Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


001 Back to Hell? <Privado>

Ir abajo

001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Sam Winchester el Dom Jul 27, 2014 8:58 pm

Tenía el mapa sobre mi regazo, aunque era mucho más sencillo si usaba el gps. Pero la dirección era algo confusa para aquel aparato que no paraba de decir cosas sin sentido ¿Cuántas veces nos habíamos perdido ya? Un millón y si íbamos al caso, no quería soportarlo a mi hermano que se encontraba demasiado irritable, cada cosa que le decía, hacía o estornudaba a él le molestaba –Según el mapa, tienes que dar la vuelta por allí- Señalé el cartel un poco descolorido y con las señales un poco ilegibles. Realmente nos estamos metiendo en la boca del lobo o mejor dicho, en la boca del diablo, realmente no tenía ni la menor idea de donde podríamos dirigirnos, estaba en la misma situación que en el comienzo. Corríamos el riesgo de que nos atraparan, si realmente se trataba de una trampa, se podría decir que nosotros acabábamos de llegar al mismo infierno. No quería ni siquiera escuchar el “Te lo dije” de mi hermano. Ya me estaba imaginando la mirada asesina que me proporcionaría cuando se enterase de que comenzaba a tener mis dudas de ir hasta allí…creo…creo que debía de decir algo antes de que nos metiéramos en más problemas, está bien…somos algo…bastante, propensos de meternos en serios problemas, ya no contábamos con tanta gente para que nos proporcionará algo de ayuda –Dean, detente- Doblé en dos el mapa y lo guarde en la guantera –Estoy comenzando a tener serias dudas- ¡demonios! Sabía que si le decía que no estaba del todo confiado de meternos en aquel sitio, comenzara a regañarme, como de seguro sucedería y quizá mi hermano se marchara, podría tener razón y estar en peligro, correr hacia los brazos de la muerte no era algo que me gustará, de todas formas, volvía mi sentido de la curiosidad y si realmente el arma estuviera allí, entonces tendríamos el objeto más preciado para cualquier cazador, la Colt era la única que podía matar a cualquier ser sobrenatural, aunque no lo íbamos a usar con ese propósito, al menos por mi parte, debíamos tenerla en nuestra manos para terminar con la cruzada de nuestro padre y de paso, guardarla en un lugar muy seguro para que nadie pudiera caer en la tentación de convertirla en un arma mucho más espantosa de lo que ya era –Una parte de mi me dice que deberíamos ir, que si tenemos la Colt en nuestras manos, terminaríamos con todo y podríamos regresar a nuestras vidas- Que vació sonaban aquellas estúpidas palabras, ni aunque tuviéramos a Azazel frente nosotros podríamos acabar con él y si lo lográbamos, quizá un milagro nos ayudará, sería difícil, regresar a nuestras vidas, al menos regresar a mi vida, la que creía tener. Era gratificante regresar a la universidad, codearme con personas que tenían el mismo interés que yo, pero de todas formas no me sentía acorde, no encajaba. Mientras los miraba a todos sentados leyendo sus libros, me sentía fuera de aquel sitio, nadie había vivido lo que con mi hermano habíamos tenido que presenciar, ¿Cuántos de los que se sentaban junto a mí habían tenido que lidiar con hombres lobo en su vida? Podría asegurar que ninguno.

-Por un lado, siento la necesidad de ir, de descubrir el misterio y saber si estoy en lo cierto o no. Sabes mejor que nadie que la Colt es un arma peligrosa y que no puede tenerla cualquiera- Comenté mientras fruncía apenas el ceño, había deseado que nadie hubiera cambiado, pero al separarme de Dean después de tanto tiempo, sentía que no había cambiado mucho pero que las cosas no eran iguales que antes ¿Qué había cambiado? Quizá el hecho de que papá había muerto llevándose un enorme secreto y que Dean no había podido soportar el hecho de algo en aquella habitación, papá le había dicho algo ¿Qué había sido? –Por otro lado…- Comenté desechando mis ideas a un lado –Creo que nos estamos metiendo la boca del lobo.- Me toqué la nuca preocupado –No sé si deberíamos ir- Dije murmurando, no debería echarme hacia atrás, ya nos encontrábamos en el medio del camino y quizá nos estarían esperando –Siento que vamos a encontrar algo que estamos esperando, es una sensación extraña- Lo miré, seguía con el ceño fruncido, deseaba bajarme del coche y correr hasta aquel sitio y enfrentarme solo a todos ellos que dejar que algo le sucediera a Dean -¿Qué te ha dicho papá para que estés de esa manera?- No tenía nada que ver con mis dudas acerca de la cabaña, pero quizá la respuesta que tanto quería saber me ayudaría a interpretar bien mi escasa decisión ¿Cuántos secretos me estaba escondiendo mi hermano? Y ¿Por qué no era capaz de decirle a Dean que desde hacía días que no paraba de tener extrañas visiones acerca de lo que pretendía hacer el demonio de ojos amarillos, donde un centenar de civiles especiales estaban siendo secuestrados para pertenecer a su bando? Carraspeé saliendo nuevamente de mis pensamientos –Creo que tendré que ir solo. No quiero meterte en más problemas. No sé que me está pasando- Mentía, claro que lo sabía, mi egoísmo de arrastrarlo hasta allí para sentir nuevamente que lo que habíamos empezado hacía más de un año no se cortó por nuestras diferencias. Dean poseía lo que a mi me faltaba, el valor y aquel secreto que papá le delegó antes de morir.

