Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


01X02 Physical Graffiti (Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Dean Winchester el Vie Nov 28, 2014 12:28 am

Teníamos un caso más terminado entre manos y era hora de buscar alguna pista de donde se encontraba la Colt y tal vez papá, hasta la última información que habíamos podido recolectar, daba a entender que papá se encontraba en el mundo de los vivos, pero aun no nos habíamos topado con él. Apreté mis manos al volante del auto, tenía una mezcla de bronca y dolor por no poder resolver un solo misterio de la vida que me tocaba vivir en aquellos momentos. Desvié mi mirada por un momento del camino y observe a mi hermano muy concentrado en su ventanilla, seguramente en su cabeza había miles de preguntas sin responder como comenzaba a sucederme a mí también. Opte dejar el silencio del auto y concentrarme en llegar a un nuevo destino, no era momento de revolver cosas en la cabeza, veníamos de varias noches de peleas y quería pasar un día tranquilo con mi hermano.
-Haré una parada para cargar nafta y comprar algo de comer.
No sabía exactamente hacia donde nos dirigíamos, pero con lo que contenía el tanque de nafta no llegaríamos muy lejos. Sin esperar una simple respuesta de mi hermano, estacione el auto en la gasolinera y mientras le daba la orden al muchacho de llenar el tanque me dirigí a comprar la comida, mi estómago necesitaba comer algo y era de manera urgente.
Me detuve un buen momento en la góndola de las papas fritas y tome entre mis brazos unos cuantos paquetes de diferentes sabores, mi estómago sería feliz con cualquier sabor, pero sabía que mi pequeño hermano poseía un paladar exquisito y no comería cualquiera, luego me acerque a la heladera de las gaseosas y tome dos botellas de coca cola, no había mucha elección y para un viaje lo mejor era una comida rápida que engañara el estómago por un buen momento, luego me tomaría el trabajo de buscar un buen lugar donde podría pedir una gran hamburguesa que llenara finalmente mi apetito. Abone lo comprado y me dirigí al auto para continuar con el camino.
Abrí la puerta del auto y sin mirar deje las cosas a un costado, era hora de continuar rota… pero ¿A dónde íbamos? Gire a penas un poco mi cabeza para dar con mi hermano…. O eso era lo que esperaba.
-¿Sam?....
Para sorpresa mía mi pequeño hermano no se encontraba en el auto y eso comenzaba a asustarme un poco, no era tan grande el lugar como para no verlo. Espere unos segundos, tal vez había ido al baño y no tardaría mucho en regresar. Coloque mi mirada al frente y comencé a observar detenidamente cada lugar, si Sam no se encontraba en el baño tenía que comenzar a buscarlo por otro lado.
Los minutos comenzaron a pasar y no tenía una noticia de mi hermano. Tome el móvil y marque su número, ni bien supiera donde se encontraba, juraría que lo pasaría por arriba con el auto por no avisar que iba a ausentarse por unos momentos. Escuche como su teléfono sonaba arriba del Impala y mi límite de tranquilidad se había ido totalmente de mí.
Me baje del auto y sin pensar con claridad comencé a caminar, se me tenía que ocurrir una idea de donde se encontraba mi pequeño hermano, frente a la estación de servicio pude ver una librería, sabía que Sam amaba esas cosas raras que llevaban un par de hojas escritas que solían contar cosas aburridas, sin más opción me cruce rápidamente al lugar para buscar una mínima huella de aquel pequeño muchachote.  
Me adentré al lugar aparentando que realizaría una compra y camine entre las góndolas llenas de libros esperando ver a mi hermano en algún maldito lugar, en esos momentos tenía la necesidad de matarlo y rezaba que se cruzara en mi camino para poner mis manos alrededor de su pequeño y frágil cuello. Sin éxito entre aquellas tapas duras de libros, de los cuales no recuerdo ningún título, me acerque a la caja para preguntarle a la chica si había visto a mi hermanito por algún lugar. Camine hasta allí y pude ver a una jovencita algo llamativa para trabajar en un lugar como ese. Abrí un poco mis ojos algo sorprendido y aparentando tranquilidad me moje los labios para comenzar a hablar.
-Hola… ¿Mucho trabajo?.
Dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro y observe el tatuaje en su brazo, realmente era algo extraño y aun no podía encajar su apariencia con un lugar como ese, yo comenzaba a imaginarme a una bibliotecaria con el pelo recogido con un rodete, vestida con un traje de los que se usaban en la época antigua y con unos lentes grandes y de color negro, dibujaría una sonrisa en su rostro donde tendría todos los dientes pintados con rímel y con una voz algo graciosa me preguntaría que deseaba en esos momentos. Sacudí mi cabeza lentamente para sacar aquellos pensamientos de mi mente y volví a colocar mis ojos en aquella jovencita.
-¿No viste a un chico alto, de pelo medio largo castaño y algo afeminado? Suele escaparse y venir a estos lugares a comprar estas cosas que se llaman libros.
La mejor opción para que me ayuden era pintar a mi hermano como un pobre sujeto grande con algún problema mental, era la mejor estrategia para obtener un poco de ayuda.
-Suele hacerse pasar por agente del FBI, o médico, hasta incluso cree que caza cosas sobrenaturales. Ya sabes… Crea vidas que no tiene.
Abrí los ojos haciendo ironía a lo que acababa de decir, hoy en día no sabía uno con quien se cruzaba en la vida y por sus tatuajes tal vez me encontraba frente a un demonio y ellos mejor que nadie conocían la historia de los hermanos Winchester.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Debbie Harker el Sáb Nov 29, 2014 8:52 pm

