Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


001 Avant qu'il n'atteigne la nuit *Austin*

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

001 Avant qu'il n'atteigne la nuit *Austin*

Mensaje  Angela Blackwood el Dom Jul 20, 2014 11:14 pm

Austin no había llegado de su trabajo de medio tiempo y realmente me estaba preocupando. Miré nuevamente la hora ¡Demonios! ¿Dónde se metió? Esperaba que se apareciera con una barra enorme de chocolate, si no, su imprudencia iba a ser castigada con una enorme cara de trasero. Él sabía que me preocupaba sus ausencias y más si no era capaz de mandarme siquiera un puto mensaje. Bajé las escaleras y me quede en el rellano, contemplando la puerta como si se tratara de un perrito abandonado que no veía la hora de que regresará su dueño para que le dé de comer.
Tomé nuevamente mi móvil y marqué su número, sonaba y sonaba pero Austin no me atendía. Mascullé improperios y deje un mensaje de voz –Espero, rata asquerosa que me traigas un chocolate tan grande como está casa y ¿Dónde diablos estás?, si tienes batería y no me quieres atender, te asesinaré- E inmediatamente corté. No conocía mis sentimientos hasta ese momento, por un lado sentía furia porque él no se encontraba allí, eran alrededor de las diez de la noche y conociendo su hora de salida, tendría que haber llegado a casa más de madia hora antes. Pero por el otro lado, me sentía insegura ¿Y si le había sucedido realmente algo grave? Era de rumor conocido que los demonios se encontraban detrás de nuestro rastro, que necesitaban a todo ser especial para llevarlos a las bajezas más terribles. Habíamos recolectado información sobre aquello, sobre civiles con poderes especiales que tenían una relación muy estrecha con demonios quienes los manejaban a su antojo, no queríamos que eso nos sucediera a nosotros. Era por ello mismo que tanto Austin como yo nos protegíamos mutuamente para que no nos sucediera nada, le decíamos a la gente que éramos hermanos, cuando en realidad no nos parecíamos en nada. De todas formas, menos nos preguntaran mucho mejor.
Siempre nos manteníamos en contacto, al menos un solo mensaje que decía “ok, estoy bien” o alguna frase que solamente nosotros dos pudiéramos saber. Sin embargo, ni un solo mensaje me estaba escribiendo y aquello lograba que me exasperara aun más –Espero que llegues, sano y salvo, así te pateo el trasero-DEMONIOS! Me estaba volviendo loca, quería que entrara por esa maldita puerta. No podía más, mi paciencia había quedado el día que me escape de la casa de mi tía, aquella perra asquerosa que se hacía la buena conmigo ¡Zorra! Me levante de la escalera, tome mi campera y decidí salir a buscarlo, no me quedaba más opción que esa.
Al abrir la puerta me encontré cara a cara con Austin. Todo lo que quería decirle se quedo en mi garganta –Diablos- Murmuré escondiendo mi rostro y comenzando a llorar, era un idiota ¿Por qué lloraba de esa manera?
avatar
Angela Blackwood
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 04/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Avant qu'il n'atteigne la nuit *Austin*

Mensaje  Austin Shepard el Mar Jul 22, 2014 11:02 pm

Mi móvil no dejaba de sonar ¡Santo cielo! Sabía de quién podría tratarse, no existía otra persona que supiera el número. Evitaba dárselo a cualquier persona o simplemente le pasaba el número de otro móvil que usaba en ocasiones especiales –Está bien, está bien- Me decía el hombre que ahora entornaba los ojos tras largar el humo por su boca entre abierta –Te daré lo que quieres, niño- Apreté los dientes y lo fulminé con la mirada, odiaba que me llamará de esa manera, no era ningún niño. No hable, era mejor de esa manera, mientras en mi bolsillo no dejaba de sonar y vibrar como loco, me preocupaba ¿Algo le podría estar pasando a Angie? No, imposible, si realmente un demonio…deje la frase a medio formular en mi mente, ahora que lo pensaba mejor, quizá la tenían secuestrada y me llamaban para eso.
Ella y yo, desde que el destino nos había colocado juntos, lográbamos que encajáramos a la perfección, no contábamos demasiado del uno para preservar un misterio, yo no quería revelar quién era en realidad y no tenía intenciones de preguntarle a Angie porque se había marchado, pero ambos teníamos un denominador común, poderes que no albergaban ningún ser humano, dones que eran a veces hasta difíciles de manejar –Toma, esto es lo tuyo, chico.- Me dijo aquel, librándome de las cadenas del pasado.

