo hiciera fuera del negocio.

Abrí la puerta con el pie, arrastrando las dos bolsas gigantes hacia el contenedor. Oí movimiento cerca, lo cual llamó mi atención, y me acerqué mientras me limpiaba las manos en el delantal que traía atado a la cintura. Había un hombre sentado, si se podía decir, contra la pared. Su aspecto era terrible, no demasiado desaliñado, y emanaba un fuerte olor etílico. No lucía para nada bien, se lo veía algo confundido. Me acerqué, curiosa, porque así era yo. No podía no meter mis narices donde no me llamaban.


- Disculpa, ¿Me podes decir la hora? -
No llevaba reloj pero recordaba haber mirado el reloj de la cafetería antes de salir.
- Son las cuatro y media de la mañana. -
Lo observé un momento. Esa era la parte en la que debía darme vuelta, volver a mi trabajo y no involucrarme con desconocidos, pero por alguna razón no podía. No perdía nada con intentar, si era un vagabundo borracho me echaría de una forma bastante grosera pero ¿y si no lo era y necesitaba ayuda? ¿Qué podía estar haciendo una persona en un lugar cómo ese en medio de la noche? Quizá lo habían asaltado. Aunque, claro, estaba el hecho de que apestaba como si hubiese barrido con una destilería completa...
- No quiero parecer entrometida pero ¿estás bien? -
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Mar Oct 28, 2014 1:05 am

La voz de una jovencita se hizo presente en mis oídos algo que me llamo poderosamente la atención, no consideraba que fuera una hora y mucho menos un lugar por donde una joven caminaría. Levanté a penas un poco más mi cabeza para observar el rostro de la joven, apenas podía distinguir que era rubia y de una estatura promedio, pero mi visión no me estaba ayudando para poder verla por completo.
-Gracias, perdí la noción del tiempo.
Y volví a bajar la cabeza, no era tan tarde como pensaba que lo fuera, aun me quedaban un par de horas por delante para poder dormir unas horas, pegarme un baño y abrir nuevamente el bar en la espera de mis habituales clientes. Exhale un suspiro algo cansado, comenzaba a dolerme un poco el cuello y la espalda, a pesar de los minutos de descanso, aquello había sido suficiente para que todo mi cuerpo comenzara a doler. Sin más que hacer ahí era tiempo de retirarme y encontrar el camino a casa. La voz de la joven se hizo nuevamente presente en mi cabeza, realmente había perdido la noción del tiempo y del espacio, había pensado que la jovencita rubia se había marchado después de darme el parte con la hora.
-Sí, estoy bien. ¿Acaso no parezco estarlo?.
Pase mis manos sobre mi cabeza intentando acomodar mis pelos, si la joven me preguntaba eso era porque mi apariencia no era la mejor que podía llevar a esas horas y en aquel oscuro y sucio callejón. Hice un poco de fuerza con mis piernas para comenzar a arrastrar mi espalda contra la pared y con pequeños esfuerzos comencé a levantarme de aquel suelo húmedo, no sabía para donde debería ir, pero tarde o temprano encontraría el camino a casa.
Di unos pequeños pasos hacia adelante, pero el efecto del alcohol aún seguía en mi cuerpo haciendo que tambaleara un poco hacia adelante, el dolor de cabeza era infernal y el fuego en mi estómago comenzaba a darme la bienvenida al mismo infierno vivido en mi propio cuerpo. Coloque mis manos dentro de los bolsillos de mi pantalón negro y deje caer el costado de mi cuerpo derecho contra la pared de ladrillos.
-Me podes decir para donde queda la avenida principal. Perdón si te asuste, no voy a hacerte daño.
Necesitaba una pequeña guía o terminaría durmiendo en el basural hasta que se me pasara aquella maldita resaca y pudiera recordar de una buena vez donde quedaba mi bar. Abrí bien grandes los ojos y pose mis ojos verdes sobre la jovencita, por su aspecto y su forma de vestir salía de trabajar de algún tipo de cafetería o restorán no muy lejos de aquel callejón.
-¿Trabajas por acá? No creo que una jovencita como vos se dedique a caminar por estos lugares a estas altas horas de la madrugada.
Quite una de mis manos del bolsillo de mi pantalón y pase mi dedo pulgar e índice por la comisura de mis labios, comenzaba a sentir la boca seca y necesitaba un buen vaso de agua fría para acabar con ese mal estar que comenzaba a terminar con mi poca vida.

avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Mar Oct 28, 2014 1:16 pm

El hombre lucía confundido, como si no pudiese hacer foco en lo que veía, entornó ligeramente los ojos cuando agradeció la información. El alcohol debía de estar jugándole una mala pasada a sus sentidos.
- Sí, estoy bien. ¿Acaso no parezco estarlo? -
No era necesario que fuese tan grosero. Yo tenía razón, era sólo un borracho que no quería llamar la atención de nadie. Sólo quería quedarse rememorando sus penas, luciendo terriblemente, en medio de la calle sin que nadie le preguntase nada ni lo molestase.
Estúpida. No debo involucrarme en los asuntos de otros...
Hizo un gran esfuerzo por levantarse. Se notaba que sus piernas no se ponían de acuerdo para ver hacia que lado iba cada una. Por un momento, pensé que se iba a caer y casi estuve a punto de adelantarme para sujetarlo pero alcanzó a apoyar el peso de su cuerpo contra la pared.
Estaba acostumbrada a ver tipos raros merodeando pero, aún así, nunca había visto a alguien con tantos tatuajes y perforaciones. Si en la penumbra era algo escalofriante, no imaginaba como luciría a la luz del día. Noté que, honestamente, no le interesaba la ayuda que pudiera brindarle así que me alejé un par de pasos.


- Me podés decir para donde queda la avenida principal. Perdón si te asuste, no voy a hacerte daño. -
Dudé un momento. ¿De verdad quería caminar por una avenida en ese estado? No se me ocurría quién podría conducir un auto en medio de la madrugada pero no le veía un buen destino a un ebrio dando tumbos en medio de una calle principal.
- En esa dirección. - señalé con mi dedo hacia la salida del callejón. - Y luego una cuadra hacia la derecha. -


- ¿Trabajas por acá? No creo que una jovencita como vos se dedique a caminar por estos lugares a estas altas horas de la madrugada. -
Y ahí iba de nuevo. ¿Por qué, Livila? ¿Por qué? Deseaba que alguien pudiese atarme la lengua cuando me daban esos impulsos sociables en momentos inapropiados. Podía cambiar cuando quisiera pero mis manías seguían intactas. Si seguía así nunca iba a dejar de meterme en problemas.
- Si, yo... ¿Estás seguro que no quieres un café? Luces como si necesitaras uno. -
Me arrepentí de inmediato. ¿En qué estaba pensando?
- Disculpa. Fui demasiado lejos. No quise... Lo siento. -
Bajé la cabeza, negando suavemente, y retrocedí unos pasos. Ya le había hecho un favor. Él había preguntado algo y yo había respondido. Eso era todo. Tenía que volver a la cafetería con mi libro de cuentas y olvidar lo sucedido.
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Miér Oct 29, 2014 8:56 pm