Una de las cosas que más le gustaba a Deborah era su trabajo, nadie podía sentirse más complacido por encontrarse en un sitio como aquel. La librería era el lugar perfecto para ocultar sus frustraciones y de esa manera podía conocer historias nuevas. No era buena escritora, se sabía de sobra que Deb no tenía la paciencia ni el talento necesario para hacerlo, pero de lo que sí era buena, era interpretando la idea de los escritores, empapándose con sus palabras y sintiéndose completa.
No le gustaban las redes sociales pero había caído en uno. Su blog era a lo único que le prestaba la atención que merecía, en él escribía una breve reseña del libro que había leído y una opinión. Le importaba un bledo si a algún que otro usuario le disgustaba lo que ponía, era una opinión y lo iba a decir aunque a los demás no le gustará.
En aquel momento leía uno que realmente le parecía una falta de respeto a todos los escritores del mundo “50 sombras de Grey” era realmente terrible, con poco vocabulario y con diálogos que eran más dignos de colgarse de una viga que interpretarlos con algo de imaginación. Se negaba a leerlo, pero se dejó llevar por la gente que se lo llevaba y sintió una curiosidad absoluta, ahora entendía el motivo por el cual se negaba a leerlo –Esto es una basura- Y sólo se encontraba por el capítulo cuatro.
Para ella era predecible y sin motivo alguno para que un rico lleno de plata, se enamoré de una simplona como lo era Anna Steele, de todas formas trataría de concentrarse y leerlo hasta el final, era lo único rescatable que tenía Deborah, una persona constante con respecto a la lectura.

Mientras la morena leía, notó que un par de personas entraban al local, muchas sólo se quedaban mirando algún que otro ejemplar sin reparar de que allí existía una persona, quizá con cara de aburrimiento o leyendo algún libro con la misma cara. Alguna de esas personas se concentraba en alguna sección y de vez en cuando le preguntaban algún precio o pedían su opinión, pero estos eran los más escasos.
Alguien entró al recinto, pero Debbie ni se movió de su asiento, ni siquiera levantó la vista del dialogo espantoso que estaba leyendo, realmente se sentía indignada al respecto, ya estaba formulando en su cabeza la crítica que pondría en su blog “Vete al diablo”
Los pasos de alguien la sacaron de inmediato de sus pensamientos y de la lectura, lo que provocó que levante sus ojos azules y se concentrara en el chico que comenzaba a acercarse al mostrador. Era demasiado llamativo para encontrarse en un sitio como aquel, hasta desentonaba con todos los ejemplares. Enmarcó una ceja y puso el señalador en la hoja correspondiente, dejando el libro de lado y clavando la mirada en el muchacho de cabello castaño claro.