Tomé mi pertenencias, una mochila que cabía todo lo que necesitaba y me bajé del auto –Creo que debemos separarnos, esto es cosa mía. Tengo que ir yo- ¿No era sencillo decirle la verdad a mi hermano? Tal parecía que no. Y cerré la puerta, comenzando a caminar por la banquina.



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Dean Winchester el Sáb Sep 27, 2014 4:34 pm

La tecnología no estaba ayudando en aquellos momentos y mucho menos la idea de usar el GPS, era mejor que Sam mantuviera sus ojos en un mapa de papel que nos sería de mucha ayuda sin hacernos dar tantas vueltas en el medio de la nada. Exhale un suspiro algo cansado de girar en circulo sin llegar a ningún lado, estaba un poco sediento de tener frente a mi un demonio y terminar con él como en los viejos tiempos de cacería con mi pequeño hermano. Doble hacia donde mi hermano me guiaba y fije la mirada al frente, sabía que lo mismo que vería frente a mi es lo que se encontraba a los costados de aquella ruta desierta, absolutamente nada. Cuando iba a apretar el acelerador la voz de mi hermano Sam hizo que me detuviera en el medio de la nada, su voz sonaba llena de dudas y algo de miedo, solo esperaba que aquel vieja no fuera una mentira de mi hermano o una trampa mortal de algún maldito demonio o mejor dicho de alguna maldita perra como lo era Ruby aquella noche en el bar.
Detuve el auto a un costado de la carretera y deje caer mis manos sobre mis piernas, sabía que Sam tenía algo importante para decirme. Coloque mis ojos sobre él y mantuve la paciencia para no matarlo ante sus palabras, sabía que aquel tiempo alejados nos había cambiado un poco la cabeza a ambos, pero mi furia por aquellas cosas sobrenaturales seguía tan latente como la última vez que había cazado alguno. Ahora mas que nunca deseaba tener la Colt en mis manos y terminar con aquel trabajo que papá no pudo, quería acabar con ese maldito hijo de perra que se había llevado a mi padre sin poder ayudarlo en su maldita decisión.
-Escucha una cosa Sam, sabemos muy bien que no será fácil tener la Colt en nuestras manos y mucho menos si aquellos malditos hijos de perra la tienen, pero ¿Quién ha podido acabar con los hermanos Winchester?.
Mi hermano tenía miedo y lo entendía, después de todo yo también lo tenía, no sabíamos muy bien en donde nos estábamos metiendo y no estaba papá para guiarnos mediante mensajes ocultos donde debíamos meternos y donde no, pero era hora de seguir con el trabajo familiar y dejar limpio el nombre de nuestro padre.
Una pregunta simple pero difícil hizo que comenzara a correr hielo por mis venas y miles de recuerdos se aparecieron por mi cabeza, era una mezcla de odio con dolor lo que comenzaba a sentir en mi pecho y estaba en duda si decirle a Sam lo que papá me había dicho o simplemente mentirle para dejarlo tranquilo, habían pasado muchas cosas y no era momento de contarle aquel terrible secreto que solo yo podía entender y detener.
-Solo que te cuide. Fue todo…
Podía haber pensado una mentira mucho mejor que aquellas inútiles palabras sin sentido, pero había demasiadas cosas en mi cabeza para pensar que decirle a mi hermano, sabía que él no me creería, pero por lo menos lo mantendría lejos de aquella pregunta por unos días más.
-Un poco más de lo mismo.
Dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro y clave mi mirada al frente, no quería volver a recordar aquellas palabras de parte de mi padre. Prefería dejar todo en el pasado o por lo menos todo en mi mente, la solución estaba en mis manos lamentablemente.

Observe a mi hermano agarrar sus cosas y bajarse del auto como si fuera una adolescente enojada con su pareja escapando del auto antes de ser manoseada. Deje que se alejara un poco por la banquina y puse en marcha de nuevo a mi bebé acercándome lentamente a mi hermano.
-Si no quieres que te pise con el auto será mejor que subas. ¿No pretenderás que regrese después de haber conducido por horas hasta aquí?. Será un tema tuyo como tú dirás Sam, pero no te dejaré solo y mucho menos si conduje hasta aquí.
Detuve el auto en seco y saque la cabeza por la ventanilla de mi Impala.
-Será mejor que subas, necesito que termines de guiarme.
Le dibuje una sonrisa amistosa y volví a acomodarme dentro del asiento del auto esperando que mi hermano pusiera su trasero en el asiento,  algo me decía que estábamos a pocos pasos de llegar a nuestro objetivo.
Conduje un par de kilómetros mas hasta que a lo lejos pude visualizar una cabaña algo vieja y bastante deteriorada, no me estaba dando una buena señal aquello, pero ya era demasiado tarde para volver atrás.
Estacione debajo de unos árboles, escondiendo un poco nuestra presencia a cualquier cosa que nos estuviera esperando,  no quería ser carnada fácil para ningún maldito demonio.
-¿Tendremos que tocar el timbre y preguntar por alguna persona en especial?.
Dije con cierta ironía y mire a mi hermano por unos segundos,  algo me decía que todo aquello era una trampa o una simple broma para reírse de nosotros por un buen momento.
-Bien, es hora de disfrutar la noche de luna de miel en nuestra nueva cabaña.
Si no se nos caían las paredes encima al entrar era un milagro, apostaba que esa cabaña tenía mil años sin ser habitado y miles de presencias sobrenaturales nos estaban esperando para darnos la bienvenida. Abrí la puerta del auto para bajarme y di unos pasos al frente,  era hora de comenzar de nuevo con el trabajo familiar.
-Es hora de trabajar.
Y camine hacia la puerta de la cabaña, pasará lo que pasará ya estábamos jugados y no había tiempo para volver el tiempo atrás.