No podía descifrar si aquella jovencita rubia frente a mí se encontraba asustada por mi aspecto o solía tener esa reacción y ese carácter ante cualquier sujeto que se le cruzara en el camino. Seguí con mi mirada el brazo de la joven hasta dar con su dedo índice para finalmente ver hacia donde me guiaba, realmente me encontraba sumamente perdido en ese callejón, aunque lo había recorrido miles de veces pero no bajo ese efecto.
-Pensé que estaba más lejos. Gracias.
Realmente no recordaba cuanto había caminado desde mi bar hasta ese callejón, en mi cabeza había gran parte de aquella noche borrada por completo, ni siquiera recordaba a qué hora me había marchado del bar para pasear por las húmedas calles. Intente dar un paro hacia adelante, pero mis piernas seguían sin responder de manera acorde, parecía que el efecto tardaría unas horas más en irse o tal vez era momento de una ducha fría para despejar todo dolor y dejar en claro mis pensamientos. Gire algo torpe con mis tobillos dejando esta vez caer toda mi espalda contra la pared, era la última vez, por lo menos en esa semana que haría aquellas mezclas.
La voz de la rubia hizo que mis pensamientos se esfumaran por completo y con algo de dificultad observe la expresión en su rostro, parecía ser una chica que le gustaba ayudar a los demás sin temer si se metería en problemas o no, ni siquiera me conocía y aun así me ofrecía cordialmente su ayuda.
-¿Un café?...
No era una mala idea, después de todo era lo único que en aquellos momentos lograría que volviera a la realidad. Observe como la joven se arrepentía rápidamente con aquella sugerencia y dibuje una pequeña y casi invisible sonrisa, el dolor de cabeza comenzaba a aparecer y no estaba dándome nada de alegría.
-Está bien. No tenes que disculparte por nada. Creo que es una buena idea la que tuviste. Mi bar está a unas cuadras de acá.
Tome un poco de aire y me anime, como si fuera un bebé aprendiendo a caminar, a dar los primeros pasos, si prestaba atención a lo que se cruzaba bajo mis pies, estaba seguro que llegaría a salvo al bar. Busqué entre mis bolsillos las llaves del local, no recordaba haberlas tomado pero de alguna manera u otra había cerrado el local, o eso creía. Cerré mis manos formando un puño tomando entre ellas la mayoría de cosas de mis bolsillos para poder observar más de cerca lo que había. En aquel cambio brusco de mis manos del exterior de mis bolsillos al exterior cayeron varios elementos que utilizaba en mis noches vagas de cacería. Una pequeña botellita de agua bendita cayó al suelo partiéndose en mil pedazos, si aquella señorita era un demonio me encontraba en serios problemas, aunque su mirada me decía todo lo contrario, no veía en ella maldad. Levante mis puños quitándole importancia a esa botella perdida y observe cada una de las cosas, un poco de plata, una bala, una tapa de chapa de alguna cerveza y algún que otro papel que iba a parar a mi bolsillo como un tacho enorme de basura.
-¿Conoces algún bar por acá donde sirvan café? No tengo las llaves de mi local.
Volví a guardar la mugre en los bolsillos de mi pantalón negro, nada de lo que había sacado iba a servirme en esos momentos, mucho menos si me encontraba en serios problemas y me quede observando a la joven por un momento. ¿Qué haría ella por esos lugares? No había visto su rostro jamás en mi bar y no sabía en nombre ponerle… cazadora, demonio… o simplemente un civil.
-Soy Esteban. ¿Cuál es tu nombre?.
No quería asustar más a la jovencita, ya estaba distrayendo sus labores como para encima asustarla de la manera que comenzaba a hacerlo, sabía que mi aspecto en esos momentos no era el mejor de todos, pero de igual modo no iba a hacerle daño.
-¿Saliste de cacería?.
Pregunte rápidamente mientras daba unos pasos más en dirección al final del callejón, aquella rápida pregunta podía ser contestada de dos maneras, según su respuesta podía sacar quien era realmente ella… Podía haber salido a cazar algo sobrenatural o simplemente a cazar un hombre para una noche divertida. Deje esta vez que fuera ella quien me dijera quien realmente era.
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Jue Oct 30, 2014 12:29 am

A veces, no me entendía cuando me empecinaba con algo. Era así, no había quién luchase contra una idea cuando se me metía en la cabeza. De todas formas ¿qué tenía de especial ese tipo que no tuviese cualquier otro? Me llamaba la atención porque no lucía como un vagabundo, sólo parecía haber tenido una mala noche y sentía que se merecía que alguien le diese una mano. Nunca había caído en la bebida ni en las drogas pero me recordaba en muy malas épocas cuando tenía que hacer que la comida me durase tres días o más; sin duda no hubiera rechazado algo de ayuda si me la hubiesen ofrecido.

- ¿Un café?... preguntó, algo pensativo, el hombre.
Asentí con la cabeza, tratando de mostrarme amable. Hizo alusión a tener un bar, lo cual no era nada bueno considerando el estado en el que se encontraba. No me imaginaba a una persona tratando de combatir sus problemas con el alcohol, trabajando en un lugar rodeado de tentaciones. Era como estar a dieta y trabajar en un McDonald's. El hombre rebuscó en sus bolsillos, quién sabe en busca de qué, y accidentalmente sus pertenencias se desparramaron a sus pies. Entre todas sus cosas me llamó la atención algo que, a mi parecer, era una bala de plata. Quizá me equivocaba, pues no sabía mucho de armas, pero, si no, entonces me encontraba en presencia de un cazador. Realmente siempre me involucraba con la gente menos indicada. ¿Por qué me daba tanta curiosidad? Estaba empezando a tener intuiciones extrañas acerca de algunas personas. Realmente necesitaba calmar mis ansias de información o mi cabeza explotaría. Si conocía un lugar. ¿Debía invitarlo a beber algo caliente? Lucía como si lo necesitase. Me mordí el labio inferior. Si Jeremy pudiese verme, me mataría pero él no estaba ahí así que...

- Soy Esteban. ¿Cuál es tu nombre? -
- Livila. Presiento que no nos conocemos en las mejores circunstancias pero... es un placer conocerte. -
Lo observé avanzar torpemente hacia el final del callejón, junto al contenedor donde había dejado la basura hacía unos minutos. Se veía algo torpe, seguramente estaba mareado.

