Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


001 Back to hell -Libre-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Dicky Ianacond el Jue Nov 06, 2014 9:25 pm

“Tu presa me siento, el gato con el ratón y mi prisión, es tu imaginación…Tus ojos despiertan y vida me prestará, no dejes que se cierren nunca más…”
Y mientras ese fragmento de alguna canción olvidada se hacía presente en su cabeza, un joven corría para escaparse de su destino ¿A qué le tienes miedo Dicky?”  Era la voz que retumbaba una y otra vez en su cabeza, haciendo eco de una pequeña y leve conversación con una mujer de aspecto encantadoramente hermoso, con una sonrisa brillante en su rostro, luciendo un espléndido cabello rubio. Estaba claro que cualquier hombre que la admirará sólo cinco minutos, quedaría prendado de tanta belleza. Dicky no se había quedado atrás, pero al encontrarse con aquellos ojos, tan espeluznantes que tan solo recordarlo se le ponía la piel de gallina, eran tan oscuros como el mismo miedo si tuviera un color. Su hermosura se volvió tenebrosa, su sonrisa se convirtió de pronto en una de terror. Pasó saliva, agradecía que la calle en aquellos momentos estuviera llena de gente, algunas caminaban apuradas a algún sitio en particular, otras simplemente estaban allí observando como él perdía lentamente el color ante la pregunta “No le tengo miedo a nada” Pensó mientras pasaba saliva, mentía no sólo Dicky lo sabía, sino que ella también estaba al tanto de todos los temores de él
-¿Nos conocemos?- Preguntó tratando de mantener la poca calma que había logrado juntar en aquellos momentos. Algo en su interior le decía que si, que con anterioridad se habían cruzado pero no recordaba en que sitio en particular.
Hacía varios meses que Dicky sentía que lo seguían, que se le aparecían imágenes extrañas en su cabeza y por sobre todas las cosas, el miedo se acrecentaba cuando llegaba la noche. Tenía un vago recuerdo de que en su pasado, el día que había podido escapar de las garras de las llamas, no sintió el miedo que ahora lo perseguía. Después de desaparecer y no regresar jamás al bar, donde sus amigos murieron, supo lo que era un alivio, nadie más moriría por él, de eso estaba seguro. Prefirió ser una sombra más, moverse con sigilo, ocultar su nombre, sus raíces y comenzar a trabajar su forma de parecer mucho más norteamericano. Comenzó a frecuentar bares donde el más pulcro era un motociclista alto con el cabello largo hasta la cintura e igual de grasoso que las mesas. Se quedaba en silencio, prefería no entablar conversación con nadie que no conociera “cuánto menos sepan de mí…” Y cuanto menos supieran de él, menos probabilidades de que tuvieran una muerte segura, cada persona que se acercaba a Dicky moría de una forma horrorosa, menos su padre.
Se aferró aún más al estuche de su guitarra, su única compañía de la cual se sentía orgulloso de llevar a todos lados y la que muchas veces le proporcionaba un techo y un poco de comida. Estaba harto de vivir como un indigente, pero era la única manera que había encontrado para sobrevivir todos aquellos años en las que fue acechado por sus temores.
Introdujo su mano dentro de su bolsillo y la sacó rápidamente, para darse cuenta de que allí todavía tenía algo de dinero, fue una sorpresa para Dicky, lo que decía que podía llegar a pagar un motel, quizá no de cinco estrellas, pero alguna que le proporcionara algo de alimento y una cama caliente para pasar la noche algo fría.
Sonrió, después de tanto tiempo, lo hizo, le resultaba extraño encontrar sensaciones lindas dentro de él, pero sabía que existían, que era cuestión de mejorar algunos aspectos y encontrar la forma de saltar a la fama con su música, quizá no luciendo de la manera que solía hacerlo, desaliñado, con el cabello revuelto, con ojeras. Llevaba siempre puesta una capucha que le cubría gran parte de su rostro y ropa oscura. Cualquiera lo pasaría por alto.
Llegó hasta el primer motel que encontró, en aquellos momentos tenía 40 dólares, estaba casi seguro de que algo con aquel dinero podía hacer. Abrió la puerta y un rostro regordete y encantador, una mujer con el cabello rizado, lo atendió de la mejor manera.
Le proporcionó una habitación “Toma, estas son ropas de mi hijo, creo que es tu talle” y tras darle un bulto con algo de ropa, murmuro las palabras que más le dolían “Pobre muchacho
No necesitaba la compasión de nadie, no demandaba esas miradas de lástima que veía en los rostros de los transeúntes que se detenían a escuchar su música. Cerró la puerta y se quedó allí, contemplando una habitación en penumbras. Sin más decidió que era una buena oportunidad de asearse  y luego iría a comprar algo de comida, al menos aquella noche trataría de parecer alguien dentro de todo normal.
Una vez limpio, se probó la ropa que la mujer que había proporcionado, tal cual lo predijo, la ropa de un muchacho que no conocía le quedaba a la perfección. Se acercó al espejo y se encontró con un Dicky que hasta podría parecer el de años atrás, con altercados familiares, pero feliz de haber encontrado alguien que lo quería.
Salió del baño, con la idea de tomar su campera y salir del motel para conseguir algo de víveres y luego permanecería allí encerrado hasta el otro día, se sentía seguro y eso le resultaba extremadamente extraño. Algo en esa tranquilidad le resultaba ajeno, hasta desconfiaba de todo lo que sucedía a su alrededor, las lueces comenzaron a parpadear, Dicky tenía la certeza de lo que sucedería luego. Se apagaron por completo, dejándolo envuelto en una oscuridad inquieta, donde sus temores se vieron reflejados. Permaneció mudo, pero entendía la situación, no podía quedarse mucho tiempo allí, otra vez debía escapar.
-No es tan difícil encontrarte, querido- Una voz femenina se hizo presente en el recinto, aquella voz que le resultaba tan familiar que lo aterraba. Se aferró aún más a su campera y se acercó a su guitarra, si escapaba tenía que hacerlo lo más rápido posible.
Y sin pensarlo dos veces, se arremetió contra la puerta, notó que unos dedos se aferraban a su antebrazo, infringiéndole cierto dolor. Tiró de aquellos dedos que eran como garras y abrió la puerta, allí todavía existía la luz y disparó para acercarse a esa iluminación, embistiendo con un cuerpo humano, cayendo al suelo.







