Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


002 Cupid's bow

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

002 Cupid's bow

Mensaje  Crowley el Sáb Nov 08, 2014 10:40 pm

La carretera se encontraba casi desierta; ningún auto que pasaba. Sólo uno, un auto de última gama, de color oscuro y con las ventanillas polarizadas estaciona en la banquina.
De allí no baja nadie hasta pasada la media hora, un hombre que los cabellos canos camina en dirección al cruce de caminos, lleva consigo una pequeña caja y algunos elementos más que pudiera servir para llevar algún siervo de Lucifer. Las flores amarillas se mecen con el poco viento que corre y el sol comienza a ocultarse detrás de una enorme nube gris.
El hombre no le presta atención a estas simples cosas y se detiene justo en el medio de la carretera para comenzar a cavar un pequeño hueco, la tierra está demasiado seca y rocosa, pero no se detiene ante aquellos inconvenientes. Allí dentro coloca la pequeña caja y tapa con la tierra su tesoro.
El sol permanece escondido, dejando el sitio en penumbras, el viento comienza a soplar con intensidad, volando los cabellos canos del hombre que ahora se lleva una mano a la cara para taparse de la tierra.
-Dr. Warren Wallace, que grata sorpresa.
Un hombre de estatura media baja, vestido de oscuro con una llamativa corbata escarlata y un poderoso acento inglés se hace presente en el sitio, justo encima de donde se encontraba el cofre. El hombre quitó la mano de sus ojos y se concentró en la figura que ahora estaba frente a él, con una sonrisa en su rostro. Permanecía mudo y sorprendido ante la aparición del individuo
-Al menos di hola.
El demonio dejó salir su tono de disgusto, pero aun así allí tenía trabajo, y aquel doctor era un alma demasiado importante para dejársela a cualquier papanatas que la quisiera. Crowley era de esos que pensaba que para hacer un buen trabajo había que hacerlo uno mismo, aunque no le gustaba demasiado ensuciarse las manos.
-Te estás preguntando quien soy ¿Cierto? Déjame decirte que soy el que te dará tu mayor anhelo, pero nada es gratis en esta vida. Así que negociemos.
El doctor tomo conciencia que una vez allí ya no podía echarse atrás y tomo el valor suficiente para generar una conversación con el desconocido.
-Mi esposa, está muy grave y necesito que la salves.
La voz del doctor era implorante y llena de angustia, algo que le gustaba percibir al demonio cuando se encontraba con aquellos que estuvieran dispuestos a hacer tratos como aquellos. Una sonrisa apareció en el rostro de Crowley y asintió con la cabeza, aunque evito que se notara demasiado que comenzaba a gozar de estar en aquella situación, donde él era el único que podía salvarlo. Puso cara de consternado y asintió levemente con la cabeza
-Mi trabajo es ayudarlo doctor, pero usted también tendrá que hacer algo a cambio. Nada es gratis en este mundo cruel y lleno de intereses personales.
Crowley siempre escuchaba lo mismo de aquellos que realizaban el ritual para los demonios de las encrucijadas, y por lo general no era él quién acudía a esos pedidos. Pero con el doctor era diferente, primero no era un alma común y segundo este tenía algo que Crowley quería tener en su poder.
-Te diré rápido el protocolo. Le concederé a tu esposa mucha vida por delante, gozara de una salud de hierro, tienes diez años y blah blah blah ¿Firmas? Ah, se me olvidaba y ya que estamos hablando de negocios, estaría bien un Wisky en estos casos, Tienes algo que me gustaría tener.
El doctor Wallace quedó perplejo ante la velocidad de las palabras del demonio y sin entender una sola de ellas, asintió con la cabeza.
-¿Qué es lo que tengo que le pertenece?
-Todavía no me pertenece ¿Escuchó alguna de mis palabras? No me gusta repetir. Tienes en tu despacho un arco blanco y decorativo que te ha salido una buena fortuna cuando eras joven, eso es el arco de cupido y lo quiero.
-Pero es solo un objeto
-Para ti es solo un estúpido objeto, para mi no lo es.
-Está bien, es tuyo.
Le dijo el médico asintiendo con la cabeza, sin comprender muy bien porque aquel se interesaría por algo tan común como eso. Crowley se acercó al doctor y tras sonreírle y murmúrale que era parte del protocolo, le da un beso.
-Pacto sellado. Gracias y ahora disfruta de tu esposa. Al menos estos diez años.
El doctor aun perplejo por lo sucedido sube a su coche y se aleja de allí, mientras que en las manos del demonio aparece un arco blanco y dorado.
-¿Te ha parecido interesante lo que has visto?
Pregunto a nadie en general, pero sabía y sentía la presencia de alguien más en aquellos momentos. No estaba solo.

avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Jo Harvelle el Mar Nov 18, 2014 11:15 pm

Para las personas comunes quizá las carreteras eran simplemente eso, carreteras, aburridas en todo sentido, nada que pueda llegar a ser realmente interesante, pero debíamos admitir que las cafeterías del lugar muchas veces son increíbles, aunque los cafés no tan buenos.
Tamborileé mis dedos sobre el manubrio de mi coche y presté atención a la canción que sonaba ahora en la radio, me había modernizado y deje el casette para usar pendrive y Ipod, objetos realmente increíbles. No quité los ojos de la carretera, me dirigía a las afueras de Nebraska, no quería alejarme tanto de mi hogar y más sabiendo que había demonios que merodeaban la zona, me había llegado el rumor de que esos bichos asquerosos estaban por todas partes, no entendía muy bien el motivo, corrían rumores por todos lados y eran simplemente eso, rumores ¿Quién diría la verdad? Eso era lo que debía averiguar.
No tenía ningún caso en mente, simplemente necesitaba alejarme un poco del calor sofocante de mi madre que no paraba de echarme miradas asesinas “Oh, vamos, yo no fui la que echo a perder el bar” Comenté enojada, no había tenido la maldita culpa de que uno de los cazadores, hubiera abierto la puerta para dejar entrar alguno de ellos. Agradecía que el Road House todavía siguiera intacto, no quería ni pensar en lo que le había sucedido al anterior. Si habíamos tenido varios de nuestros colegas muertos y tuvieron su sepultura habitual, nadie sabía si James, Jaime o como se llamase, tuviera hijos, esposa o un perro al que debían darle de comer, simplemente sus restos ahora eran ceniza, que vida tan fea.

Mi coche comenzó a hacer ruidos extraños –No te conviertas en una mierda- espeté enojada mientras le asestaba un puñetazo al manubrio, y como si él realmente me odiara, simplemente se paró –Eres genial, genial-  Me encontraba hecha una furia, quería prenderlo fuego allí mismo, tenía algo de gasolina en mi maletero, pero no…no debía me había costado dos meses poder robarlo como era debido. Me bajé de esa chatarra y cerré la puerta con furia, tomé mi bolso donde guardaba mi preciada colección de cuchillos, entre ellos el de mi padre y comencé a caminar por la banquina, esperando que alguna alma caritativa me lleve a una estación de servicio para poder llamar a la maldita grúa o encontrar algún técnico. Comencé a caminar, sin tener ningún rumbo fijo, aunque si encontraba un bar me metería en él, almorzaría algo y pensaría que hacer.
Algo llamó poderosamente mi atención, un auto que no parecía encajar con el paisaje y me percaté de que me encontraba justo en un cruce –Ah dios- y me dispuse a esconderme detrás del primer matorral que vi. No pude escuchar con exactitud que decían, sus palabras desde allí no se escuchaban claramente, pero noté que eran dos hombres y uno de ellos era un demonio.
Busqué entre mis objetos un arma, sabía que no le haría nada pero al menos trataría de que me digiera algo y vería la manera de encerrarlo.