- ¿Saliste de cacería? -
Wow, eso había sido... directo. Definitivamente, Esteban debía ser de los que disparaban y preguntaban después. Eso si lo que cazaba en una noche era algo más que una terrible borrachera. Negué con la cabeza y me le adelanté para abrir la puerta trasera.
- Sólo soy una camarera y sí, conozco un lugar donde sirven un muy buen café. - bromeé. - Ven, presiento que te hará bien sentarte en un lugar más cómodo que un callejón sucio y beber algo caliente. - le dije, invitándolo a pasar. Entre tanto caos, las buenas acciones eran algo que me mejoraban bastante el humor.
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Vie Oct 31, 2014 8:57 pm

Realmente no era el mejor lugar ni momento para conocer a una persona, pero como era de costumbre en mi vida todo era raro y ya nada me sorprendía en lo más mínimo. Asentí levemente con la cabeza al escuchar su nombre, a pesar de no tener todos los reflejos activos aun podía recordar y guardar un nombre en mi cabeza.
Continué mi caminata algo torcida junto a la chica, no solía irme con extraños por un callejón sucio, pero no había nada que perder en esos momentos y me sentía más seguro el caminar junto a una mujer, después de todo sabía que estuviera bajo el efecto de lo que fuera no iba a sobrepasarme con ella, las mujeres no eran las que llamaran mi atención, y hacía años que había confirmado eso.
La jovencita me guío por el callejón hasta dar con una puerta que parecía ser la entrada trasera de un bonito lugar donde servirían un buen café, por los movimientos que ella hizo, pude sacar la conclusión que era ahí donde ella trabajaba de camarera.
Di unos pequeños pasos para adentrarme al lugar y observe lentamente cada una de las cosas e allí, era un lugar realmente amplio y se veía muy limpio, no se podía comparar en nada a mi bar donde lo que menos uno podía ver era luz del día, apenas un par de luces tenues iluminaban el lugar.
-¿Hace mucho que trabajas acá?.
Comente dando unos pasos más y tomando asiento en una de las mesas del lugar, tenía sillas mucho más cómodas que el piso de aquel callejón sucio y frío, estaba seguro que en este lugar muchos cazadores dejaban su huella y seguramente unos cuantos demonios también, ellos eran de rondar por todos los bares de la zona en busca de algún cazador sumiso con quien puedan hacer un pacto o simplemente para molestarlos en sus momentos de descanso y dolor. Apoye mi codo izquierdo sobre la mesa y deje caer el costado de mi cara sobre mi mano, dejando descansar mi cachete y parte de mi cabeza en ella, colocando mis ojos verdes sobre la rubia.
-Decime ¿Qué hacías afuera a esta hora?
Había notado segundos atrás como aquella chica había ignorado una de mis preguntas, tal vez la había descubierto de su plan de cacería y de alguna manera debía zafar de aquella pregunta incriminadora.
-¿Me acompañas con un café?.
Quite el peso de mi cabeza de mi mano y una vez liberada de aquel cómodo apoyo, coloque mi mano dentro del bolsillo de mi pantalón y saque 20 dólares para ponerlos sobre la mesa, no quería que la jovencita se metiera en problemas por mi culpa y mucho menos que sacara mercadería gratis de su local.
-Creo que esto será suficiente, sino después te alcanzo lo que me falta. Pago el café de los dos.
Le dedique una pequeña sonrisa, realmente no me encontraba de humor para reír, aun podía sentir el mal estar de la resaca y el vació que generaba la perdida de mis amigos y de mi Rey, algo que aunque pasaran los años jamás había podido llenarlo con otro amor o incluso con otros amigos, hoy en día me encontraba solo y era raro que pudiera confiar en alguien como lo había hecho tiempo atrás con ellos.
-¿El lugar este es tuyo junto con tu novio?.
Era muy común ver emprendimientos como ese de parejas que luego se separaban y debían dividir los bienes. Sabía que el amor no era para siempre y en pocas ocasiones era uno correspondido para el otro, en mi caso me había tocado cruzarme con el maldito destino de que mi Rey no sería correspondido para mí.
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Sáb Nov 01, 2014 12:26 am

Si estaba cometiendo un error al hacer, lo que yo creía, una buena acción, no lo sabía. De todas formas, poco me interesaba. No me haría mal algo de compañía. Aunque Esteban por poco no podía mantener ambos pies en el suelo, me hacía sentir un poco más segura que estando sola. Jeremy siempre se quejaba de eso. No le gustaba que trabajase de noche. No entendía que los peligros que a mí me preocupaban podían entrar por la puerta, a plena luz del día, y convertirnos a ambos en cenizas. Acompañé a Esteban a través de la cocina y pasamos tras el mostrador para llegar al salón de la cafetería.

- ¿Hace mucho que trabajas acá? - me preguntó, mientras tomaba asiento con dificultad.
Las llaves tintineaban con mi caminar dentro del bolsillo de mi delantal. Comprobé que las puertas estuviesen cerradas y apoyé los codos en el respaldo de la silla que quedaba frente a él. Lucía terrible. Me preguntaba si estaría pasando un momento difícil o sólo era una noche de mala suerte. Esteban me observaba, sus acciones eran algo lentas, supuse, producto del alcohol.
- Hmm... Pronto serán cuatro años. -
No parecía mucho pero para mí era toda una vida. Había comenzado a vivir cuando había empezado a trabajar ahí. No era la gran cosa pero era mejor que todo lo que había vivido antes.
Cuando indagó sobre lo pasado me dieron ganas de reírme. Era la primera vez que realmente no estaba haciendo nada. Era la primera vez que no tenía que inventar una excusa. Estaba tan acostumbrada a tener que mentir que esas situaciones me sorprendían.
- Estaba sacando la basura. El lugar estaba lleno y no había tenido oportunidad. -

La bala de plata que lo había visto sacar de su bolsillo me hacía seguir preguntándome si era cazador. ¿Qué clase de persona si no era un cazador portaría algo así? Quedaba claro que no todos los cazadores estaban cortados por la misma tijera. No todos tenían que ser como los Winchester pero, en ese extremo, no se me ocurría como Esteban podía ser un cazador. En ese estado, poco podría defenderse de una criatura si apenas podía diferenciar la izquierda de la derecha. Me invitó a acompañarlo con un café, lo cual me hizo recordar el verdadero propósito del encuentro. Por un momento, me había sumido en mis pensamientos y me había quedado mirándolo fijamente, olvidando por completo el café. Quedaba claro que era un tipo decente y mejoró aún más cuando puso veinte dólares sobre la mesa; mucho más de lo que podían costar dos cafés. Para empezar, no me daba miedo. Generalmente, cuando alguien me daba una primera buena impresión, nada salía mal. Generalmente, mi vida había tenido excepciones.
Tomé el dinero que me ofrecía y lo puse en su mano, cerrándole el puño.
- No es necesario. La casa invita.  - le dije, con una sonrisa.
Esteban tenía las manos frías pero no fue eso lo que llamó mi atención. Por un momento, me sentí estando en otro lugar; vi un chico con el rostro escondido tras una capucha, la funda de una guitarra y a una chica. Y luego vi a Esteban, investigándome con sus ojos verdes. Sonreí, disimulando el momento pasado.