No puedo precisar
sino te canto mi canción
avatar
Dicky Ianacond
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Crowley el Dom Nov 09, 2014 12:47 am

Un coche oscuro estaba estacionado frente a un motel de mala muerte, medio pelo para alguien que en tan poco tiempo había amasado una fortuna de lo más prometedora. En menos de diez años había logrado un imperio que todos envidiaban y ahora se escondía en un motel donde las ratas eran las meseras.
Crowley entrelazo los dedos y se quedó pensativo, realmente esperaba que dieran las doce de la noche, tiempo que se cumplía de lo pactado hace diez años atrás, cuando una mujer de unos veintitantos le había vendido su alma para que el demonio de ojos rojos le diera el poder de obtener una gran fortuna y comprar el imperio robado, la historia personal de cada individuo al que él le ofrecía un trato era algo que al demonio no le importaba en lo más mínimo, mientras después cumplieran con lo que le habían prometido.
Eran esas pequeñas cosas las que le molestaban, el tener que buscar al humano para que cumpliera con el pacto le afectaba los nervios y allí estaba Crowley con su perro del infierno, enorme y feroz.
-Ya, ya amiguito. Faltan menos de un minuto para que puedas desgarrarle la carne
Era feroz y la mayoría de los demonios le temían. Nadie se atrevía a llevarle la contra a Crowley quién carecía de paciencia.
Fijó su vista en la ventana y notó que un demonio se adentraba al motel, no le importaba demasiado porque uno de sus hermanos de poca monta estaba en aquel motel. Dieron las doce y el demonio abrió la puerta de su coche para que su perro corriera rápidamente a la puerta doce. Crowley se bajó también del automóvil y camino con pasos lentos hasta la puerta donde ahora se escuchaban gritos de terror. Cruzó por su rostro una sonrisa de triunfo.
Traspaso el umbral y allí estaba la chica, agazapada entre el ropero y la cama todavía armada.
-Han pasado los diez años, Darling, es tiempo de que tu alma se quede con papi
La mujer alzó los ojos bañados en sangre, mientras el perro gruñía cerca de esta. Ella le imploraba que la dejará vivir, pero a Crowley le gustaba que las cosas se llevaran a término, aunque claro esta vez ella no le ofrecía nada que pudiera serle útil, no le convenía dejarla con vida.
-Ya tienes tu cena Nerón
Y tras decir aquellas palabras, giró sobre sus talones y se marchó con un alma nueva para su colección y con los gritos aterradores de una mujer que lloraba por su vida. No noto que un cuerpo humano chocaba contra él, provocando que trastabillara, pero sin llegar a caerse, tomándose rápidamente de la barandilla.
-Maldición
Mascullo con fastidio, dedicándole una mirada de odio al muchacho que había chocado con él. Recordó en ese momento a la mujer demonio que había visto hacia menos de cinco minutos y supo que el pequeñín tenía algo que ver en todo aquello
-Con una simple disculpa puedo llegar a perdonarte.
Y notó que el chico se encontraba fuera de si, esa cara de terror era la que llevaban los humanos cuando se encontraban con algún ser sobrenatural del cual no se encontraban tan acostumbrados, era una excelente oportunidad de robarle un alma a un demonio de ojos negros.
-¿Qué te sucede chico?
Pregunto intrigado mientras miraba hacia atrás. La demonio no se acercaría a Crowley, nadie quien se quisiera demasiado sería capaz de acercarse al rey de las encrucijadas.
-Te invitaré a tomar algo, claro, si te levantas del piso.
Y espero paciente, aunque su paciencia era puro interés, necesitaba saber el motivo por el cual aquella estaba tan interesada en atrapar a una rata de laboratorio como le estaba pareciendo aquel muchacho sin ningún talento en especial.
avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Dicky Ianacond el Miér Nov 19, 2014 1:33 am