La pregunta que formulo la hizo sonreír a medias –Uf, realmente mucho ¿No ves que la gente se agolpa por entrar?- Irónica hasta por los poros, esa era su forma de decir amablemente “Hola, ¿Cómo te encuentras?” Víctor estaba acostumbrado a los maltratos de Debbie, estaba más que claro que aquel chico no era su compañero de cuarto.
Escuchó con atención la descripción que le estaba dando, tal parecía que se le había escapado la pareja de este y lo estaba buscando “Qué lástima, era obvio que es gay –No, no he visto a nadie con esa descripción. Es extraño que siendo tu pareja no tengas su teléfono móvil, puedes llamarlo- Comentó ladeando el rostro y corriendo el libro a un lado, observándolo con sumo cuidado. El aspecto del chico no era como cualquiera que entraría en la librería, se notaba que era alguien que sabía de muchas cosas, pero más relacionadas a lo manual que intelectual. Llevaba pecas cerca de la nariz que era recta y lucía a la perfección con el rostro curtido por el sol. Era rubio o quizá lo había sido porque ahora su cabello se veía castaño muy claro, cortó al raz y se peinaba para arriba. Y lo que más le llamaba la atención a Deborah eran los ojos, grandes y de color verdes.

Largó un suspiro y se tocó el cabello, comenzando a hacerse una trenza, sin fijarse en si se encontraba bien armada o no, jamás se preocupaba demasiado si se veía demasiado prolija o desprolija –No te gustan los libros ug?- No era una pregunta, sino más bien una afirmación –Puedo recomendarte alguno que sea de tu perfección, pero antes tendrás que decirme algo más de ti- La trenza estaba terminada, ni siquiera se ocupó de atarla y la empujó para atrás, mientras colocaba los codos sobre el mostrador y le clavaba la mirada.
avatar
Debbie Harker
Médiums
Médiums

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Dean Winchester el Dom Nov 30, 2014 12:18 am