- ¿El lugar este es tuyo junto con tu novio?
Negué con la cabeza. Otra cosa que mi vida no conocía eran las relaciones que llegaban a buen puerto, menos las amorosas. La única relación que había creído buena en un principio era la que me había llevado a huir. Si algo podía rescatar de eso, era haber terminado trabajando en el café. A veces creía que realmente ese lugar me había salvado la vida. También había puesto en mi camino a otras personas. Había muchas cosas vividas entre esas cuatro paredes. Me ponía algo nostálgica a veces...
- No soy la dueña de este lugar, solo soy una empleada. -
Me volví para preparar el café, mirando hacia afuera. La calle estaba a oscuras, exceptuando por los pequeños círculos de luz que dibujaban los faroles en la acera y el estacionamiento estaba vacío. Pasé detrás de la barra y revolví buscando dos tazas limpias.
- Así que tienes un bar... - reflexioné en voz alta.
Esteban realmente me daba mucha curiosidad pero no quería sonar grosera. No me caracterizaba por tener mucho tacto.
- ¿Tuviste una mala noche? - pregunté, haciendo alusión al estado en que se encontraba.
Estás hablando con la persona que, probablemente, esté en el top five de los que tienen más mala suerte. Puedes contarme lo que sea...
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Dom Nov 02, 2014 7:43 pm

Por lo visto los años trabajados en ese bar o habían sido muy buenos para ella o muy malos para recordar el tiempo que hacía que trabajaba ahí, todos teníamos algún trabajo que nos había marcado en la vida y que nos encontrábamos agradecidos de eso. Yo en mi caso agradecía aquel bar que tiempo atrás había montado con mis amigos, los cuales me ayudaron a madurar en la vida y a respetarme a mí mismo como persona, comprendiendo que mi decisión sea cual sea jamás sería la incorrecta si era lo que a mí me hacía bien. Quite aquellos viejos recuerdos y pensamientos de mi mente y coloque por un momento mis ojos verdes aun delineados de negro sobre la jovencita para luego observar el lugar, podía imaginármelo lleno de gente y aquel sujeto corriendo de un lado hacia otro sin tener un segundo de descanso. Dibuje una pequeña y casi desganada sonrisa en mis labios, podía verme de la misma manera que ella cuando mi bar se llenaba y no contaba con la ayuda de Brian.
-Seguro que te llevas buen propina, sobre todo los días que se llena. ¿Trabajas sola?.
No era un lugar muy pequeño como para que se haga responsable una sola chica, pero hoy en día los bares preferían usar una sola carnada para atraer clientes y pagarles lo mínimo y seguro que aquella jovencita rubia y de rasgos llamativos había logrado comprar a más de uno para que hoy en día sea un cliente habitual de bar.
Note como el billete cubría la palma de mi mano y su mano cálida comenzaba a cubrir el dorso de la misma, hacía tiempo que nadie tocaba mi mano con esa calidez y por un momento dejado la borrachera de lado pude sentirme a gusto en aquel extraño lugar. Por un instante pude notar como los ojos de aquella jovencita se fundían en un claro pensamiento, el cual yo no podía leer pero que me llamaba poderosamente la atención.
-¿Estás bien?.
Pregunte algo confundido, la expresión en su rostro me demostraba por segundos que había sentido algo que la había llenado de nostalgia y tal vez de dudas, tal vez mi imagen había logrado que aquella joven comenzara a sentirse algo confundida con la decisión de hacerme entrar en un lugar vacío donde su vida podía correr peligro si yo era un extraño peligroso. Me lamente en esos momentos que ella me tuviera que conocer bajo ese efecto.
La jovencita se alejó de aquella mesa y comenzó a preparar el café mientras algunas palabras comenzaban a salir de sus labios, no recordaba con exactitud en que momento le había comentado de mi bar, pero era imposible recordar algo que hubiera realizado segundos atrás, el alcohol se había encargado de borrar todo, ni siquiera comenzaba a recordar cómo había ingresado en ese lugar, lo único que me daba seguridad era que el clima ventilado de aquel bonito lugar hacia que mi atención fuera otra, por lo que no olvidaría aquel inicio de conversación.
-A unas cuadras de acá. Igual no se compara con este lugar. El mío es un poco más oscuro, donde solo puedes ver personas borrachas borrando grandes dolores del alma.
Aquellas palabras podían sonar graciosas viniendo de mi parte, después de todo ahora era yo quien se encontraba borracho tratando de borrar los grandes dolores del alma, y sabia mejor que nadie que aunque me bebiera todo mi bar nada, ni nadie podía borrar el desgarrador sabor del dolor. Moje mis labios algo secos intentando que aquel nudo en la garganta que comenzaba a formarse se deshiciera por completo, no era el momento y mucho menos el lugar para que la melancolía y el llanto se hicieran presentes. Me quede unos segundos mordiendo el aro que tenía en mi lado derecho del labio conteniendo el llanto y la tristeza que comenzaba a formarse en mi pecho e invadía lentamente todo mi cuerpo. Afortunadamente las palabras de aquella jovencita me hicieron borrar todos los sentimientos por lo menos hasta ese momento.
-Una mala vida diría.
Acomode mi cuerpo sobre la silla y gire apenas un poco para colocar mis ojos sobre el ventanal del lugar, la madrugada se encontraba sumamente desierta y nadie caminaba por las calles a esas horas, comencé a darme cuenta lo solo que me encontraba en ese extraño lugar. Coloque mis antebrazos sobre la mesa algo fría y entrelace los dedos de mis manos, no quería aburrir a la jovencita con mi historia, seguramente ella tenía ganas de irse de ese lugar donde seguro pasaría la mayoría de las horas.
-Algunos recuerdos suelen ahogarte y pensé que la única buena salida era el alcohol, pero por lo visto no me dio mucho efecto. ¿Alguna vez te paso lo que quiero decirte?.
Gire nuevamente mi cabeza hasta la joven, sabía que muchos habíamos pasado por ese momento, algunos se hundían en el alcohol, otros en las drogas, algunos en las comidas chatarras y muy pocos en la soledad y el llanto. Ahora me tocaba descubrir cuál era la opción que ella había optado en esos momentos tristes y desgarradores.







Siempre serás y siempre te veré
Como a mi hermoso rey
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Lun Nov 03, 2014 2:15 pm

Una buena propina en una cafetería frecuentada por cazadores era como buscar un buen rato de diversión caminando en un cementerio. La mayoría de los cazadores, no conocían los buenos modales. No los culpaba. Habían comenzado ese camino impulsados por la venganza y el odio. Estaban hechos para ser tipos duros, toscos, no señoritos ingleses. ¿Por qué me hacía tantas preguntas? No es que me sintiese incómoda pero, dado que era yo la que lo había encontrado en un callejón rodeado de basura oliendo como una destilería, lo menos que merecía era la voz líder en ese interrogatorio. De todas formas, a pesar del infortunio, me seguía pareciendo una buena persona.
Puedes estar equivocada...
- El dueño del bar ya casi no viene desde que... - me sentí un poco culpable ante ese recuerdo. Seguía firmemente convencida de que la muerte de ese chico había tenido algo que ver con lo sobrenatural. - ...su hijo falleció hace más de un año y creo que el lugar le trae malos recuerdos. Así que ahora hay otro chico y estoy yo. Tratamos de ocuparnos del lugar como podemos. -  

No me sentí mal cuando vi esas imágenes, más bien tranquila pero inquieta y con dudas. Me preguntaba si así era como se sentía Esteban, fuera lo que fuese que hubiese pasado. Esperaba que esa visión fuese algo bueno para él. Algo me decía que iba a encontrarse con alguien a quien había estado esperando.