Dicky no sabía que era lo peor si verse enfrentado con la mujer que ahora no se atrevía a salir de la habitación o a los pies de un hombre con acento inglés tratando de que el muchacho le dijera que lo sentía, se encontraba en una situación en la que claramente no podía escapar con facilidad. Se levantó del suelo con dificultad y se acomodó sus ropas, ahora sucias por el impacto y realmente se lamentaba que estuvieran en ese estado ya que la mujer había sido muy amable en prestárselas.
-Lo lamento- Murmuró el chico mientras inclinaba la cabeza y aferraba la guitarra que estaba a sus pies –No he querido chocar contra usted- No se sentía cómodo con la presencia del hombre, pero notó que la mujer-sombra que lo seguía a todos lados, se encontraba sin salir de la habitación, observando la situación como si ella realmente no pudiera participar de la fiestita privada.
Por un lado Dicky sintió un gran alivio, se podría escapar de ella al menos un cuarto de tiempo, lo que podría durar la conversación con aquel extraño, pero también le perturbaba un poco el hombre que emanaba un aura escalofriante. Como era de esperarse, el muchacho usó su don, llevó toda su concentración para adentrarse en la mente de aquel hombre bajito, aunque no tan bajo como lo era Dicky. Una barrera le impidió que este pudiera meterse más allá de unos pensamientos que le eran imposibles visualizar, lo mismo sucedía con la mujer y eso lo alarmó, luego recordó que no con todos era fácil meterse en sus cabezas y jugar con sus pensamientos e imágenes.
Lo sacó de sus pensamientos nuevamente la voz del hombre –No me sucede nada- Pero ni siquiera sonaban convincentes las palabras que emitía. Se mordió el labio, quizá para darse por enterado de que aún seguía despierto, envuelto en esas pesadillas, notaba que a pesar de que se había salvado momentáneamente a la mujer, se había topado con algo mucho más terrorífico.
¿Tomar un trago con él? Y tras decir eso, giró apenas su cabeza, la mujer seguía allí pero no lo observaba a Dicky, sino al hombre que le había hecho una pregunta y que el muchacho tenía que contestar. Paso saliva y asintió con la cabeza –Si, estaría bien para mí- Su cuerpo no toleraba demasiado el alcohol, pero aun así necesitaba escapar, al menos de allí, luego pensaría la manera de salirse con la suya y escaparse de aquel hombre –Conozco un bar que no está lejos- Se colocó la guitarra la hombro y comenzó a caminar lentamente, esperando que el hombre lo siguiera en su paso. Si bien era un buen momento para echarse a correr, algo dentro de la mente de Dicky le decía que no lo hiciera.
Llegaron al bar, apestaba a alcohol a humo y a sudor, un antro de mala muerte donde el hombre más pulcro era el de la barra. Se adentró mucho más, quería que estuviera rodeado de gente que al menos saltara en su defensa, había entablado conversación con Jake, el hombre de la barra y con algunos otros intercambio de palabras que no llevaron a más, aunque algunos de allí habían contribuido a que Dicky pudiera comprarse esa guitarra que llevaba para todos lados.