Note como su tono  irónico respondía a mi pregunta acerca de si aquel lugar se encontraba atestado de personas, era notorio a simple vista que nadie ingresaba ese día al lugar y ella optaba por llenar su atención a uno de los libros que en poco tiempo se había puesto de moda, a pesar de no leer muy seguido y mucho menos novelas, me encontraba al día con que cosas leían las mujeres y que cosas no, desde la aparición de aquel libro muchas mujeres deseaban encontrar a un sujeto así o por lo menos que alguien les hiciera la mitad de las cosas que aquel pervertido sujeto hacía con las mujeres. A pesar de adorar estar con ellas, no me sentía capaz de realizar una atrocidad como esas, por lo menos no era mi estilo. Quite aquellos pensamientos de mi mente y dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro, por lo visto a la joven le gustaba tratar de una manera muy cordial a sus clientes y yo en ese momento solo deseaba encontrar a mi hermano.
-Deben adorar venir aquí. El recibimiento es grandioso.
Si aquella jovencita con su brazo tatuado de una manera extraña deseaba ser irónica conmigo, yo podía jugar a su mismo juego, después de todo solía caracterizarme por ser el sarcasmo y la irónica como mi lengua principal. Abrí bien grande los ojos al escuchar que la jovencita creía que Sam era mi pareja… Un momento… ¿Me estaba tomando de gay? ¿Acaso qué tipo de definición le habían dado a esa joven sobre los hombres gay? Sin duda me encontraba muy lejos de parecerme a ellos. Negué levemente con la cabeza y dibuje una amplia sonrisa dejando ver un poco mis dientes.
-Me parece que no estas entendiendo. No es mi pareja, es mi hermano. Y no creo tener la apariencia de uno de ellos ¿No lo crees?.
Intentaba que se diera cuenta que se había equivocado conmigo al referirse de aquella manera, aunque por otro lado no me sorprendía, la mayoría de las personas dudaban que fuéramos hermanos y creían que éramos una feliz pareja en busca de un motel donde pasar un poco de intimidad, detestaba en algunos momentos que Sam fuera tan coqueto con su apariencia, afortunadamente yo siempre podía pasar por el hombre y a mi pequeño hermano no le quedaba otra opción que ser el papel de la mujer y sí que le iba bien en varias ocasiones.  En aquellos momentos podía imaginarme a mi hermano con una peluca rubia corriendo como una dama en apuros buscándome a mí fuera de mi impala, una imagen totalmente graciosa y patética al mismo tiempo. Descarte aquellos pensamientos de mi cabeza y volví a colocar mi atención en Miss ironía, por lo visto ella tampoco me ayudaría a encontrar a mi hermano, vaya la suerte que comenzaba a correr ese día.
Note como comenzaba a hacerse una trenza en su cabello oscuro, realmente no le interesaba que yo me encontraba preocupado buscando a mi hermano, ella continuaba con su máxima tranquilidad en su silla. Por lo visto la vida de una vendedora de libros no contenía mucha emoción y su vida rutinaria la llevaría a verse como una anciana de ochenta y cinco años, aunque tuviera mucho menos.
-Digamos que me encuentro muy ocupado para leer esta clase de libros. Además ninguno de los que se venden aquí me puede ayudar.
Me encogí levemente de hombros y apoye uno  de mis codos sobre la mesada de la joven, necesitaba un poco de espacio para pensar en donde demonios se encontraba mi hermano sin ser un mal educado con la chica tatuaje. Deje que sus palabras invadieran el lugar y me tome un tiempo para contestar, estaba seguro que allí no había ningún libro que me sirviera, la mayoría que hablaban de cosas sobrenaturales eran puras mentiras, escrito por personas que jamás se habían cruzado con algún demonio o fantasma y sacaban absurdas ideas del internet.
-Bien… ¿Algo de mí?.
Vaya hacia tiempo que no me ponía a pensar en mí, después de todo mi vida rondaba en lo sobrenatural y en la muerte, algo de lo que no deseaba leer en esos momentos, la muerte nadie la entendería salvo aquellos que habían muerto y regresado al mundo de los vivos y aun así no encontrarían la respuesta a muchas cosas.
-Me gusta la comida chatarra, los autos y las mujeres con tatuaje en los brazos.
Dibuje una sonrisa pícara en mi rostro, sabía que aquella chica no se refería a eso cuando me preguntaba más datos de mi persona, ella solo deseaba saber cuál era mi interés general para recomendarme algún libro de mil hojas que rondara siempre en lo mismo para terminar con el encierro del asesino y un amor feliz entre el detective y la hija de la víctima o la novata policía del FBI, las típicas historias de amor donde mezclaban cosas sobrenaturales, asesinatos y escenas románticas. Sin duda no deseaba leer aquello, la vida me había demostrado muchas realidades para caer en una mentira como aquella.
-Me gusta lo sobrenatural, las cosas relacionadas con los demonios ¿Qué me dices tú?.
Con su trabajo seguramente se relacionaba con todos los libros y le gustaba toda cosa que tuviera una tapa y dentro de ellas hojas escritas con largas y aburridas palabras. Con su oficio y sus horas extras seguramente había tenido la oportunidad de leerse todos los libros como una verdadera Nerd como lo era mi hermano Sam cuando realmente deseaba fastidiarme.
-Apuesto que te conoces todos los libros y autores de este lugar ¿No es así?.
Realmente no podía entender como alguien podía pasar tantas horas en un lugar como ese sin aburrirse, si ese fuera mi empleo me pasaría más horas durmiendo sobre el mostrador que atendiendo a las personas con sus dudas sobre los precios y los contenidos de los libros.
-Me imagino que no pasaras todo el tiempo leyendo. ¿No te dejan escuchar algo de música que ayude a mantener los ojos abiertos?
Notaba que el lugar se encontraba en sumo silencio y eso me daba aún más sueño. Realmente era admirable el empleo de aquella chica tatú.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Debbie Harker el Sáb Dic 27, 2014 9:04 pm