- ¿Estás bien?
Sonreí.
- Sí sólo... me había quedado atorada en un pensamiento. Soy algo distraída, a veces me pasa. -
Puse manos a la obra con esos dos cafés. No me venía nada mal sentarme a conversar un rato con alguien. Con Jeremy apenas hablaba, sentía que las palabras entre nosotros estaban un poco tirantes y sabía por qué, pero no iba a hablar del tema. Me rehusaba a contarle qué era lo que estaba pasando, por qué me reunía con los Winchester, por qué había gente extraña merodeando la cafetería. No, no iba a involucrarlo en algo así. Estaba bastante sola y, aunque no me gustaba del todo, era lo mejor. La última vez que había arrastrado conmigo a alguien las cosas no habían terminado bien. De hecho ni siquiera sabía si habían terminado... La voz de Esteban me saco de mis reflexiones mentales. Me reí.
- La mayoría de la gente que viene aquí suele tomar cerveza. No sé qué clase de gente frecuenta tu bar pero... creo que si comparamos, no veríamos mucha diferencia. -

Maniobré la máquina con la automaticidad que me conferían tantos años de trabajo. Era algo que podía hacer incluso dormida. Mientras servía el café oía de fondo las palabras de Esteban, decía que había tenido una mala vida. Tal vez, todos los aros y tatuajes que llevaba en su cuerpo eran el recordatorio físico de sucesos pasados que lo habían marcado internamente. Algo teníamos en común, la mala vida. ¿Qué le habría pasado a él? Serví los café en dos tazas separadas, agregándole a la mía mucha leche, y me puse en el bolsillo varios sobres de azúcar.

- Algunos recuerdos suelen ahogarte y pensé que la única buena salida era el alcohol, pero por lo visto no me dio mucho efecto. ¿Alguna vez te pasó lo que quiero decirte?
Me mordí el labio y me quedé mirando fijamente las tazas por un segundo. Hacía mucho que no preparaba café para dos. Suspiré. Llevé las tazas hacia la mesa y me senté frente a Esteban.

- ¿Quieres decir si he pasado noches enteras sin dormir, llorando por alguien que extraño, que no tengo idea dónde está o si va a volver? - sonreí. - No tengo idea de lo que estás hablando. - dije, irónicamente.
Acerqué la taza de café caliente hacia él y cerré mis manos en torno a mi taza.
- Mi madre solía decir que no tenemos guardarnos las cosas que nos hacen mal. Tienes que sacar las cosas que te pesan. Y... si no quieres hablar con nadie siempre puedes escribir lo que te molesta en un papel y prenderlo fuego. Así las cosas se van y ya no te quedan dentro. -
El consejo que le estaba dando sonaba estúpido e infantil pero era una de las cosas que recordaba de mi madre y que debía poner en práctica.
- Podemos intentarlo si quieres. - le dije, con una sonrisa.
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Lun Nov 03, 2014 5:59 pm

Pude notar por la pausa de la joven al hablar que aquel tema era algo privado y bastante personal para el dueño del bar, lo cual sería mejor no indagar demasiado con ello, cada familia tenía su historia y yo no era quien para entrometerme, después de todo cada familia era un mundo y la muerte de un hijo ya era demasiado dolor como para no comprender porque aquel padre había dejado de asistir a su trabajo.
-Lamento mucho lo que paso. ¿Llegaste a conocer al hijo del dueño?.
Era una pregunta algo tonta de mi parte, si comenzaba a sacar cuentas podía deducir a ciencia cierta que aquella jovencita conocía al hijo del dueño y en varias ocasiones seguro habrá trabajado con él. Comprendía el dolor que aquel hombre podía sentir ante la pérdida de su hijo, yo había perdido a mis amigos meses atrás y todavía no había podido superar la ausencia de ellos, aunque pasaran los años e intentara borrar sus recuerdos con alcohol, nada lograba que aquello se fuera, podía asegurar que a medida que pasaba el tiempo la herida y el dolor se hacían cada vez más fuertes.
Desde el lugar donde me encontraba sentado podía oír con claridad como aquella chica preparaba los cafés, seguramente sabía usar aquella máquina de café como si fuera una parte más de su cuerpo, y el aroma al fuerte café comenzaba a invadir todo el lugar, haciendo que mis sentidos comenzaran a despertarse lentamente. De a poco volvía a tener noción del tiempo y el espacio, algo que había perdido horas atrás.
-Es un lugar lindo como para que las personas solo entren a tomar cerveza. Pero no es tan distinto a mi bar. Por lo visto hoy en día todos buscan una bebida fuerte con alcohol. Las heridas no se van así nomás.
Note que la jovencita comprendía lo que estaba intentado decirle, después de todo dio una descripción casi exacta de lo que uno hacía en sus noches de dolor y soledad, y aunque su respuesta a todo eso fue “No tengo idea de lo que estás hablando” confirme para mis adentros que en varias ocasiones había pasado por aquel dolor desgarrador que cierta vez sentíamos los humanos que lográbamos enamorarnos de la persona no indicada. Observe como amablemente me acercaba la taza de café y coloque mis manos alrededor de ella, podía sentir la porcelana blanca caliente y el aroma a café recién expreso me daba un poco de alegría al corazón y comenzaba a alejar la resaca, me gustaba tomar, pero odiaba los síntomas que dejaba luego. Pose mis ojos sobre aquel líquido oscuro y me quede por un momento aspirando el vapor que subía rápidamente hacia mí.
-Diste una descripción muy exacta de lo que quería decirte. ¿Qué paso con ese sujeto que te saco tantas noches las horas de sueño?.
No quería ser entrometido con mis preguntas, después de todo aquella jovencita había sido muy amable conmigo como para faltarle el respeto con mis tontas preguntas, era raro que las mujeres comentarán abiertamente las rupturas amorosas, preferían guardar aquel dolor esperando el momento indicado para dejar salir aquella desgarradora historia.
Apreté un poco más mis manos contra la taza caliente y lentamente lleve el borde de la misma hasta mis labios, realmente aquella chica sabía preparar muy ricos cafés y amargo se sentía mejor el gusto en mi garganta.
Deje la taza sobre la mesa y apoye mi espalda contra el respaldo de la silla, las palabras de Livila podían sentirse llena de sentimientos y tal vez aquellas palabras, que su madre alguna vez había compartido con ella serían un buen consejo para mí. En aquellos momentos yo me encontraba solo en el mundo, y no era mala idea contarle algo de mi dolor a aquella amable jovencita.
-No creo que el prender fuego algo me sirva ahora. No tengo una buena imagen de eso.
Mis amigos y mi Rey se habían marchado con el fuego y aquel pesar y dolor no se había esfumado de mi alma, más bien se había pegado en ella como una carga que debería llevar por el resto de mi vida, aunque no podía recordar mucho de aquella noche, me podía sentir sumamente culpable de no haber podido salvarlos a ellos, día a día me preguntaba porque yo solo había sobrevivido a esa tragedia, después de todo, todos teníamos sueños que cumplir. Me quede por un momento en silencio hasta que la voz de Livila rompió con aquel hielo, la sonrisa que acababa de regalarme me dio un indicio de que podía confiar en ella, por lo menos una gran parte de mi rara historia.
-Bien, podemos intentarlo, solo espero no asustarte con lo que voy a contarte.
No todas las personas estaban acostumbradas a escuchar historias tristes, llenas de dolor y aspectos raros, ni siquiera yo entendía en algunos momentos lo que había pasado aquella noche y en el resto de mi vida. Desde la muerte de Dick había un antes y un después de mi vida. Me acomode algo nervioso en la silla y coloque mis manos al costado de la mesa, podía sentir en las palmas de mi mano el frío de aquella madera y era justo lo que necesitaba para comenzar a hablar de mi pasado.
-Perdí a mis amigos hace unos meses atrás cuando mi bar se incendió. Fui el único que sobrevivió de aquella tragedia y hoy en día cargo con la muerte de ellos. Es algo resumido de mi vida o por lo menos de lo último que me tocó vivir. .
Me hubiera gustado contarle un montón de cosas respecto a mi vida, pero no sabía realmente por donde comenzar, había mucha información para largar tan de golpe a alguien que no sabía en que creería o en como se lo tomaría. Me moje los labios algo nervioso y deje escapar un suspiro, me limite a decir algo más, tal vez con el correr de los segundos podía ir completando mi historia.
-¿Crees en las cosas raras? Es decir… ¿Sobrenaturales?
Tal vez mi pregunta había sido algo tosca, pero sin duda la mayoría de las vidas en ese momento se relacionaban con algo sobrenatural y necesitaba ver si aquella jovencita se encontraba en el mismo camino que yo para continuar hablando de mi vida.