Tomé el fajo de dinero que me alcanzaba, por supuesto que no estaba orgulloso de lo que hacía, pero el trabajar en un hospital como empleado de limpieza, tenía sus ventajas ¡Claro que las tenía! Porque podía sacar bolas de sangre que luego vendía a un precio considerable a aquellos vampiros que no se permitían beber la sangre de los humanos. Sinceramente poco me importaba que hacían con ella, como también me encontraba con brujos que necesitaban de eso. De todas formas mientras a mi me dieran dinero, me importaba un rábano donde y que hacían con la sangre –Gracias, un poco tarde el pago. Todavía me dejan entrar al banco de sangre porque gracias a mi rostro de ángel no desconfían de mí, pero no te volveré a dejar pasar el retraso del pago el mes entrante, sé dónde para tu manada y estoy casi seguro de que un buen grupo de cazadores amigos te darán un descanso justo.- Le sonreí, fingiendo que me molestaba amenazarlo de esa manera, cuando en realidad era todo lo contrario, disfrutaba haciendo aquello porque note su miedo. El terror que reflejaba el rostro del vampiros, era palpable y podía disfrutarlo –No, no me retrasaré, lo prometo- ¿Cuántas veces había oído aquella frase tan banal y sin fundamentos? Un millón de veces, desde que me encontraba en esta situación. No teníamos mucho dinero y Angie no ganaba demasiado en los bares donde la contrataban para trabajar, debía pensar algo para costear al menos una buena cena que no incluyera comida chatarra y se me ocurrió que trabajar en el hospital quizá me diera esa suerte.

En uno de mis turnos, me topé con un vampiro sediento de sangre, no quería implorar por mi vida, sabía que no valía nada, pero recordé que no me encontraba solo como otras veces, que tenía a alguien que debía cuidar y esa era a Angela. Le rogué al vampiro que no me matará que como condición trataría de proveerle, todos los meses con la sangre que podía sacar del hospital, ya que me iba a resultar sencillo entrar al banco de sangre para sacar algo para él. Aquella confesión lo hizo liberarme, y después de varios meses sacaba una cantidad miníma, para no levantar sospechas y se los proveía a el vampiro. Con el tiempo comenzó a exigirme más y más, pero no era momento de echarme atrás y tome todo el valor que me era necesario –Si quieres más, tendrás que pagar- Se quedó perplejo ante mi imprudencia, amenazó con asesinarme, de todas formas no me eché atrás y espere paciente. Viendo que no tenía más opción que confiar en mí, acepto mi trato y comencé a ganarme un buen dinero. Cada cuidad nueva al que nos movíamos con Angela, él nos acompañaba, su manada se movía con él y yo era el que les proveía de la rica sangre que los mantenía a raja tabla con los cazadores que perseguían a bichos como ellos. Mientras que los vampiros me pasaban información de que si existía algún demonio cerca.

-Debo irme- Terminé la reunión allí y me fui, no quería parecer preocupado ¡Diablos, si que lo estaba! Y comencé a correr con todas mis fuerzas. Sentía el sudor que se me pegaba en la cara como si fueran insectos en el parabrisas, debía llegar a casa. Saque mi móvil y noté que tenía doce o más llamadas perdidas, todas ellas de Angie y dos mensajes de voz. No quería escucharlas, temía lo peor –Sé valiente Austin- Me regañaba una voz interior. Por fin vislumbre el hogar que teníamos con la morena y entré estrepitosamente, mientras me topaba cara a cara con la chica que había logrado dejar de interesarme en mí y prestar más atención a ella. Noté horrorizado que comenzaba a sollozar, algo poco habitual en ella -¿Qué…qué ha pasado?.- Pregunte tomando algo de aire y llevando mis manos a sus hombros -¿Por qué lloras?- No comprendía nada, pero al menos me sentía aliviado de que Angie estuviera allí, sana y salva.



avatar
Austin Shepard
Precognición
Precognición

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 13/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Avant qu'il n'atteigne la nuit *Austin*

Mensaje  Angela Blackwood el Dom Jul 27, 2014 9:23 pm

Off: Admito que amo a Austin…lo admito, maldita sea!