El comentario del chaval le resultó agradable, cualquier persona hubiera respondido con una carcajada evidente, en cambio Deb simplemente sonrió de lado. Hasta ese momento le empezaba a caer bien –Les agrada, ellos saben lo que es bueno- Asintió con la cabeza, entrelazando sus dedos largos y fingiendo indiferencia.
No tenía ni la menor idea en que podrían estar pensando las personas que entraban a la librería, no la habían contratado por su simpatía, se notaba a simple vista que no era el caso de Debbie, pero entendía de cada libro que se encontraba en la librería, podía aconsejarte acerca de cualquier tema y siempre sabía dónde encontrar el libro perdido, de esos que en ninguna librería había. No era conversadora, si podía ser escueta y usar monosílabas, para ella era el paraíso y cuando notaba que la persona en cuestión ya estaba necesitando una buena terapia, cerraba el pico y no entablaba más conversación alguna.
Enmarcó una ceja, llamando más a la apatía que a otra cosa. Lo miró de cabeza a los pies y sacó sus propias conclusiones. Quizá el muchacho no tenía la apariencia de ser homosexual, de todas formas tampoco era tan dramático serlo, cualquiera hoy en día lo decía libremente sin sentirse apenado de ser libre –La apariencia no la tienes pero ¿Con eso qué? No hay nada de qué avergonzarse- Comentó encogiéndose de hombros y apoyando sus pies sobre la mesa mostrador. Realmente agradecía que sus jefes le tuvieran demasiada confianza y que nunca hubieran colocado cámaras de vigilancia en aquel puesto, estaba más que segura que si percibieran esa actitud en ella, la echarían sin miramientos.
Asintió lentamente con la cabeza. Su hermano era el perdido en cuestión. Debbie no había tenido hermanos, pero podía llegar a considerar a Víctor como a uno de ellos, y se preguntaba muy a menudo ¿Cuándo él se cansaría de ella y sus locuras y decidiría marcharse? La reacción ¿Sería la misma que la del chico? Se quedó pensado un segundo. Decidió cuestionarlo luego y dedicarse a prestarle atención al tipejo que estaba frente a ella -¿Cómo luce tu hermano?- Pregunto, enmarcando una ceja, bajando los pies, mientras la silla realizaba un chirrido bastante molesto, no podía imaginarse al hermano de aquel ni aunque le pusiera mucha imaginación, por ahí se parecían demasiado o no se parecerían en nada. Era la primera vez en la librería que alguien entraba preguntando por una persona desaparecida.

Dejo de trenzarse el cabello y puso toda su atención en el chaval de ojitos verdes, quién ahora estaba hablando de él. Parecía aturdido ante la pregunta de Deb y se sorprendió al ver como se recomponía tan rápidamente, comenzando a hablar de él, que ella pensó que merecía que lo escuchara. Fijo su mirada y no la quitó del rostro del muchacho –Te gusta lo sobrenatural- Murmuró para sí mientras dibujaba una mueca de disgusto en su rostro. Nada que detestará más, debido a su condición como alguien que lucía lo más normal posible, mientras que en ella guardaba un don que era terrible, a nadie en su sano juicio le gustaba ver fantasmas y que estos se aprovecharan de esa condición. Prorrumpió su ensimismamiento y despegó los labios para hablar –Hay un libro que está siendo furor últimamente- Sonrió, sin mostrar su dentadura casi perfecta, pero al menos era una señal de que le agradaba –No te preocupes, no será “Crepúsculo” esos libros los quemé hace mucho tiempo- Se levantó de un salto de la silla, mientras se metía rápidamente por una puerta que parecía oculta detrás de un gran mueble. Huyó por unos breves segundos y regresó con un volumen de un libro en su mano –Es nuevo, se llama “La caída de Lucifer” quizá te sientas identificados, ya que se basa mucho en la relación de hermanos. No te preocupes que no es religioso ¿Me veo como una a caso?- Se lo acercó para que el chico que aún no tenía nombre se lo llevara.