Siempre serás y siempre te veré
Como a mi hermoso rey
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Mar Nov 04, 2014 1:45 pm

Cuando Esteban indagó un poco más sobre el tema de Jay, me sentí un poco incómoda. No sabía si realmente me correspondía hablar sobre ese tema con alguien que apenas conocía. No era un asunto mío, era sobre la vida privada de alguien más. Y el hecho de que todo hubiese sucedido en circunstancias extrañas, hacía que no fuese un tema de conversación grato para mí. ¿Por qué cuanto más trataba de huir de lo sobrenatural más cerca parecía estar? Sentí el contorno de la pequeña botella de agua bendita, que me había dado Sam, dibujándose en mi bolsillo trasero. A veces los secretos pesaban más de la cuenta.
- Sí, era... un chico muy bueno. Me apena mucho por mi jefe. Sólo tenía nueve o diez años y era su único hijo. -
Y... ya había hablado demasiado.

- Es un lugar lindo como para que las personas solo entren a tomar cerveza. Pero no es tan distinto a mi bar. Por lo visto hoy en día todos buscan una bebida fuerte con alcohol. Las heridas no se van así nomás.
Asentí con la cabeza. Realmente, no sabía qué imaginaba Esteban sobre la cafetería pero estaba segura de que se sorprendería, o no, si observase qué clase de gente entraba ahí buscando algo para tomar.

El primer sorbo de café me recordó que había olvidado endulzarlo y me hizo fruncir un poco la boca. Conocía a alguien que, incluso así, ese café le parecería demasiado dulce. Revolví el bolsillo de mi delantal buscando azúcar y abrí el pequeño sobre observando como el polvo blanco se hundía dentro de la taza. Oí nuevamente la voz de Esteban mientras le daba otro sorbo a mi café.
No sabía por dónde empezar. No sabía si quería responder eso o no. Hablar sobre él significaba recordar todo lo que había sentido cuando lo había tenido cerca, todo lo que había dolido cuando ya no lo había tenido tan cerca, todas las preguntas y ese estúpido agujero negro que parecía crecer en mi pecho devorando todo alrededor.
- Sólo fue una idea. Nunca me pasó algo así. Tengo a toda la gente que quiero... alrededor. -
Mentirosa. Él se ha ido.
Esperaba que la conversación desdibujase pronto mi torpeza, realmente no quería ahondar en el tema. Para empezar, ni siquiera sabía por qué había abierto la boca. ¿Qué había pasado con eso de mantenerme callada, de no contarle a nadie mis secretos? ¿Cuándo me había convertido en un libro que amenazaba con abrirse para dejar que todos los demás leyesen sobre mi vida?
Esteban no tenía una buena imagen del fuego. Imaginaba que quizá había tenido una mala experiencia con algo de eso.

- Bien, podemos intentarlo, solo espero no asustarte con lo que voy a contarte.

Te sorprendería saber la clase de cosas que escucho en este lugar...
- Soy todo oídos. -
Si podía ayudar a un sujeto a aliviar sus pesadas cargas en una noche de resaca, al menos habría hecho algo bueno por alguien. Ya que, claramente, no podía hacer nada por mí misma para ayudarme a salir de la situación en la que me encontraba.
Notaba en sus palabras, cuánto le dolía hablar de eso. Me arrepentía de haber preguntado, pues no quería hacer que se sintiera mal, pero al mismo tiempo tenía muchas preguntas. ¿Quiénes eran sus amigos? ¿Cómo había sucedido el incendio? ¿Había sido intencional? Me mordí la lengua suavemente para amedrentar mis ganas de abrir la boca.

- ¿Crees en las cosas raras? Es decir… ¿Sobrenaturales?
Y aquí vamos de nuevo. ¿Era imposible relacionarse con alguien normal en ese maldito pueblo? Todos eran cazadores o vampiros... Empezaba a sospechar que la única persona normal, común y corriente que conocía era Jeremy.
- ¿Esta pregunta tiene algo que ver con la bala de plata que tienes en el bolsillo? -
Rayos. Había querido sonar cómplice pero eso había sonado como una horrible amenaza. Había prometido no hablar de esas cosas, había prometido olvidar todo lo que sabía sobre monstruos desde esa noche en que había despertado en el hospital. Tenía algo en mi otro bolsillo, algo que de repente se había convertido en la carga más pesada que llevaba encima, como si algo lo atrajese hacia el centro de la tierra y me quisiese llevar con él. El agua bendita, el crucifijo de madera de boj, el cuchillo que tenía cruzado sobre mi pantalón pegado a mi cintura. No, eso no estaba pasando. Me rehusaba a entrar en ese camino. Yo no había nacido para ser una cazadora. Yo era sólo una mesera. Entonces lo miré fijamente a los ojos y hablé, tragándome el enorme nudo que tenía en la garganta.