El pacto quedó sellado y entonces noté como el demonio se quedaba solo “¿Te ha parecido interesante lo que has visto?” ¿Me hablaba a mí? Salí de los matorrales y le apunté la cabeza, ya mi día no podía ponerse peor –Nunca me parece interesante un trato- Noté que tenía un acento inglés y que se encontraba lleno de soberbia, como todos los demonios. Me estaba preguntando, como diablos terminaría todo esto…




Hello B...tches

'BY JOSSIEASLEY ©'
avatar
Jo Harvelle
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Crowley el Sáb Nov 22, 2014 1:37 am

Detrás de los matorrales se apareció una mujer, rubia y muy joven “Una cazadora” Pensó el demonio mientras acentuaba una sonrisa irónica en su rostro. No le sorprendía que por esos lares apareciera un cazador, pero nunca se imaginó que se tratara de una niña. La muchacha lo apuntaba con un arma directo a su cabeza.
-Espero que no tengas la intención de usar eso conmigo.
Apuntó el demonio mientras guardaba sus manos dentro de su saco, no quería problemas y mucho menos allí, así como tampoco sentía la necesidad de llevarse un balazo en el medio de la frente, no le parecía que resultara estético que un demonio con tanto poder como lo era Crowley llevará como adorno del día de la fecha un agujero en su cráneo.
-No me harás mucho daño con esa arma, así que puedes enviarla a dormir.
Sonrió, está vez mostrando una parte de su dentadura. No le podía temer a una cazadora que parecía más a una estudiante que a otra cosa, sospechaba que la chica no tenía muchos conocimientos de seres sobrenaturales y aunque pareciera valiente frente a Crowley, sabía que tenía miedo, podía sentirlo desde la posición en la que el demonio se encontraba. Clavó sus ojos en la chica rubia, mientras estaba hablaba.
-Querida, los tratos siempre son interesantes y más si de ellos te llevas una buena parte. Un consejo, siempre has tratos con personas que sabes que no te darán un puñal por la espalda.
Había tenido mucho de esos, pero Crowley se había encargado de hacerlos desaparecer, siempre, claro pareciendo un terrible accidente. Decidió que no se acercaría a la chica, no parecía peligrosa, de igual manera debía andarse con cuidado, el demonio sabía que no estaba bien juzgar a un libro únicamente por la portada.
-Me pregunto ¿Qué hace una chica jovencita escondida detrás de esos matorrales? Y ¿Qué la trae por aquí? Si necesitabas ir al baño, hay un bar cerca.
Dejo salir su lado divertido, quizá de esa manera la cazadora dejaría de apuntarle directo a la cabeza, cosa que lo estaba fastidiando un poco. Enmarcó una ceja y espero paciente a que está decidiera guardarse el arma, sino tendría que usar un método que no resultaría muy provechoso para la chica.
Crowley no le quitaría la mirada de encima. Le interesaba como los humanos resultaban extraños y encantadores, además de muy vulnerables, cuando se encontraban asustados, y siempre actuaban de manera diferente. Ahora quería saber cómo actuaría la chica frente a él.
avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Jo Harvelle el Vie Nov 28, 2014 12:19 am

“Espero que no tengas la intención de usar eso conmigo” Y si, las tenía pero estaba más que claro que él no iba a dejarme hacerlo. No era cualquier demonio, se le notaba, no sólo por la apariencia que llevaba, su envase se vestía bien y se notaba que tenía clase también. Lo más extraño de toda aquella situación era que el demonio se encontraba en aquel lugar llevando a cabo una misión bastante incoherente –La idea era usarla contigo, si- Fui lo más sincera posible, aunque raramente me llevaba por buen camino ser tan abierta y más con criaturas sobrenaturales como él –Ahora no podré usar el factor sorpresa- Me encogí de hombros, seguía apuntándolo con el arma, estaba claro que aquella arma de poca monta no le iba a hacer más que un agujero en alguna parte de su cuerpo, pero nada más. No estaba dispuesta a que mi vida terminará de aquella manera, pero esos eran los riesgos del trabajo, uno que la paga era bastante mala y por el cual no teníamos ni seguro médico y mucho menos una póliza contra muerte ni ese tipo de cosas.