La puerta de la cabaña estaba entre abierta, podíamos encontrarnos con típicos adolescentes  intentando invocar algún maldito demonio  o simplemente una plaga de animales buscando un simple refugio por las noches. Apoye mi mano derecha sobre la puerta y con un simple empujón logré abrir la puerta de madera. Un horrible chirrido aviso a cualquiera que estuviera en el lugar que alguien se dignaba a entrar en aquel asqueroso lugar. Mire a Sam sobre mis hombros y comencé a dar pequeños pasos para ingresar en el lugar.
-Quiero imaginar que te han realizado un amplio descuento por el estado de la cabaña y que las habitaciones no tiene este aspecto o dormiré en el auto, eso te lo aseguro.
A pesar del tiempo que llevaba sin cazar aun podía sentir la adrenalina en el cuerpo de terminar con aquellas malditas criaturas. Di unos pequeños pasos mas y me detuve en seco, podía sentir un olor familiar y comenzaba a sospechar que estábamos metidos en una trampa de nuestro querido amigo…
-¿Puedes sentir ese olor?.
El azufre podía sentirse a centímetros de nosotros, y en cualquier momento seríamos la cena de esos malditos, si sabía que mi vida terminaría de aquella manera hubiera sacado el baño de la lista, por lo menos mi carne no sabría limpia y dulce para su paladar.

-Bienvenidos Winchester, los estaba esperando, pero han tardado mucho en llegar hasta aquí. ¿Qué sucedió? ¿La pareja recién reconciliada se ha vuelto a pelear durante el viaje? Eso pasa hasta en los mejores matrimonios, cuando el amor se termina no hay nada que se pueda hacer.
La imagen de un maldito demonio se hizo presente frente a nosotros, en su rostro pálido había una gran sonrisa dibujada como si gozaba la presencia nuestra frente a él. Se quedó parado frente a nosotros observando cada uno de nuestros movimientos, su cuerpo de alguien de unos 30 años parecía estar bastante golpeado, como si su cacería de cuerpos hubiera sido fresca y reciente. Por su atuendo y sus botas negras podía asegurar que tenía el cuerpo de un nuevo cazador quien apenas tenía síntomas vitales para permanecer con vida luego de que aquel hijo de perra saliera de su cuerpo.
-Y bien… ¿Cómo ha sido la vida de los hermanitos Winchester? ¿Han visto a papá?.
Una sonrisa malévola se dibujó en su rostro y fijo la mirada en nosotros. ¿Qué demonios tenía que ver papá en todo esto?. Sabía que su cuerpo era imposible de ser usado por algún hijo de perra, sus restos habían sido quemados para que nadie pudiera usar su cuerpo, pero aquellas palabras hacían demasiado ruido en mi cabeza.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Sam Winchester el Dom Sep 28, 2014 10:33 pm

Ok, admitía algo, estaba sobre actuando y quizá estaba siendo algo egoísta. No sé cuánto tiempo habíamos estado conduciendo. Pero lo que sabía hasta aquellos momentos era que lo conducía a mi hermano a una muerte lenta y dolorosa. A ciencia cierta no tenía idea de quién era la persona que me había llamado para guiarme hacia la famosa Colt, estaba casi seguro de que algo tenía que ver que le lanzara la idea de que regresara junto con mi hermano. Tan sospechoso y tan fácil de descubrir, pero estaba más que claro que era fácil de manipular, lamentablemente era así. Estaba condenándonos a morir. Dean me trataba de convencer de que entrara al coche, me quede parado mirándolo y me moje los labios –No lo entiendes ¿Verdad? Acabo de darme cuenta que soy muy manipulable. Además ¿Cómo sabes que todo lo que te acabo de decir es mentira? O si de pronto me convertí en demonio y te estoy llevando a un sitio donde te torturaré y te mataré- Dean ni siquiera se había asegurado de que yo era Sam ¿Dónde había quedado el cazador que fue durante toda su vida? –Debes confiar demasiado en mí como para no meter mi cabeza en un enorme balde de agua bendita- Le dije mientras lo miraba con el ceño fruncido. O ¿Realmente mi hermano había cambiado y le importaba muy poco lo que era o lo que había dejado de ser? ¿Tanto podía cambiar una persona? Y la respuesta era afirmativa –Agradece que todavía no me he convertido en la marioneta de ningún demonio- No quería ni pensar en lo que haría un demonio si se metiera en mi cuerpo.