Se encogió de hombros y por primera vez dejo ver su lado simpático, que claramente duro escasos segundos –Sé los libros que hay porque están en la base de datos, me los memorizo y luego me los voy leyendo, claro, el que me parece interesante- Tampoco era una adicta a la literatura, leía solamente el que le parecía entretenido y quizá en algunas ocasiones se dejaba llevar por el título o por la imagen de la portada –Puedo escuchar música- Y se acercó a la computadora. Le dio play y se escuchó por los parlantes The Ramones “I wanna be sedated”, tenía una lista enorme de temas pero justamente aquel día le había tomado nostálgica y sin pensarlo, colocó la carpeta que decía The Ramones –Si quiero dormir una siesta puedo hacerlo aquí sí quiero, como podrás ver no está tan lleno el sitio- Había momentos en los que la librería se encontraba abarrotada de gente, en otras simplemente estaba ella y alguna alma perdida en busca de consuelo –Te invitaría un café, pero ya sabes, no tomo ese tipo de infusiones- Volvió a ser irónica, pero está vez invitándolo a que él también lo fuera, quizá no entendiera su lenguaje.
avatar
Debbie Harker
Médiums
Médiums

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Dean Winchester el Dom Dic 28, 2014 12:49 am

Observe como aquella jovencita colocaba sus pies sobre el mostrador y se acomodaba como si se encontrara en una playa esperando al camarero con su gran Daiquiri en la bandeja. Abrí un poco mis ojos y comencé a observar si alguien se encontraba a mi alrededor, no quería que en esos momentos apareciera el dueño y me regañara a mí por dejar a la chiquilla poner los pies sobre el mostrador, por lo visto no le dedicaba mucho respeto al trabajo y poco le importaba lo que podía pensar los clientes ante su actitud de “todo mi importa un carajo”, vaya empleada ejemplar. Decidí dejar aquellos comentarios de lado y coloque mi atención en la pregunta que terminaba de hacerme, por lo visto se estaba decidiendo a hacer algo de sociales conmigo.
-Bueno… Es un sujeto alto, con el pelo largo y marrón. Suele tener cara de psicópata, aunque es un sujeto muy caballero y siempre parece estar perdido en el mundo. Tiene ojos de perrito mojado y su coeficiente mental debe superar los 180.
No recordaba con exactitud cómo estaba vestido mi hermano en aquellos momentos, hacia días que llevábamos la misma ropa pero aun así no recordaba nada de su atuendo, me aseguraba más describirlo físicamente que dejarme llevar por alguna vestimenta inventada por mi cabeza haciéndolo ver como un sujeto sumamente afeminado.
-¿Viste algún sujeto así por aquí?.
Sin duda aquella jovencita no tenía muchas ganas de trabajar y mucho menos de ayudarme a mí a encontrar a mi hermano, comenzaba a sospechar que maldecía el momento en el que había ingresado en aquel lugar para interrumpir su tarea laboral.