No tenía pensado hacer ningún trato con nadie, y mucho menos con demonios, no eran mi tipo –Gracias por el consejo pero, seamos sinceros, jamás haría un pacto contigo ni con ningún demonio- Todavía me encontraba en mis cabales, conocía a muchos cazadores que antes de seguir luchando prefieren dar su pobre alma a seres tan malvados como lo eran aquellos. Me mojé los labios, seguía apuntándolo con mi arma y me quedé allí esperando a que se atreviera a acercarse a mí, entonces podría utilizarla, aunque sólo sirviera para hacerlo cabrear.
Me quedé perpleja ¿Me estaba haciendo una broma? Y deje pasar el tema del baño, situación que me incomodo un poco, quizá deje que esa incomodidad se viera reflejada en mi rostro –Y dime ¿Cuál era el trato tan importante que tenías que realizar?- Seguía apuntándolo, era mejor que bajar el arma, me iba a sentir insegura si lo llegaba a hacer, mi arma en aquellos momentos era más bien mi escudo.

-No eres cualquier demonio, eso lo sé, si tanto poder tienes, como creo que lo tienes ¿Por qué haces ese trabajo tú?- La pregunta surgió como si nada, quería ganar un poco de tiempo para pensar e idear un excelente plan. Tenía dos opciones. La primera: correr hasta el coche y sacar lo que me era necesario para acabar con un demonio, pero sabía que los utensilios no me servirían de mucho, más sabiendo que aquel demonio no era cualquiera y la segunda opción, dispararle, hacer que se enoje y correr, lo más rápido que podía. Necesitaba pensar algo que me mantuviera con vida, las dos opciones eran viables y quizá con alguna saldría herida pero viva…pero no, tenía que encontrar alguna otra manera…





Hello B...tches

'BY JOSSIEASLEY ©'
avatar
Jo Harvelle
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Crowley el Mar Dic 02, 2014 1:18 am

Crowley dejó al descubierto una mueca irónica.
-Hum…al menos eres sincera. Pero creo que sabes que ese tipo de objetos no me hará nada, querida.
Introdujo sus manos dentro de su sobre todo negro y se quedó observando a la joven cazadora que parecía tan inexperta como el demonio torpe que había dejado en su puesto en alguna parte del mundo, donde de seguro estaría haciendo un pacto con algún idiota.
-No tienes que usar el factor sorpresa conmigo, cariño. No me gusta ser sorprendido, aunque si me gusta sorprender a las personas.
Se encogió de hombros. Crowley era un especialista en sorprender a la gente y lo que más disfrutaba era asustar y perseguir a ciertos cazadores molestos. Si aquella jovencita se iba a pasar de lista, la tendría que meter en la directorio de “Hunters, Pain in the ass” que luego los haría sufrir, siempre y cuando encontrara un poco de tiempo libre para hacerlo.
-Querida, te pierdes de hacer el trato de tu vida
Tampoco le importaba demasiado que esta chica hiciera un trato con él, no tenía nada que Crowley pudiera adquirir, ni siquiera sabía el nombre de la mocosa que lo estaba apuntando con esa arma tan molesto, ya encontraría la manera para quitarle de las manos aquel artefacto nefasto que seguía apuntando su cabeza, para el demonio era bastante molesto.
Abrió los ojos de par en par y se echó a reír, con una risa suave y sin preocupación alguna.
-Hay objetos mágicos que no llegarías a comprender. No estoy diciendo que tu capacidad para entender las cosas sea un nivel bajo, no me mal entiendas pequeña.
Una media sonrisa apareció en el rostro del hombre y se permitió dar un par de pasos a donde se encontraba la cazadora que seguía apuntando esa porquería a su cabeza, no quería enojarse, todavía guardaba un poco de compostura, era escasa pero algo todavía existía.
-Si te digo que tengo en mi poder no llegarías a comprenderlo ¿Quieres saberlo de igual manera?
Pregunto mientras clavaba sus ojos en los de la chica rubia.
-Uff, no tienes ni idea lo aburrido que puede ser el infierno, a veces ni siquiera torturando almas te entretienes.
Meneó la cabeza de lado a lado, fingiendo aburrimiento, aunque no decía del todo mentiras, a veces hasta el mismo se aburría allí abajo y necesitaba tomar algo de aire fresco, pero en aquellos momentos lo que lo tenía allí era el objeto que ahora descansaba en su coche y que tal parecía la muchacha tenía tanto interés en saber de que iba todo aquello.
-Los tratos son mi mejor arma de seducción, cariño, y si no lo hago perdería todo mi encanto ¿Podrías bajar esa arma? Hazlo ya que estoy siendo amable.
No iba a hacerle daño, al menos de momento no lo haría, no veía el objetivo de asesinar a una joven e inexperta cazadora, además no sentía demasiado placer en que un par de cazadores más duchos en el tema quisieran cortarle la cabeza.
-Podemos tener una linda charla, si quieres hasta podemos tomar un té.
Sonrió irónicamente, no tomaba té, al menos no en ese momento.

avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Jo Harvelle el Lun Dic 08, 2014 2:09 am

Buen punto, no le haría absolutamente nada una bala en la cabeza más que cabrearlo y no me convenía porque no llevaba nada conmigo que pudiera serme útil para acabar con aquel demonio, Clavé mi mirada, no iba a rendirme tan fácilmente y tampoco le iba a demostrar que podía ser un alma bastante frágil y más si no tenía conmigo las armas necesarias –Tal parece que tenemos mucho en común, porque a mí también me gusta sorprender a la gente ¡Qué casualidad!- Le sonreí, aunque mis sorpresas siempre estaban dispuestas a tomar por sorpresa a los indeseables, se podía decir que estaba preparada y en aquellos momentos el que me había sorprendido era él, quién no esperaba encontrármelo –No bajaré el arma, por más que sepa que esto no te hará ni un rasguño- Mi tono de voz no era amenazador, sino conciliador, quería que él se fuera, yo no podía luchar con algo que obviamente perdería, no me encontraba centrada para pelear con un demonio, tenía cosas mucho más importantes que hacer.

Ladeé apenas el rostro, sinceramente no creía que pudiera perderme el mejor trato de mi vida con alguien tan despreciable como él, además ¿Qué podía ofrecerme? Nada y yo no tenía nada que pudiera desear –Lo dudo, sé que no tienes nada alentador que pudieras ofrecerme y yo no tengo ningún deseo. Esteremos los dos en desventaja- Antes de pedir un deseo, por decirlo de alguna manera, a un demonio, antes prefería encontrar la lámpara mágica de Aladino para que el genio y de paso le pediría un millón de dólares –Sé que vives de esto, pero yo vivo…robándole la identidad de otros para usarle las tarjetas- Sonreí, era cierto, el trabajo como cazador no sólo era agotador y muchas veces teníamos que trabajar más de doce horas, sino que era mal pago, muchas veces teníamos que usar identidades falsas para poder tener una tarjeta y ni hablar del efectivo, eso era otro tema, lo mejor para conseguir dinero eran los juegos de azar, del cual y sin ofender a nadie, yo era una excelente jugadora de póker.
¿Pequeña? Abrí bien en grande los ojos ¿Lo estaba diciendo en serio? ¡Vamos! Él era mucho más enano que yo. No pronuncié palabra alguna y fruncí apenas el ceño –Pruébame, explícame de que trata el objeto mágico- De esa forma podía sacarle cierta información, no tenía ni idea de cómo se llamaba el demonio que ahora tenía frente a mí, pero tenía entendido que era uno muy poderoso, después tendría que mover el infierno y secuestrar alguno de los suyos para averiguar su nombre, no me iba a resultar tan complicado hallarlo, de eso estaba más que segura.