Austin eres un bastardo, idiota, egoísta y todas las cosas horribles que uno puede pensar, no podía detener el llanto, quería dejar de llorar como una idiota, pero cada vez que quería detenerme, más lágrimas afloraban en mis ojos bañando la ropa del rubio. En aquellos momentos sentía una rabia casi infinita, sentía que me rasgaba por dentro, deseando hacerle el mayor daño posible, quería que sintiera lo mal que me había hecho sentir, deseaba verlo derrumbado, implorando mi perdón. Me separé de él limpiándome con la manga de mi camisa las lágrimas de angustia y enfado que corrían por mi rostro –Eres un imbécil- Dije sin miramientos, mientras negaba con la cabeza, estaba dispuesta a darle una buena bofeteada si llegaba a acercarse, aunque conocía que Austin sería precavido y no se acercaría a mí, conociendo mis ataques de ira -¿Por qué diablos no has atendido mis llamados?- Ok, aquello parecía más lo que haría una novia celosa a alguien que le debía prácticamente la vida a aquel chico de unos ojos de un intenso azul marino –Estoy preocupada, demonios ¿Por qué no atiendes?- Lo miré, tratando de escudriñar en su mirada, esperando que dijera algo que tranquilizará mis nervios que se encontraban a flor de piel, todavía sentía enormes deseos de asesinarlo.
Cerré la puerta y le di la espalda, no deseaba mirar su rostro por unos cuantos segundos, tenía la certeza de que en cualquier momento me tomaría por sorpresa un nuevo ataque de ira y terminaría cometiendo un asesinato. Debía agradecer que Austin se encontrara a mi lado, me daba la fortaleza que me faltaba, era por él que podía decir que aún me encontraba con vida y quizá con la sensatez de no unirme a los demonios, quizá si me encontraba sola, lo más lógico que me hubiera atrapado enseguida y hubiera dicho que sí, a veces la soledad hace que las personas hagan cosas impensadas.
-Bien- dije mientras me daba vuelta mostrándole mi mejor cara de desdén, todavía seguía muy enojada con él y no podía demostrarle que todo marchaba bien, ambos sabíamos que corríamos muchos peligros el estar vagando solos por ahí, era por eso mismo que cada media hora nos enviamos mensajes de texto para declarar que todo se encontraba bien, pero aquel día algo, aunque fuera pequeño, había cambiado ¿Qué era? Austin no me había enviado ni un solo mensaje. –Espero que tengas una buena explicación, sabes mejor que nadie que tenemos un millón de demonios respirando en nuestra nuca ¿Dónde estabas?- Ya no quería más secretos, estaba claro que ninguno de los dos, decía mucho sobre el otro, que nuestro pasado era un secreto para cada uno –Escucha, hemos dicho que ambos nos cubriríamos la espalda, pero si no me dices lo que diablos te sucede…no voy a leer tu mente- Era una promesa que le había hecho la primera vez que mencioné mi don. Noté ese mismo día que el rubio escrutó mi rostro, pero yo sabía que Austin pensaba que era una niña tonta que se había escapado de su casa, notaba que me despreciaba y no entendía por que, hasta que leí su mente y descubrí que desconfiaba de mí, tanto como yo desconfiaba de él. No me conocía en lo absoluto y yo a él tampoco. De todas formas, era momento para decirle la verdad, y decidí empezar a decirle que yo poseía el don de la telepatía, desde ese momento Austin elegí que podía leer y que no, era un chico muy inteligente, y no me permitía acercarme demasiado a sus más preciados recuerdos “deja de leerme los pensamientos” Me lanzó una noche. Desde ese día, observando que le molestaba mi intrusión, decidí, mejor dicho, prometí no entrar más a su mente y hasta el momento había mantenido esa promesa –Si no me lo dices, sabes que entraré en tu mente y sabes de sobra que hay cosas que no podrás ocultar- Comenté mientras me cruzaba de brazos, esperando con ansias que me dijera algo -¿Dónde has estado?- Pregunte cada vez más molesta por toda la situación que estábamos viviendo. Odiaba el tener que ocultarme, me odiaba por poseer aquel don, y más aun me sentía sola al no tener a mis padres conmigo. Apreté los dientes, odiaba tener que sentirme tan malditamente vulnerable.
avatar
Angela Blackwood
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 04/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Avant qu'il n'atteigne la nuit *Austin*

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.