No estaba seguro si mis palabras habían asustado a la jovencita o había captado su atención con alguna de mis palabras, podía sentir como había clavado su mirada en mi rostro y note como por primera vez en todo su momento simpático coloco toda su atención en mí, seguramente no muchas personas ingresaban a una librería y pedían un libro de cosas sobrenaturales y encima buscaban a su hermano de veinte tantos años perdido en la gran ciudad. Sin duda era un día de locos para los dos.
Deje que la joven hablara y dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro al escuchar que no iba a darme el libro de “Crepúsculo” para leer, algo que me dejaba sumamente tranquilo, detestaba aquel relato patético sobre los vampiros trucos.
-Vaya gran noticia me das. No soporto ese tipo de vampiros. Son puro gel y gimnasio, una gran mentira.
Conocía mejor que nadie a los vampiro y podía asegurar que no se parecían en lo más mínimo a lo que la escritora relataba en su libro, me causaba gracia como las jovencitas se enamoraban de ese tipo de vampiros, estaba seguro que si veían uno en la realidad se les terminaría el amor en cuestión de segundos y apostaba que para ellos esas absurdas y tontas jovencitas serían un gran manjar. Ningún vampiro se enamoraba de los mortales… Para ellos, ellas solo eran la cena que debían cazar cueste lo que cueste. Observe como la joven se levantaba de su silla y desaparecía por detrás de una puerta, temía que se apareciera con un revolver pidiendo mi billetera y que me quedara completamente desnudo, a pesar de que era una joven amargada, pero atractiva, no me sentía cómodo en aquel lugar lleno de ventanas de vidrio para quedarme completamente desnudo, las mujeres comenzarían a hacer fila por mí y mi cuerpo no rendía para tantas damas. Dibuje una pequeña juguetona en mi rostro y quite aquellos pensamientos de mi mente, eso solo ocurriría en mis sueños eróticos, no en la vida real.
Volví mi mente a la realidad y observe el libro que la joven me estaba ofreciendo, el titulo era bueno, pero seguramente era alguna obra mitológica donde solo eran frases llenas de mentiras para hacerle creer a los humanos que los demonios eran sujetos con cuernos y de color rojos.
-¿Lo leíste? A decir verdad no soy muy amante de los libros que hablan de cosas ficticias. Me gusta más lo que es real. Pero se lo daré a mi hermano Sam, a él suelen gustarle estas cosas. ¿Cuánto te debo por el libro y el consejo?.
Le dedique una pequeña sonrisa, realmente no me interesaba el libro, pero su voluntad por levantarse de la silla e ir a buscar algo para mí debía una recompensa, seguramente mi hermano menor lo leería y tal vez le alegraría un poco sus días de malos humores que estaba teniendo últimamente.

Por lo visto la joven estaba mes equipada de lo que yo pensaba, en cuestión de segundos coloco un tema de la banda The Ramones y dejo que aquella triste melodía acompañara la charla. Sin duda los dueños confiaban mucho en ella y dejaban que la joven se moviera a su antojo dentro de aquel lugar. Un gran trabajo donde ningún jefe fastidiaba en las horas de la siesta.
-No te preocupes, no suelo tomar café en lugares desconocidos. Nunca se sabe lo que pueden ponerte dentro de la taza.
No me parecía para nada cómodo tener que beber un café parado, rodeado de libros y con Miss sarcasmo, aquello sería una infusión y un trago demasiado amargo para mí.
-¿No te deja el jefe que el novio te visite?.
Le dedique una sonrisa pícara y apoye uno de mis codos sobre el mostrador mientras que dejaba que mi mirada se perdiera en la vidriera hacia el exterior, no era una mala idea hacer sociales con la chica, pero no podía dejar de buscar a mi hermano. Tal vez aquel sujeto se dignaba a aparecer por la ventana con su mejor cara de enojo, refunfuñando porque me encontraba haciendo sociales y no buscando un caso.
-Salvo que lo tengas secuestrado allí atrás y yo no diré nada. Nunca me agradaron los momentos masoquistas de las parejas.
Aquella jovencita tenía todo el aspecto de que le gustaran aquellas cosas y aunque era un amante del sexo, no me agradaba la idea de maltratar físicamente a alguien solo por placer.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Debbie Harker el Vie Ene 02, 2015 11:19 pm