Bajé el arma, no porque él me lo estaba pidiendo, pero consideré que era lo mejor, al menos de momento. Eso no quería decir que la guardaría, claro que no, la tendría conmigo hasta que la conversación terminara –Prefiero no tomar nada, no soy muy sociable con demonios. Lo siento- Me encogí de hombros, si hubiera tenido conmigo algo de agua bendita estaba casi segura de que lo usaría para meterle algo en la bebida, pero ni eso llevaba conmigo ¿Cómo podía ser tan tonta? -¿Cuántos de esos objetos mágicos tienes?- Pregunté esta vez siendo curiosa. La curiosidad mato al gato, esperaba que no fuera yo aquel animal y que pudiera descubrir algo al respecto.




Hello B...tches

'BY JOSSIEASLEY ©'
avatar
Jo Harvelle
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Crowley el Vie Ene 02, 2015 9:03 pm

Para el demonio la chica rubia era una cazadora bastante ingenua. Le dedico una sonrisa amable, para sus adentros, quería asesinarla, sabiendo que al tocarle un pelo estaría en graves problemas porque estaba seguro que la desaparición de la blonda no iba a pasar desapercibido.
-Cariño ¿No tienes una madre a la que debes cuidar?
Pregunto sin mayores reparos, si a ella le caía bien o no, al demonio le importaba tan poco como la hormiga que de seguro su zapato estaba pisoteando.
Meneó con la cabeza, la cazadora bebé no bajaría el arma y Crowley ya se encontraba impaciente al respecto.
-Los adolescentes de estos días, no hacen caso a nadie.
Y con un movimiento de la mano, el arma de la blonda trataría de desprenderse de los dedos de ella para volar por algún sitio en especial. Un arma como esa no podía hacerle nada y mucho menos le tenía miedo a algo tan insignificante.
-Te dije que me molestaba.
Comentó encogiéndose de hombros, pareciendo un niño pequeño que había cometido un chascarrillo, cuando en realidad la intención la tenía desde que había visto como la pequeña sacaba su arma y le apuntaba.
Enmarcó una ceja, ponía en serias dudas que ella no tuviera ningún deseo que él pudiera hacerle realidad, los adolescentes siempre tenían algo que querer. Eso le dio una idea.
-¿No quieres un coche mejor que ese?
Preguntó señalando con la cabeza el coche que llevaba la chica, no era último modelo, pero tal parecía que ella lo tenía bastante bien, claro si era de ella el coche, ya que los cazadores por lo general solían robarlos.
-Dinero ¿Quizás? Puedo hacer tus sueños realidad
Y abrió los brazos dándole a entender que podía darle lo que ella quisiera, aunque claro, todo tenía un costo y siendo una cazadora, quizá el alma valiera mucho más. Crowley ya se estaba regocijando ante el trato que podía hacer con ella.
-Soy como el genio de Aladin. Claro, mucho más sexy
Sonrió abiertamente y le dedicó una mirada pícara. No caería tan fácilmente, eso lo sabía, pero al menos se entretendría hasta que el demonio se aburriera y decidiera marcharse.
Se echó a reír con ganas ¿Cómo podría explicarle a una pequeña con cerebro de mosquito de que trataba el objeto mágico que tenía en su coche? Se encogió de hombros, si realmente quería saberlo, él se lo diría.
-Este objeto es lo que hace que cupido arme las parejas patéticas. Se equivocó con Brad Pitt y Jennifer Aniston. Si yo mantengo ese objeto en mi colección no habrá más parejas como esas. Piensa que le estoy haciendo un bien a la humanidad.
“Al demonio con la humanidad” pensaba el demonio mientras esbozaba una sonrisa simple, tampoco debía tantas explicaciones a alguien tan insignificante como la mocosa que tenía frente a él.
-Muchos objetos como esos tengo ¿Estas interesada en alguno en especial?
Pregunto esta vez siendo él movido por la curiosidad. Estaba casi seguro de que la muchacha buscaba el mismo objeto que Crowley sabía exactamente donde se encontraba y que quería.