No puedo precisar
sino te canto mi canción
avatar
Dicky Ianacond
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Crowley el Mar Dic 02, 2014 12:55 am

Lo miró, al menos el demonio rescataba que se estaba disculpando. Colocó una mueca en su rostro y bufó. El chico parecía un poco joven para encontrarse tan temprano, al menos para él, envuelto en situaciones con demonios, no comprendía a los jóvenes de hoy que no se esmeraban en nada y que pedían pactos como si se trataran de las hamburguesas de Burger King.
-¿La señorita te estaba molestando?
La miró directamente al demonio que llevaba el cuerpo de una mujer muy hermosa, de la cual Crowley probablemente se acostaría si tuviera la oportunidad, pero sabiendo que quizá la mujer perteneciera al bando enemigo lo pensaría mejor.
-¡Toneterías!
Espetó con el ceño fruncido mientras observaba como el muchacho se levantaba del suelo con dificultad, no se iba a arrugar su traje italiano por un humano tan común y corriente como aquel jovencito torpe.
-No me digas usted, soy tan joven como tú.
Quería decirle que era un chico idiota, pero se tragó sus palabras.
Notó que algo quería meterse en su cabeza. Levantó la vista y se encontró con la mirada de la mujer pero le parecía poco probable que fuera aquella que quisiera sacarle información e inmediatamente se dio cuenta de que el corderito que tenía frente a él, era mucho más que un simple humano estúpido. Dibujó una sonrisa.
-Vaya, vaya ¿Qué tenemos aquí, Corderito?
Era un civil especial, como solían llamarlo en su jerga y el demonio de ojos amarillos estaría sumamente complacido si le llevaba como obsequio algo como eso. No podía estar más contento con el descubrimiento
-Tendré que darte las gracias, Jenna
Sonrió irónicamente a la mujer que abría los ojos de par en par. Crowley había descubierto el secreto y ahora el muchachito estaba en su poder. Ya se estaba imaginando grandes planes para alguien que parecía tan insignificante.
Espero, aunque ya se estaba tornando un poco impaciente hasta que el corderito hiciera funcionar su pequeño cerebro para ofrecerle un Wisky.
-Pensé que debido al golpe te habías quedado mudo, pero veo que ya has recuperado la voz.
Usaba su ironía con suma frecuencia y por lo general la gente no entendía que ese era su mecanismo de defensa, además su arma más seductora, de esa manera podía ganarse el corazón o mejor dicho el alma de los humanos tan vulnerables como eran aquellos humanos.
Caminaron, Crowley seguía sin decir palabra pero sin quitarle la mirada de encima, al chico que no tenía nombre pero que el demonio ya había bautizado como “Corderito”. Llegaron a un bar que el nombre le quedaba largo.
El demonio abrió los ojos sorprendido y metió las manos dentro de su saco negro, produciendo un ruido de disgusto con la lengua
-Si no tienes dinero, podrías haberlo dicho. Está vez invitaba yo.
Notó que el Corderito ya se estaba metiendo al sitio más inmundo de todo el planeta. Si bien el demonio tenía pleno conocimiento de algunos lugares tan asquerosos como aquel, en aquellos momentos necesitaba al menos sentarse en una silla que estuviera vacía de polvo o ceniza.
-Esto tiene que ser una maldita broma
Disgustado entró detrás del muchacho. No existía un hombre que conociera el jabón y eso disgusto al demonio.
-La próxima vez seré yo quien elija el lugar.
Se sentaron, uno enfrente del otro y el demonio corrió lo que parecía un cenicero lleno de ceniza asquerosa. Se acercó a la mesa el cantinero, la única persona que parecía aseada y preguntó con voz de ultratumba que deseaban tomar. Crowley alzó la mirada
-Bien, Chewbacca, una cerveza está bien para mí
Hubiera preferido no tomar nada de aquel sitio tan poco pulcro, pero algo le decía que el corderito después de todo era bastante lobito, porque en el bar había uno que otro cazador, tenía que andarse con cuidado y no despertar sospechas.
-Muy bien, Ya que nos encontramos solos ¿Qué hacías con una mujer como aquella?
Clavó su mirada pícara en la cara de miedo del chico, a pesar de que parecía muy joven, presentía que había mucha historia que contar, Crowley ya se veía toda la noche en aquel bar de la mala muerte siendo de psicólogo.
avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Dicky Ianacond el Jue Dic 25, 2014 5:46 pm