Deje de protestar ¿De qué me servía? De nada. Me metí de nuevo al coche y comencé a guiarlo de manera un poco brusca. No entendía como diablos no se amigaba con la tecnología el GPS no le haría ningún tipo de daño, pero tal parecía mi hermano se negaba a usarlo. Llegamos, y allí estaba la cabaña, y un lugar muy poco habitable ¿Quién podía vivir allí? Comenzaba a formular ciertas dudas al respecto. Asentí con la cabeza, si había un nombre con el cual podíamos dar con la persona que me llamo –Si, es un nombre un poco extraño “Zael”- Ahora que lo decía en voz, si que parecía extraño. Me bajé del coche, no entendía como Dean podía bromear en una situación como esta -¿En serio quieres bromear?- Lo miré con fastidio, quizá hubiera sido genial que me saliera una carcajada, aunque fuera nerviosa, pero me encontraba tan tenso que no podía decir nada. “Es hora de trabajar” Típicas palabras de papá cuando estaba de buen humor y luego las palabras de mi hermano. Asentí con la cabeza, era tiempo de empezar lo que habíamos dejado tiempo atrás, un año para ser exactos. Saqué mi arma llena de balas de sal, y llevaba conmigo un cuchillo de plata, había que estar preparado para todo.

La puerta se abrió de un chirrido, si nuestra entrada deseábamos que fuera silenciosa, no lo habíamos logrado ni por asomo. Le sonreí y asentí con la cabeza, no tenía pensado quedarme a dormir allí, de todas formas ya me quería ir. Cuando Dean comentó de que había un olor sumamente familia, me percaté de que tenía razón, allí se sentía mucho olor a azufre y descubrí que estábamos metidos en una emboscada –Creo que estamos en problemas- Comenté por lo bajo buscando, con movimientos rápidos, alguna muestra de la verdad que acababa de dejar escapar de mis labios. Una voz se hizo presente y su ironía me resultaba tan familia –Azazel- Y fue cuando pronuncié su nombre, que descubrí que todo este tiempo fue obra de aquel demonio de ojos amarillos –No creo que nos quieras regresar la Colt.- No era una pregunta, si no una afirmación, estaba casi seguro de que su idea no era regresarnos el amar, ¿Qué demonio le daría a unos cazadores que quería matarlo, el arma más poderosa de la tierra? –No me digas que has querido hablar con nosotros ¿Tan solo te sientes?- Pregunte enmarcando una ceja, no entendía de dónde diablos sacaba tanto valor, de todas formas había algo que realmente sabía. Al menos no nos mataría enseguida.

-¿Nuestro padre?- Pregunte sorprendido ¿Qué tenía que ver nuestro papá en todo esto? –Recuerdo la última vez que lo vi y a mi parecer tu tenías algo que ver- La ira me comenzaba a consumir, porque comenzaba a enterarme de que nuevamente y sin proponérmelo, no sólo había arrastrado a una muerte segura a mi hermano, si no que era la marioneta de Azazel .



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Dean Winchester el Sáb Oct 04, 2014 9:03 pm

Sam tenía demasiada razón con lo que comenzaba a decirme, no había verificado en ningún momento que aquel sujeto que se encontraba frente a mi era mi verdadero hermano, pero que más podía perder en aquellos momentos, por extraño que sonara ya me encontraba bastante jugado con todo para ponerme a ver si aquel sujeto era o no mi verdadero hermano. Exhale un largo suspiro y me encogí de hombros lentamente antes de contestar.
-Si fueras una amenaza o una trampa ya hubieras echo tu trabajo. Como aun sigo vivo y con todos mis órganos, puedo asegurar que eres mi hermano.
Dibuje una gran sonrisa en mi rostro algo forzada y espere que aquellas palabras en forma de broma calmaran un poco el humor de aquel pequeño.
-No te preocupes hermano, cuando menos lo esperes tendrás un balde sobre tu cabeza o agua bendita en tu propia bebida.
Era cierto que no me había percatado con nada si era un demonio o no, pero algunas manías habían sido calmadas después de la muerte de papá. Las últimas palabras de mi hermano menos me hicieron salir de mis pensamientos, recordando a la rubia y su estúpido juego en aquel bar, no iba a permitir que mi pequeño hermano se convirtiera en la marioneta de ningún demonio, por lo menos no lo lograrían mientras yo estuviera vivo.
-No lo harás y no lo permitiré tampoco.
Palabras justas a lo que esperaba que Sam entendiera y se diera cuenta que aquello ya no era en forma de broma y mucho menos un juego para mi.