Crowley
The Next Kinf of Hell
avatar
Crowley
Ojos Rojos
Ojos Rojos

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Jo Harvelle el Lun Feb 02, 2015 12:56 am

La pregunta directa del demonio me dejó estupefacta ¿Cómo sabía que tenía mamá? Quizá toda mi familia había muerto y me movía por venganza. Guarde la compostura y lo miré, está vez con el ceño fruncido –No creo que te importe demasiado cual es mi historia, como a mí no me importa compartirla contigo- Mencioné dedicándole una sonrisa. Realmente estaba jodida, no me convenía sacarle de sus casillas porque corría el riesgo de que muriese en aquel momento. ¿Me había llamado adolescente? Eso si que me había llenado de sorpresa, cosa que deje reflejado en mi rostro –No soy una adolescente, maldito idiota- Balbuceé enojada y en aquellos momentos, ardía de deseos de apretar el gatillo y salir corriendo lo más rápido que pudiese. Sopese la posibilidad, la bala iba directamente al hombro o a la cabeza del demonio, él estaría realmente sorprendido ante mi acto y eso me daría el tiempo suficiente de poder correr hasta mi coche y tomar los elementos que me eran necesarios para acabar con él, aunque no me convenía. Se notaba que no era cualquier demonio. Mis pensamientos se encontraban tan apartados de aquel sitio, que no me percaté de que el arma se desprendía de mis dedos para ser lanzada a algún lado que era muy poco probable que pudiera encontrarla en pocos segundos –Maldición- Me quedé allí parada, sorprendida pero aún así me quedaría ahí. Esta bien, me encontraba en completa desventaja pero no me movería de allí.

Le sostuve la mirada, aquel demonio se estaba ganando todo mi repudio -¿Qué?- Pregunte mientras escuchaba las estupideces que salían de su boca ¿Realmente creía que con un coche nuevo podría obtener mi lealtad? –Gracias, mi coche está bien- Comenté siendo lo menos agradable posible. Esto iba a terminar muy mal. Enmarqué una ceja -¿En serio te crees mucho más sexy que el genio de Aladdin? Como sea- Moví la cabeza en señal de que la conversación era tan border como era posible –No, no quiero hacer tratos contigo, puedes dejar de ser amigable- Espeté cruzándome de brazos. Estaba en desventaja y desprotegida, al menos el arma podía darme segundos para correr y meterme en mi coche, pero ahora que no la tenía, la que corría peligro allí era yo.

Realmente no había pensado que se le iba a escapar de los labios demoníacos la verdad de aquel arco que con tanto recelo tenía escondido en el coche. Así que era el arco de cupido ¿Por qué había decidido obtenerlo? Me llamaba la curiosidad y se me ocurrió una idea descabellada -¡Qué bien, ahora la humanidad te agradecerá eternamente!- Le dije sonriendo y preparándome, mientras mentalmente contaba hasta tres. Era peligroso pero lo único que se me ocurría. Me agaché apenas y comencé a correr como si de eso dependiera mi vida, pero no para el otro lado, sino mi objetivo era embestir al demonio y mi cuerpo chocó directamente con el de él y ambos caímos al suelo. Estaba aturdido, pero me levanté lo más rápido posible y abrí la puerta del coche. Allí se encontraba el arco de cupido e inmediatamente lo tomé. Una sensación extraña se apodero de mí, el deseo de formar pareja y que el amor fluyera por todos lados. Me calcé el arco al hombro y mi objetivo era correr y escapar allí con el objeto ¿Lo podría lograr?




Hello B...tches

'BY JOSSIEASLEY ©'
avatar
Jo Harvelle
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 Cupid's bow

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.