Dicky volvió a mirar sobre su hombro, la mujer no se movía de su sitio, pero aun así no le dejaba de echarle miradas asesinas al hombre que ahora estaba entablando conversación con el chico ¿Qué podía decirle? Ella siempre estaba ahí para molestarlo y para hurgar en sus más oscuros deseos y su pasado del cual no estaba dispuesto a revivir. Negó con la cabeza –No, no es necesario- Dicky no era una persona que se explayara demasiado en sus sentimientos y mucho menos dado con gente que no conocía, algo en su interior le decía que aquel hombre no era cualquier ser humano, hasta incluso él se preguntaba si aquel era realmente humano.
No entendió la pregunta que se desprendió de los labios del hombre, simplemente se limitó a fruncir el ceño -¿Por qué me llama corderito?- Odiaba con toda su alma a aquellas personas que le ponían apodos absurdos, como era el caso de aquel hombre con su vestimenta italiana, debía de costar mucho dinero y eso le dio una excelente idea al chico. Quizá podría engatusarlo, envolverlo en una historia para que se abriera a él, ya que le era imposible penetrar en su mente, sacarle algo de dinero y sustentar al menos una semana más hasta que no le quedará más opción que regresar a sus malos hábitos. No le parecía correcto juga con los sentimientos de nadie, había sacado la conclusión de que las mujeres eran mucho más difíciles de atrapar, debido a que eran un poco más desconfiadas, en cambio los hombres no podían vivir sin despertar su instinto, esperaba que fuera sencillo emborracharlo.
Quizá el bar no era el mejor sitio, realmente Dicky no conocía otros, aquel entorno era el que mejor se manejaba, nadie se molestaba en fijarse en él a menos que uno quisiera, no podía apuntar a nada más alto. Tal parecía que el hombre no se sentía muy a gusto y lo hizo notar con sus comentarios mordaces, de todas formas Dicky dejaba pasar mucho de aquellos, cuanto menos entablara conversación con el desconocido y no forjara una relación, le resultaría mucho más fácil luego, robarle el dinero.
El cantinero se acercó a ellos y notó como el hombre que aún no tenía nombre, usaba sus bromas contra el hombre alto y peludo –Yo estaría bien con una cerveza- Y fue todo lo que dijo, mientras veía como el cantinero se alejaba sin mencionar palabra alguna. Los ojos pardos de Dicky nuevamente se dirigieron al hombre –No se tu nombre- Comentó acomodándose mejor en la silla, había dejado un poco la hermeticidad que en un principio le presento al desconocido, quería que aquel se sintiera cómodo con él, de esa forma le sería mucho más sencillo tratar de descubrir quién era, quizá un empresario multimillonario o algún matón que por desgracia se había topado en el camino –Yo soy Dicky- Se sorprendió, jamás decía el nombre real ante hombre que luego le robaría, simplemente usaba nombres que luego olvidaría, como los rostros.
Desvió la mirada, algo disgustado, no le gustaba hablar de él, por lo general Dicky era quién formulaba las preguntas y en base a eso comenzaba a invitar historias para llevarlo hacia sus redes, tal parecía que iba a tener que cambiar de táctica –Esa mujer tal parece que me conoce, ella es la que me sigue- Y fue todo lo que dijo al respecto, recordaba que él la había llamado por un nombre que ahora no resurgía en su cabeza. Clavó sus ojos en el hombre y se animó a que saliera de su boca una pregunta -¿La conoce?- Pregunto, esta vez interesado en lo que este podría decirle.

Off: Perdón la demora, como también pido disculpas por lo soso que es el rol, pero mi cerebro se ha ido de vacaciones.







No puedo precisar
sino te canto mi canción
avatar
Dicky Ianacond
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Crowley el Dom Dic 28, 2014 12:39 am

Off rol: No importa Kiddo! Pensé que te habías olvidado del viejo Crowley. Yo creo que estuvo genial!