Ante la presencia de aquel demonio, la voz de Sam con un nombre me vino directo a la cabeza, abrí bien grandes los ojos y apreté los dientes para no asesinar a ninguno de los dos en ese momento. Gire a penas mi cabeza, mirando mi hombro derecho y busque rápidamente a mi hermano con la mirada, él era al primero que quería asesinar entre mis manos.
-Dime una cosa…. ¿El nombre Zael no te sonaba a un maldito demonio?.
Dije casi en susurro y apretando los dientes, había reaccionado un poco tarde a lo que mi hermano me había comentado en el auto, pero ahora comenzaba a cerrarme todo lo que estaba pasando, íbamos a ser una rica cena para aquellos desgraciados.
-La próxima vez que tengas un caso en manos, no olvides de darme el nombre primero. Creí que habías aprendido algo de los nombres que terminan en “EL”.
Deje que Sam se quedara pensando con aquello que le había dicho y regrese mi mirada a nuestro invitado de honor, seguramente estaba lleno de buenas noticias para darnos y no quería perderme ni una sola de sus palabras. En el rostro de aquel maldito se dibujó una sonrisa y comenzó a caminar por aquella pequeña habitación antes de dejar salir varias palabras juntas.
-¿Yo algo que ver con su padre? Que feo concepto que tienen de mí. No crean en todo lo que les dice papi, a veces los padres hacemos cosas no para salvar a nuestros hijos, sino para salvarnos a nosotros mismos. Dejamos el trabajo pesado a otros, mientas que nosotros partimos a un mejor lugar a ver como los hermanos se devoran entre sí.
Guardo sus manos en los bolsillos del pantalón del cazador y comenzó a hurgar en busca de algo interesante y restándole interés a lo que acababa de decirnos. Sabía que aquellas palabras eran mentiras, papá no disfrutaba de lo que estaba sucediendo y mucho menos había hecho aquello para lavarse las manos. Seguí a ese maldito con la mirada, aunque en aquellos momentos deseaba matarlo y acabar con su maldita vida en instantes, cobrándome cada una de  las vidas que se había llevado a lo largo de los años.
-No conoces a nuestro padre. Así que será mejor que cierres la boca, si no quieres que te la cierre yo mismo.
Una risa se hizo presente en todo el lugar, no entendía de que se estaba riendo aquel maldito demonio, pero comenzaba a sacarme de mis casillas, solo esperaba que aquello se terminara rápido para poder marcharme de aquel lugar. No permití que diga más nada, quería que dejara de reírse y dijera de una vez por todas que era lo que deseaba de nosotros.
-A ver, ¿Qué es lo que quieres? Tenemos trabajo que hacer, no tenemos tanto tiempo disponible como lo tienes tú.
Azazel se detuvo en seco frente a nosotros y fijo la mirada unos segundos sobre mi hermano Sam y luego poso su vista en mí, seguramente deseaba matarnos tanto como deseábamos nosotros acabar con él, pero ninguno daría el primer paso en aquel lugar, por lo menos no por el momento.
-Creo que no me pueden ayudar con lo que necesito, saben menos que yo, por ende solo seré de ayuda con ustedes y créanme, lo que menos quiero es ayudarlos a ustedes, los hermanitos Winchester.
Frunció levemente el ceño en señal de asco, y dio unos cuantos pasos hacia atrás, cada vez comprendía menos la actitud de él y el motivo por el cual nos había citado en aquella cabaña que se caía a pedazos. Separé mis labios para comenzar a hablar, pero el demonio se adelantó a hablar tapando mis palabras.
-No se encuentra en mi poder lo que ustedes buscan. Ninguna de las dos cosas. Tendrán que seguir investigando para encontrarlas. Tal vez tienen suerte y al encontrar una, también encuentran a la otra.
Volvió a sonreír y dejo caer todo su cuerpo sobre una de las paredes del lugar, cerró los ojos por un instante y un pequeño gemido salió de aquel cuerpo, Azazel pronto se marcharía de aquel cuerpo y el cazador no resistiría un minuto mas con vida, su cuerpo se encontraba demasiado dañado como para seguir la lucha en este mundo. Di unos pasos hacia adelante esperando poder hacer algo por aquel sujeto, pero aun la presencia no se marchaba de él y no era médico para ayudarlo a salir.
-¿Por qué nos dices todo esto? Y ¿Qué te hace pensar que vamos a creerte todo lo que nos decís?...
No quería que siguiera mortificando a ese pobre cuerpo, pero aun nos quedaban muchas preguntas por hacerle y por lo visto él no tenía muchas  ganas de darnos los datos que necesitábamos, se estaba divirtiéndose con aquella escena y con aquel pobre sujeto. La cabaña quedo en silencio por unos minutos y luego Azazel volvió a tomar su papel dentro de aquel cuerpo.
-Yo no quiero ayudarlos. Solo quería saber como estaba su padre y verificar que todo marchara bien. Me alegra saber que Sammy se esta comportando como todo un verdadero cazador, eso ayudara mucho. Y todavía no hemos visto su mejor parte.
Clavo seriamente su mirada sobre mi hermano y dibujo una sonrisa cómplice en su rostro. Cada vez entendía menos lo que comenzaba a pasar en aquella habitación.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Sam Winchester el Dom Oct 05, 2014 4:58 pm

Realicé una mueca, era más que evidente que muchas veces, incluso yo mismo lo solía hacer, ponerle algo (Si no era un frasco entero) de agua bendita. Mi preocupación se disipaba cuando veía que Dean seguía siendo él, en realidad cuando notaba que de mi hermano no salía nada parecido a humo, en ese caso podía bajar la guardia y me despreocupaba del tema, estaba casi seguro que en algún momento él haría lo mismo. No iba a discutir, ya era bastante frustrante encontrarnos en una situación tan comprometedora como lo estaba siendo en aquellos momentos. ¿Te arrepientes Sam? Me preguntaba una voz conocida en mi cabeza, y la respuesta estaba más bien clara. Si, me arrepentía. Porque estaba cavando nuestra propia tumba y ver morir por segunda vez a mi hermano no me causaba ninguna gracia.
Noté su mirada de odio ¿Cómo se me había pasado una cosa semejante? No lo comprendía, como tampoco entendía algunos aspectos de mi vida ¿Qué había pasado la noche en que murió mamá? Le dedique una mirada de arrepentimiento a mi hermano, realmente esperaba que no me asesinará allí mismo, estaba casi seguro de que si salíamos con vida de aquel sitio, Dean se encargaría de matarme –No lo pensé bien- Fue lo único que pude murmurar, me sentía realmente avergonzado y descubrí que no era la primera vez que me convertía en la marioneta de un demonio, el episodio de Meg se hizo presente en mi cabeza, ella también me había usado a su antojo cuando la encontré en la estación del autobús. Me sentía en aquellos momentos en la presencia de mi padre, Dean estaba usando el mismo tono y quizá la misma frase de “No aprendiste nada” que usaba John cuando se sentía molesto con alguno de nosotros, más bien cuando se enojaba con Dean. Me encogí de hombros, ya no tenía más que decirle más que pedirle disculpas nuevamente por haber cometido un grave error –Lo siento- No se me ocurría otra frase más inteligente.