Debbie lo observo entornando apenas la mirada, mientras el chico comenzaba a largar la descripción de su hermano. No podía hacerse ni siquiera una mínima idea de cómo podría ser aquel hombre, por más que se esforzara no le llegaba ninguna imagen contundente que pudiera brindarle a aquel chico. Negó con la cabeza frenéticamente, moviendo su cabello de un lado hacia el otro –Lo lamento, no he visto a nadie siquiera con esa descripción ¿No llevas una fotografía?- Pregunto curiosa, quería saber si el hermano de aquel se parecía al menos en la forma de hablar o de mirar. Cualquier persona normal llevaría una fotografía de su familia. Menos Debbie quién se había desecho de todo su pasado, del cual no estaba dispuesta, bajo ningún punto de vista, regresar a Francia -¿Por qué se fue tu hermano?- La pregunta salió disparada de su boca, tenía que tener cuidado de ser tan curiosa, porque algo podría salir mal. No tenía ni idea de quién era el chico que misteriosamente entró a la librería y que no se había presentado. Para Deborah era un completo desconocido, pero ¿Para él también lo era?

Esbozó una sonrisa de lado, para ella Crepúsculo era algo que ni siquiera se podía llamar lectura, de todas formas existían peores que esa libro y que estaba muy de moda –Ni te imaginas cincuenta sombras de Grey, eso sí que es para asesinarte con la cortina de baño- Como personal de una librería, al menos tenía que estar al tanto de los Best-Seller, aunque las dos novelas que acababa de pronunciar no podían llamarse de esa manera, debido a su falta contenido de palabras y de acciones. Simplemente aburrido –Los únicos vampiros que valen la pena, son los de Anne Rice, aunque también algo gay- Comentó asintiendo con la cabeza, no era muy amante de los libros que contuvieran mucha ciencia ficción y situaciones sobrenaturales, ya tenía suficiente con su vida.
Notó como el chico tomaba el ejemplar del libro que Debbie había ido a buscar. Hizo un ademán con la cabeza. Tenía al menos un dato más del familiar desaparecido del muchacho. Sam era el nombre de su hermano -¿Y qué sueles leer?- Mientras realizaba esa pregunta, alzó ambas cejas, estaba muy curiosa por aquel desconocido. Movió las manos rápidamente –No me debes nada, es un obsequio y siéntete especial, porque no suelo regalar absolutamente nada- Volvió a su voz monótona y aburrida, quizá rayando lo mala onda que podía ser la chica, de todas formas él le gustaba. Su forma de ser era divertida, pero aun así ella prefería no entablar ningún tipo de relación.

Entornó los ojos y lo miro desde allí, nuevamente curiosa por el comentario mordaz del chico -¿Qué cosas te han puesto dentro de una bebida?- No estaba segura, pero no creía que él supiera que Deborah era una bruja y que muchas veces la táctica de colocar cosas dentro de las bebidas surtía el mayor efecto. No le siguió el juego, sabía que esas preguntas que se referían a los novios era más bien para sacarle información acerca de su estado civil, cosa que el muchacho no lograría –No se tu nombre o si me lo has dicho no lo recuerdo- Dijo mientras volvía a apoyar su codo sobre el mostrador y dejar descansar su cabeza sobre la mano. Él también hizo lo mismo y notó que estaba cerca del rostro del desconocido, donde podía apreciarle claramente las pecas que salpicaban la piel –Tu hermano ¿Cuántos años tiene? De seguro que está por algún lado haciendo sociales ¿Por qué te preocupas tanto?- Se sentía curiosa por aquel chico, pero este era bueno evadiendo las preguntas. Interesante…muy interesante.
avatar
Debbie Harker
Médiums
Médiums

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 24/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X02 Physical Graffiti (Privado)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.