[Vaya, que el chico es poco demostrativo]
Pensó el demonio mientras se cruzaba de brazos. En su vida como demonio se había tropezado con gente como el mocoso que ahora estaba frente a él, no le sorprendía que tuviera tan pocas palabras que un diccionario escrito en chino. Crowley encontraría la manera de hacerlo caer, porque consideraba que todos los humanos en algún punto llegaban a su punto culmine y caían.
-No esperaba otra cosa de ti
Comentó el demonio mientras escuchaba como el chico se pedía una cerveza, de todas formas en aquel bar de quinta no se podía esperar otra cosa. Siguió con la mirada como el cantinero se marchaba de su vista, se encontraban ellos dos solos en aquellos momentos y le daba una buena oportunidad para indagar mucho más en la vida de aquel corderito que le serviría de llave para ganarse unos puntitos más con el demonio de ojos amarillos. Tan solo pensarlo se regocijaba de emoción.
Se quedó en silencio unos buenos segundos, eso le daría un aire mucho más misterioso. Le gustaba llamar la atención de sus posibles víctimas y el pequeñín no iba a ser la excepción.
-Mi nombre es Crowley
Mencionó el demonio mientras le dedicaba una sonrisa y sintiéndose glorioso, dudaba que el humano pudiera saber de quién se trataba, ni se podía siquiera imaginar el chico que estaba sentado con el posible rey del infierno, claro, si todo salía bien. Tenía que saltar un par de obstáculos que se encontraban en su camino pero no era un motivo para desanimarse, Crowley nunca lo estaba.
-Que nombre más…¿Cómo decirlo sin parecer…? Lo diré de todas formas. Que nombre más ordinario.
Podría haber hecho otra elección de palabras para decir aquello, sabía que de esa forma le sería mucho más difícil ganarse la confianza del corderito. Sin embargo el demonio no podía actuar de otra forma que no fuera su personalidad habitual.
-No creo que te llames así ¿Verdad? A menos que tus padres fueran Hippies o algo por el estilo.
Hizo un ademán con la mano, él estaba seguro de que los padres del pequeñín eran seres humanos tan normales que hasta daría asco. Además consideraba que los Hippies al menos tenían mejor gusto con los nombres.
Asintió con la cabeza ante la pregunta del chico.
-Si, la conozco. Tuvimos…ya sabes.
No hacía falta mencionar que tipo de relación habían tenido antaño, de todas formas no iba a entrar en detalles con un corderito que no tenía por qué enterarse de lo que había sido el pasado de Crowley.
-Ahora la cuestión importante aquí ¿Por qué te sigue?
El demonio comenzaba a realizar su jugada, era turno de que el muchachito comenzará a responder a su interrogatorio, luego decidiría que haría con la información y lo más importante aún. Que haría con el chico.
avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Dicky Ianacond el Mar Mar 31, 2015 9:30 pm

Off: Disculpa por la terrible demora!

Dicky entornó una ceja y se quedó observando un poco más a aquel hombre que movía la boca para dejar escapar un nombre que no le parecía ni siquiera conocido. Un suspiro se desprendió de los labios del chico y se acomodó mejor en la silla para mirarlo directamente a los ojos de aquel ser que no le quitaba la mirada de encima -¿Eres algún tipo de persona conocida? Porque si esperas a que te reconozca, no lo lograrás. No miro televisión- Terminó cortante el joven mientras colocaba las muñecas sobre el borde de la mesa sin desprender sus ojos azules en los de aquel hombre. Tenía una sensación de lo más extraña para con él, por un lado sentía que podría llegar a convertirse en su salvador, siempre y cuando Dicky permaneciera a su lado y algo dentro de él, se movía como previniendo que Crowley no podía traer nada bueno si unían sus manos. Por otro lado, poseía una mirada aterradora, que asustaba al más malvado de la tierra.
El comentario no le sorprendió, porque Dicky era simplemente el apodo que él se había apropiado –Guillermo es en realidad mi nombre ¿Realmente has pensado que mi nombre era Dicky?- Una media sonrisa se dejó ver en aquel rostro joven. Jamás en toda su vida había hecho dos cosas que en aquel momento se percató. Uno de ellos era decir su verdadero nombre, ni siquiera Esteban lo sabía ¿Por qué ahora se lo mencionaba a aquel completo extraño que ese era su nombre real? Y por otro lado, no comprendía muy bien el motivo por el cual no podía levantarse de allí y simplemente marcharse de allí -¿Qué tiene de malo que mis padres sean o no Hippies?- Se encogió de hombros, no iba a hablar más de su familia, aquella que pretendía olvidar pero que siempre surgían situaciones en los que los traía a sus recuerdos más tenebrosos. Las pesadillas que lo perseguían de noche eran las más terroríficas para él, donde se encontraba mucho más vulnerable y solo –No creo que te interese quienes fueron mis padres ¿No?-
Las palabras del hombre si le habían impactado, conocía a la mujer que lo seguía. Aquella que tenía los ojos más oscuros que la misma noche. Paso saliva y se quedó contemplando al hombre, si se conocían, era probable que él también tuviera algún motivo especial para que estuviera allí con Dicky –Si la conoces, deberías saber el motivo por el cual me sigue- No quería mencionarlo él pero decidió descubrirlo. Estaba seguro de que no funcionaría, como le paso con la mujer, que era un laberinto entrar en la mente de un ser tan oscuro como aquella. Entrecerró los ojos y se concentró.
Se encontró con una pared, cada vez que se adentraba mucho más en aquella mente, más huecos y obstáculos se iban creando –No eres humano- Concluyó al fin mientras se erguía como una serpiente a punto de atacar. Ahora si, se encontraba en el mismo infierno ¿Quién era aquel hombre que inocentemente se había acercado a él? Todo parecía planeado ¿Por qué?