Yo también había pensado que papá se marchó para dejarnos el trabajo pesado a nosotros mismos, pero luego recordé que Dean se encontraba muy mal y que pronto moriría, entonces me replanteaba el hecho de que John lo hizo simplemente para salvarle el trasero a mi hermano pero ¿Con qué fin? Ese era todavía una pieza del rompecabezas que debía investigar. Dean no diría una palabra, lo comprobé cuando le pregunte que le dijo papá al oído “Nada, simplemente que te tenga vigilado” O algo así habían sido sus palabras ¿Vigilarme? ¿Por qué? ¿Mantenerme a salvo? ¿De qué? Viendo que de él no iba a obtener ninguna respuesta que fuera favorable a mi curiosidad, tenía que buscarla en otro sitio. Me concentré en Azazel que utilizaba al cazador muy bien –Debe de haber sido otro el motivo por el cual papá decidió hacer eso- El demonio de ojos amarillos si sabía la respuesta, pero estaba más que claro que no me diría nada al respecto, y mucho menos si Dean se encontraba presente en aquellos momentos. Estiraré una mano para tomar el hombro de mi hermano, no era una buena idea comenzar una guerra allí mismo.
Deje que Dean hablara, que ambos hablaran –Dinos ¿Para qué nos has hecho venir?- Aunque secretamente le agradecía algo, el lograr que buscara a Dean después de tantos años. Note que mi hermano dejaba que la ira comenzaba a apoderarse de él. El demonio de ojos amarillos, posó sus ojos en mí, sentí una incomodidad extraña. Pase saliva y le sostuve, esos pocos segundos, la mirada, tratando de que no notara que algo extraño sucedía.
No entendía sus palabras. Fruncí el ceño –No entiendo, no nos quieres ayudar pero estamos aquí por orden tuya, entonces ¿Para qué estamos aquí estancados?- “Por mí” Me torturaba una voz en mi cabeza, porque yo nuevamente había caído en otra trampa, pero esta vez arrastrando a mi hermano al infierno conmigo. Cuando hablo, no revelo su plan, sin embargo comentó que ya no tenía la Colt, la única cosa que realmente nos importaba y por el cual estábamos allí parados como dos estatuas de mármol -¿Ya no tienes la Colt? Entonces ¿Para qué estamos aquí?- Lo mire inmediatamente a mi hermano, era una clara señal de que deberíamos irnos. Probablemente afuera estuviera lleno de demonios de los cuales tendríamos que aniquilar rápidamente, pero no me importaba, una cosa que solía hacer todas las noches.

¿Qué tenía que ver nuestro padre en todo eso? No entendía absolutamente nada, se suponía que papá estaba en el infierno bajo la protección de todos los demonios –Se supone que debería estar en el infierno, si mal no lo recuerdo, has sido tú el que le ha quitado todo- La ira…la maldita ira me estaba consumiendo, dejando toda pizca de bondad dentro de mi corazón. Me cegaba y notaba que todo mi cuerpo se adormecía, produciendo un hormigueó espantoso. Crucé el recinto con sólo cuatro pasos, sin percatarme de chocar contra mi hermano. Me dirigí hacia Azazel, o mejor dicho al cazador, y lo tome por el cuello de la camisa, arrastrándolo hasta la pared más cercana, que ante el impacto del cuerpo sólido, tembló todo –Estoy harto de los misterios que rondan nuestra vida, sé más claro…por favor- Murmuré mientras apretaba los dientes y mucho más la camisa del cazador, si seguía así lo asesinaría.



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Dean Winchester el Sáb Oct 11, 2014 8:57 pm

Detestaba que aquella cosa hablara de nuestro padre, había miles de preguntas sin contestar pero dijera lo que esa cosa dijera no le creería una sola palabra, muchas veces aquellos animales solo decían mentiras para que los cazadores se confundieran y fueran mas vulnerables para matarlos, pero eso no iba a funcionar con nosotros, por lo menos no en aquellos momentos.
Sentí la mano de mi hermano Sam en mi hombro deteniendo cualquier tipo de movimiento, respete aquello que me pedía en silencio volviendo a quedar inmóvil en aquel lugar observando a aquel hijo de perra, solo esperaba que mi hermano no comenzara a creer en sus absurdas palabras sin sentido.
La voz de Sam se hizo presente en la cabaña y por un segundo todo quedo en silencio, seguramente aquel demonio estaría pensando alguna mentira para envolvernos en su juego.
-Quería verlos, hace tiempo que no veo a los Winchester y comencé a preocuparme, por un momento pensé que habían dejado la cacería, por lo menos ese era el rumor que se corría. Dean trabajando en un taller y Sam siguiendo los pasos de papi, aunque pensé que estabas trabajando con papi. ¿Qué sucedió? ¿Se separaron todos los Winchester?.
Dibujo en su rostro una sonrisa maléfica y nos observó detenidamente  a cada uno de nosotros, ¿por qué demonios hacia tanto hincapié en nuestro padre?, tenía ganas de agarrarlo del cuello y sacarle toda la información de una, pero sabía que Sam  no estaría de acuerdo con aquello y debía respetar la decisión de mi hermano, aunque había sido él quien nos había dejado como carnada frente a ese maldito demonio.