- Sí, creo. ¿Y tú? -
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Sáb Nov 08, 2014 8:05 pm

Note por su estilo de voz y su respuesta entrecortada que el fallecimiento de aquel niño no era un tema para hablar y mucho menos de mi incumbencia, por lo que escuche sus palabras y asentí con la cabeza dejando aquel relato por terminado, sabía que detrás había una historia mucho más compleja y larga de analizar, pero no era yo quien pudiera saber los secretos íntimos y personales del dueño del local. Note como los labios de la joven se fruncían un poco al sentir el gusto amargo del café, por lo que aquel gesto me hizo realizar una pequeña mueca en mis labios.
-No te gusta el café amargo ¿No?.
Pocas eran las personas que toleraban el gusto fuerte y amargo de aquella bebida, solía dejar un camino amargo en la garganta a cualquiera que no tolerara su sabor y no se quitaría tan pronto para olvidar aquel producto. En lo particular yo prefería el café amargo, estaba acostumbrado a beber cosas fuertes y el café era algo en particular que lo disfrutaba más de manera amarga. La voz de la joven hizo que me saliera de mis pensamientos con respecto al café y coloque mis ojos sobre los ojos claros de ella, podía notar que sus palabras decían una cosa, pero su mirada y tal vez su expresión corporal decían otra cosa, pero no iba a dudar de ella, cada uno sabía lo que debía decir frente a un completo desconocido como lo era yo en aquellos momentos.
-Es bueno tener a las personas que uno quiere al lado. Tenes muchas suerte. Aunque tus palabras anteriores hayan sonado un poco distintas a lo que ahora me decís.
La descripción que me había dicho anteriormente respecto a mi dolor podía ella traducirlo en perfectas palabras, a lo que me sonaba sorprendente es que a pesar de su descripción jamás hubiera perdido a alguien de su entorno. No por ello pretendía que sufriera de la misma manera que lo hacía yo, después de todo la vida solía ser complicada para algunas personas y yo me encontraba en la lista de las personas con más desgracia. Aun lamentaba la perdida de mis amigos, no pasaba una noche que no los necesitara a mi lado dándome algún loco consejo de la vida, aun me preguntaba cómo había hecho yo para salir adelante sin ellos y sin mi Rey.
Comprendí que mi historia no había asustado a la jovencita, tal vez al trabajar en un bar estaba acostumbrada a escuchar historias tristes, por lo que la mía era una más de aquel millón de historias. Por su aspecto solía tener la apariencia de una jovencita que le gustara ayudar a toda persona que cargara con un problema, olvidando un poco mimarse a ella misma con sus propias cicatrices. De repente y sin un aviso previo la joven lanzó una pregunta que hizo que mi ceño se frunciera rápidamente, tenía noción de la bala de plata en mi bolsillo, pero no creía que ella pudiera notar eso en aquel callejón oscuro, no era normal que una persona portara una bala como si fuera una simple moneda.
-Por lo que veo entendes del tema.
Pocas personas se percataban de una bala de plata, y ella por lo visto era lo primero que había visto sobre mis manos en aquel callejón. Tal vez me encontraba frente a una cazadora o algún ser sobrenatural, hoy en día era muy difícil percibir quien era bueno y quien era malo en ese mundo. La única tranquilidad que corría en ese momento por mi cuerpo era simplemente la idea de que si hubiera querido asesinarme ya lo hubiera hecho en el callejón y si así fuera ya no tenía más nada que perder en la vida, hacía mucho tiempo que alguien se había encargado de arrebatármelo todo. Coloque nuevamente mis manos en los bolsillos buscando la bala de plata y una vez encontrada la coloque sobre la mesa para que la jovencita pudiera verla de nuevo.
-¿Vos también tenes un bala de plata?
La mayoría de las personas creían que la bala de plata era una simple bala de colección, pero las palabras y la actitud de Livila me hacían comprender que ella sabía mucho más de lo que estaba diciéndome. Escuche con atención su pregunta con respecto de si yo creía o no en cosas sobrenaturales y dibujando una pequeña sonrisa asentí con la cabeza.
-Antes no creía. Desde que paso lo de mi bar siempre tuve la duda de que algo no estaba bien. Una noche alguien se me acerco y me explico muchas cosas. Y vos… ¿Cómo sabes tanto de este tema?
No quería juzgar a Livila, pero no tenía el aspecto de ser una cazadora, sus manos lisas y suaves, a pesar de no haberlas tocado, me daba a entender que no se dedicaba a la cacería donde los cuchillos dejaban grandes cicatrices en las manos y la pólvora de las armas dejaba la piel seca y rasgada, algo que a pesar de mi distancia no notaba en las manos de aquella jovencita.







Siempre serás y siempre te veré
Como a mi hermoso rey
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Lun Nov 10, 2014 2:38 am

Era bueno tener alguien con quien hablar. Muchas veces, llegada cierta hora de la madrugada, el lugar quedaba vacío por una o dos horas y era cuando me daba cuenta de que estaba cansada y tenía sueño. Nunca me había quedado dormida pero, más de una vez, Jeremy había estado a punto de encontrarme durmiendo sobre mi mano en alguna mesa o en el mostrador.
- No te gusta el café amargo ¿No?
Negué con la cabeza.
- Prefiero las cosas dulces. -
En muchos sentidos, la gente amarga como el café negro tampoco era de mi preferencia. Esteban no había quedado del todo convencido ante mi negativa. Claro, era mi culpa por haber hablado demás. A veces me odiaba cuando me debatía entre decir o no decir algo y terminaba pronunciando discursos retorcidos y atrapantes que convencían a la gente de que mentía y les hacía tener deseos de saber más. No planeaba contarle la historia de mi vida a un desconocido en mi lugar de trabajo a las, casi, cinco y media de la mañana. Que fuera un desconocido no era un factor determinante, la mayoría de la poca gente que conocía y en la que confiaba, poco pero confiaba, había comenzado siendo desconocida para mí. No me gustaba hablar de mí. Quizá, porque yo no me gustaba mucho a mí misma. Los hechos y las personas tenían en nuestras vidas el poder que nosotros mismos decidíamos darles y temía que decir ciertas cosas en voz alta las hicieran más fuertes y me fuese más difícil dejarlas ir. Como mamá... o todas las cosas que siempre me salían mal o no terminaban de salirme del todo bien.

Había sido sumamente arriesgada pero, como todo lo que decía, las palabras habían salido disparadas de mi boca sin previo aviso. Hacía tiempo que no me gustaba andar con vueltas, cuando quería decir algo lo decía. De todas formas, si quería mentir me iba a decir que no y ambos olvidaríamos lo sucedido. Alcé ligeramente las cejas cuando dio por sentado que entendía del tema y, la verdad era, que cada vez entendía y aprendía más cosas. No porque me gustase sino porque no tenía opción.

- ¿Vos también tenes un bala de plata?
Le di un largo sorbo a mi café, que ya empezaba a enfriarse.
- No uso armas. - eso no era del todo verdad. - Como dije antes, soy una simple mesera. Lo que ves es lo que hay, nada más. -
El resto de lo que había era eso que no le mostraba a nadie, a casi nadie...

Me apenaba haber dado lugar a que Esteban me contara sobre su pasado. Lo que había pasado con su bar no era nada grato y tenía la sensación de que, cada vez que lo mencionaba, una sombra gris de nostalgia devoraba sus ojos. No quería hacerlo sentir mal. Después de todo, con ese café pretendía animarlo y, al parecer, la conversación se había desviado completamente.
¿Cómo sabía tanto del tema? Que buena pregunta. Al parecer, el café ya estaba ganando terreno sobre el alcohol en el cuerpo de Esteban y lo estaba poniendo más que lucido para un buen interrogatorio.
- Escucho muchas cosas aquí adentro. No sé tanto, sólo algunas cosas... Reconocer balas de plata es una de ellas. -
¿Y quién te ha enseñado eso, Livila? ¿Quién te contó sobre los hombres lobo? Mi teléfono móvil sonó y me hizo dar un pequeño salto. Me reí.
- Lo siento... estaba distraída. - comenté mientras sacaba el móvil del bolsillo del delantal, donde tenía mi anotador, un lápiz, unas cuantas monedas y algo de pelusa.
"¿Cerraste con llave la entrada? No puedo dormir."
Era un mensaje de Jeremy. Sonreí y escribí rápidamente.
"Sí. Está todo tranquilo. Duerme por mí."