No puedo precisar
sino te canto mi canción
avatar
Dicky Ianacond
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Crowley el Vie Abr 03, 2015 12:53 am

Una pequeña carcajada se le escapó por los labios al demonio.
-Claro, es evidente que no me conocerás muchacho.
Le parecía hasta enternecedor que un humano mediocre como aquel chico le preguntará a él si realmente se trataba de alguien conocido. En la vida cotidiana, un ser humano jamás oiría el nombre de alguien tan conocido como Crowley, pero en el infierno no existía ningún demonio que no supiera como se llamaba.
-Mi rostro no es para la televisión, muchacho. Yo soy más del teatro. Me imagino que tampoco te acercas mucho a ese establecimiento. Los chicos de ahora no lo hacen. Son algo incultos.
El muchacho no parecía que tuviera poder adquisitivo para poder comprarse siquiera una entrada para el cine. Con la ropa raída y algo sucia le decía que aquel pasaba la mayor parte al costado de la ruta esperando que algún alma bondadosa lo acercara a cualquier parte del mundo. Lo que Crowley denominaba un alma errante.
El comentario de Guillermo realmente le sorprendió y logró que el demonio de ojos rojos se echara a reír con fuerzas.
-Me has pillado, muchacho. Por un momento pensé que tus padres tendrían algún problema y te habían puesto ese nombre de lo más espantoso.
No le molestaba, ni le perjudicaba en lo más mínimo si a aquel chico le incomodaba que le dijera que aquel nombre era de lo más horrible. Hizo un ademán con la mano.
-He conocido nombres mucho más feos.
El demonio silbó ante la embestida de palabras de aquel gatito inofensivo.
-No tengo nada en contra de los Hippies, que fumen hierba si quiere. Tampoco es para que te lo temes tan a pecho, gatito.
Y se encogió de hombros, demostrando que se sentía arrepentido por sus palabras. En algo Guillermo estaba equivocado, para Crowley era importante saber quién había sido el padre o la madre de aquel chico. Por algo los demonios lo perseguían como si ellos fueran abejas y aquel la miel que los atraía. Se estaba siendo muy complejo averiguar el motivo real de la relación que tenía con la mujer que horas atrás estaba en la habitación del motel.
Como si algo fuera suerte para el demonio, la respuesta llego tan rápido que mismo le sorprendió. Una sonrisa se hizo presente y cruzó los brazos, evitando regocijarse más de la cuenta. Eso era buena suerte y debía considerarlo como un buen presagio.
-Es verdad, no soy humano. Pero tú, gatito. Tienes un don que es muy especial. Puedes leer mentes ¿Cierto? Y me quiero imaginar que te resulta sencillo controlarlas ¿No? ¿Desde cuándo lo sabes?
No iba a permitir que un pez gordo como aquel muñequito se le escapara.



Crowley
The Next Kinf of Hell
avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to hell -Libre-

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.