La frase de que la Colt ya no se encontraba en su poder daba vueltas en mi cabeza, si aquella inmunda criatura no la tenía, en manos de que otro maldito demonio se encontraba ahora… Aunque me resultaba muy extraño que aquella cosa entregara la Colt tan fácil después de haber matado a miles de personas para conseguirla. Mire a mi hermano por encima de mis hombros y note que él se encontraba en la misma discordia que yo, ninguno lograba entender que demonios estaba sucediendo en aquel maldito lugar y para que nos quería aquella bestia, sin duda era una gran pérdida de tiempo para todos.
-Bien será mejor marcharnos. No tenemos tiempo para perder con hijos de perra como tú.
Comente algo enojado a aquel demonio que seguramente no le afectarían mis palabras, después de todo él disfrutaba todo lo que nos estaba pasando y sabía que aunque lo deseáramos con toda el alma, no podríamos matarlo, no allí y en esos momentos.

La palabras de Sam que comenzaron a salir de sus labios sonaban a enojo, parecía que aquel demonio había terminado con la paciencia de mi hermano. Giré a penas un poco mi cabeza para observar el rostro de mi hermano, la ira lo había transformado directamente en un ser frío y con una mirada llena de nada… La frase de mi hermano menor quedo incompleta y en cuestión de segundos y con pasos rápidos, Sam camino hasta el demonio tomándolo del cuello y depositando su cuerpo con fuerza contra una de las paredes de la cabaña. Abrí bien grandes los ojos y di unos pasos antes de detenerme, jamás había visto a mi hermano actuar de aquella manera y mucho menos frente a un demonio tan poderoso como lo era Azazel, una mezcla de miedo con asombro se mezclaron dentro de mi, esa reacción no era la de Sam, comencé a darme cuenta que las palabras de papá eran ciertas y aquello comenzaba a tomar vida dentro de Sam.
-Sam…
Fue lo único que en aquellos momentos pude acotar, no quería demostrar el miedo en mis palabras, por lo que deje que saliera su nombre de una manera prepotente y en forma de orden.
Azazel mientras tanto observo el rostro de Sam y dibujo una amplia sonrisa dejando ver todos sus dientes, realmente estaba disfrutando todo lo que estaba pasando.
-Muy bien Sam, veo que de a poco estas sacando tu verdadera personalidad. ¿Qué harás ahora Dean con tu pequeño hermanito?.
Coloco una de sus manos sobre la mano de mi hermano y dejo su mirada sobre mi. Sin duda la idea de aquel maldito demonio era demostrarme a mi en lo que se estaba convirtiendo mi hermano y hacerle ver a Sam quien era realmente. Opte por no contestar a su estúpida pregunta y di unos cuantos pasos mas para tomar a Sam del hombro, era momento de que se calmara o tendría que asesinar a dos personas y no me encontraba en condiciones de hacerlo.
-Déjalo Sam. No ganas nada con lo que haces…
Deseaba que mi hermano soltara aquella cosa, volviera a ser el de antes y sacáramos nuestros traseros de aquella maldita cabaña. Azazel Agarro la mano con fuerza de mi hermano y la quito sin el mas mínimo problema, a pesar de estar en el cuerpo de un cazador, su fuerza era mucho mayor a la de cualquiera de nosotros. Se acomodó las ropas y empujando a propósito a mi hermano se alejó de el para depositarse cerca de una ventana sucia de la cabaña.
-Dime Sam… ¿Te ha contado tu querido hermano lo que comenzará a sucederte? Creo que es el mejor momento para que te lo cuente ¿No lo crees?.
En aquellos momentos y luego de aquellas palabras de aquel demonio, era yo quien deseaba matarlo o por lo menos romperle la cabeza contra la ventana por meterse en asuntos que no le correspondían. Abrí bien grandes los ojos y clave mi mirada por un momento en aquel demonio, realmente no me sentía preparado para contarle a Sam lo que ocurriría con él y cual era mi función en ese mundo.
-Será mejor que cierres la boca maldito…
Deseaba asesinarlo mas que a nada en el mundo. Trague saliva algo nervioso y antes de que pudiera volver a hablar, el demonio me gano de mano y dejo que un par de palabras mas salieran de su boca.
-Papi te ha dejado el peor trabajo, pero tienes ahora la opción de buscarlo y preguntarle a él. Tal vez pueden trabajar juntos para salvar a Sammy, no creo que ambos Winchester decidan terminar con la vida del pequeño ¿Verdad?.
Dibujo nuevamente una amplia sonrisa en su rostro  y con un pequeño movimiento, el cazador abrió su boca y un humo negro comenzó a salir de su cuerpo, escapando por la ventana hacia el infierno mismo. El cazador cayó al piso con sus ojos desorbitados, no comprendía lo que estaba sucediendo, pero aun se encontraba con vida.
-Será mejor que lo ayudemos…
Le comente a Sam caminando rápidamente hacia el cazador esperando que el tema no se tocara, por lo menos no en ese momento, aun no sabía como iba a decirle las cosas a mi pequeño hermano.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Sam Winchester el Jue Oct 23, 2014 7:48 pm