- Lo siento. - guardé el teléfono.
No quería que Esteban pensase que no le estaba prestando atención pero si no contestaba el mensaje tendría a Jeremy en piyama en la puerta en cinco minutos pensando que me habían amordazado en la cocina o algo peor.
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Esteban Ferrari el Dom Nov 23, 2014 8:59 pm

Podía entender que aquella jovencita no deseaba darme mucho datos de su vida privada, y aunque no le creía absolutamente nada de que ella no usaba armas no podía hacer más nada salvo asentir con la cabeza haciéndole creer a la jovencita que había creído su mentira, la mayoría de las personas solían pedirme la bala de plata para hacerse un collar sin tener la más mínima idea para que se utilizaba. Se creía que el hombre lobo era un simple mito y que la bala de plata era algo ficticio que se utilizaba a raíz de una moda y no de aquel animal sobrenatural.  Dibuje una pequeña sonrisa en mis labios al escuchar que lo que veía era lo que había.
-No siempre lo que se ve, es lo que realmente hay.
Y tenía mi personalidad como ejemplo, era raro que las personas supieran quien era realmente yo. Muchas veces mostraba ser un cantinero normal que ganaba su vida sirviendo tragos y escuchando a borrachos de sus malos momentos, aunque en la realidad tenía un pasatiempo como cazador y mi orientación sexual era algo distinta a lo que aparentaba con mi vestimenta y mi forma de hablar.
Deje que la joven diera una burda explicación sobre la bala de plata y asentí levemente con la cabeza intentando que ella creyera que yo me había creído aquella mentira, su aspecto y su postura ante todas las cosas que había visto en mi me había dado la seguridad que ella sabía más de lo que aparentaba en esos momentos, tal vez no se dedicaba a la caza, pero está más cerca de lo que uno creía de todo lo sobrenatural que rondaba por aquellos lugares.
-Te entiendo. En estos lugares las historias contadas por los personajes principales pueden ser realmente extrañas y aterradoras.
Eran pocos los cazadores que contaban su verdadera historia en los bares, pero con la ayuda del alcohol solían aflojar un poco la lengua dando a conocer cosas de sus vidas bastante sorprendentes y de las cuales uno tarde o temprano tomaría como ejemplo, con el correr del tiempo las cosas sobrenaturales se habían vuelto cada vez más comunes.
Comencé a sentir como un dolor agudo comenzaba a subir por mi cabeza y mis ojos comenzaba a arder como si tuviera un fuego constante en ellos, comencé a sospechar que era hora de acostarme un rato antes de abrir las puertas de mi bar, la resaca estaba comenzando a aparecer y si no descansaba un poco no iba a pasarla muy bien por la noche. Note como la joven tomaba el celular en sus manos y luego de una leve sonrisa contestaba rápidamente y volvía a guardar su celular.
-Bien, será mejor que me retire. Te deben estar esperando y yo tengo que ir a dormir un rato.
Me levante lentamente de la silla y colocando mi mano en los bolsillos de mi pantalón saque nuevamente unos billetes para dejar bajo la taza de café, sabía que la joven no quería mi dinero, pero era lo mínimo que podía hacer después de la ayuda que me había brindado.
-Insisto en pagar lo que consumí. Tu tiempo vale y agradezco la ayuda que me diste.
Dibuje una sonrisa en mis labios y acomode la silla de nuevo en su lugar, dejando todo en orden y buscando con la mirada la puerta de salida. Era hora de marcharme de ahí y dejar que la jovencita descanse de una vez por todas.
-Un placer Livila. Espero volver a verte pronto.
Y con una leve y rápida sonrisa me marche de aquella cafetería con la tristeza sobre mis hombros de nuevo.







Siempre serás y siempre te veré
Como a mi hermoso rey
avatar
Esteban Ferrari
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Livila West el Lun Nov 24, 2014 2:49 am

Ese mensaje me había recordado lo cansada que estaba. No veía la hora de que Jeremy llegase para poder irme a dormir.
- No siempre lo que se ve, es lo que realmente hay.
Cuánta razón tenía en eso. Por más transparente que fuese siempre era más lo que ocultaba, o intentaba ocultar de mí, que lo que le mostraba a los demás. Más para protegerlos a ellos que a mí. Yo ya no tenía forma de protegerme. Los capitanes al mando de la inminente batalla tenían carteles con mi cara en ella, todos.
Esteban no parecía del todo convencido con mi historia pero no tenía por qué preocuparme por eso. Lo que había dicho era todo lo que planeaba decir, ni una palabra más. Él, como buen cazador, tampoco era un libro abierto. Me había acostumbrado a una nueva forma de ver a los demás: yo daba información a cambio de información. No más Livila West para todo el mundo. A una mentira, yo respondía con otra mentira. Claro que no era de mi incumbencia el por qué llevaba esa bala de plata. Yo estaba armada, en más de un sentido, y no lo gritaba a los cuatro vientos. Estaba aprendiendo a moverme con cuidado.

Esteban debía retirarse y yo, muy a mi pesar, tenía que mantenerme despierta durante la hora y media que me quedaba. No debía ceder a la debilidad de quedarme dormida sobre alguna mesa, ni de avisarle a Jeremy, otra vez, que tenía sueño para que viniese más temprano a acompañarme. Algunas veces lo hacía sin que se lo pidiese. Siempre con ese afán por protegerme y yo siempre con ese afán por protegerlo...
Me tragué la sonrisa ante sus palabras. Ojalá tuviese a alguien esperándome. Había habido un tiempo para eso, ya no más.
Esteban insistió en pagar ese café. Se ve que no sonaba muy convincente a la hora de rechazar a la gente. Quizá por eso siempre me terminaba metiendo en problemas. Me faltaba algo de determinación y... firmeza a la hora de hablar.
Sonreí.
- Gracias. -
Reconocía, había sido un encuentro extraño pero grato.
- Si alguna vez necesitás un lugar, ya sabes... -
Durante el tiempo que había estado con Esteban me había sentido un poco menos miserable. Esperaba haber logrado al menos un poco de eso en él.


- Un placer Livila. Espero volver a verte pronto.
Se despidió. Me acerqué a abrirle la puerta y cerré con llave luego de que saliera. Me quedé observando el estacionamiento, la negrura de la noche interrumpida por algunos puntos brillantes representados por las farolas de la calle. ¿Cuánto faltaría para mi segundo encuentro con Ruby? ¿Cuál sería mi burda excusa para volver a encontrarme con Sam? Mi mente me acribillaría con preguntas hasta que saliese el sol y llegase mi hora de volver al motel. De eso, estaba segura.

ROL FINALIZADO
avatar
Livila West
Precognición
Precognición

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 11/07/2014
Edad : 24
Localización : Estados Unidos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01.....[Libre]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.