Me quedé perplejo, aunque salí de inmediato de ese trance, no quería que notara que estaba demasiado confundido con sus palabras ¿Por qué iba a cazar con mi padre? No recordaba con exactitud que habíamos hecho con sus cenizas pero era realmente morboso ir por todos lados con un jarro. Guardé el silencio propio, mientras cavilaba alguna palabra inteligente para sacarme más información sin ponernos demasiado en evidencia de que él sabía algo que realmente nosotros no sabíamos –De seguro que tampoco es muy necesario que te aparezcas frente a nosotros. Me imagino que debes de tener muchos demonios por ahí siguiendo nuestros pasos- Y de eso me constaba, no sabía en cuantas oportunidades me había topado con un grupo de demonios que aparentaban ser estudiantes universitarios estudiando de sus libros, cuando en realidad su único interés era espiarme y de seguro a Dean le sucedía lo mismo. Tenía información y de la valiosa ¿Qué ocultaba? Y era más que evidente que lo hacía porque no se empeñaba en mentir adecuadamente, lo estaba haciendo adrede. No hablé, tal parecía que mi hermano se estaba sintiendo incómodo y deseaba irse y ¿Darle ese placer al demonio de ojos amarillos? Me negaba rotundamente, si tenía que quitarle palabra por palabra con torturas, lo haría sin mover un solo pelo. La ira…una ira que era irremediablemente incontrolable, el impulso de saltarle directamente al cuello y estrujarlo entre mis mano se hacía cada vez más poderoso, quería hacerlo sufrir…


Últimamente cuando sentía que me invadía el enojo y me era incontrolable la situación me resultaba imposible echarme atrás. Sentí que su garganta estaba sujeta por mi enorme mano, deseaba hacerle daño y que sufriera, esa era la única ventaja que tenía en aquellos momentos, aunque sin la Colt, no le causaría ningún daño, pero si al cazador que se encontraba ahora sujeto a mí. Apreté los dientes, deseaba lastimarlo hasta verlo desangrado en el piso y como si algo me despertará de una pesadilla, escuché la voz de mi hermano. Quería decirle a Dean que mi mayor deseo era verlo sufrir pero que también compartía su opinión debía dejarlo ir y tratar de salvar al cazador, que lo más probable fuera que ya estuviera muerto o alejarnos de allí lo más rápido posible, la segunda idea parecía la mejor opción. El demonio de ojos amarillos apartó mi mano que era como unas esposas en su cuello, sin el mayor problema y se alejó de mí lo más rápido que pude. Me giré, está vez controlando mis emociones. Como era de esperarse, cada palabra que salía de la boca de aquel sujeto era veneno para mi mente. Sin proponérmelo le lancé una mirada de odio a mi hermano Dean y aún con los dientes apretados pregunte indignado -¿Qué es lo que me tienes que decir Dean?- Pregunte tratando de guardar todo mi auto control que poco a poco se estaba yendo al tacho de basura. ¿Matarme? ¿Qué iba a hacer? No estaba entendiendo nada, pero no quería demostrar mi cara de desconcierto en aquellos momentos, si el demonio de ojos amarillos veía que la relación de hermanos que poseíamos se derrumbaba era mucho más sencillo meterse como una serpiente envenenando todo, debía actuar lo más racional y pacifico posible, luego le partiría la cara a mi hermanito –No entiendo una sola palabra de lo que dices acerca de mi padre, Dean y yo sabemos que está muerto, gracias a ti. No sé si has chocado con algún camión que no recuerdas nada pero no caeremos nuevamente en tu trampa- ¿Por qué sabía que yo quería estar allí? Porque me imaginaba que todo era una trampa y aun así nos arrastré hasta este momento –Dean oculta muchas cosas, tendrá sus razones- Claramente que tenía razones, de las cuales me las tendría que contar si quería conservar sus partes íntimas.

-Maldito COBARDE- Grité apretando los puños, quería destruir todo lo que se encontraba a mi paso como si se tratara de un huracán. Asentí con la cabeza, no consideraba que fuera el lugar correcto para que Dean me contara sus pequeños secretitos con nuestro padre. Nos acercamos al cazador que estaba inconsciente en el piso –Azazel es un demonio muy poderoso, o sé si vamos a poder salvarlo- Comenté mientras me fijaba en que tenía una herida de bala en el omoplato derecho –Lo mejor será llamar al 911 y que ellos se ocupen de él- Me levanté del cazador convaleciente y tomé mi móvil para marcar el número de emergencias.
Ya afuera de la cabaña, lo cual tenía unos deseos terribles de quemar, vimos como la ambulancia se acercaba al lugar para socorrer al cazador, mientras que mi hermano y yo permanecíamos en el Impala, lejos de todas las preguntas que no podíamos contestar –Al fin y al cabo el demonio de ojos amarillos no me aclaró nada pero tal parece que a ti si ¿No?- Pregunté mientras le dirigía una mirada directa a Dean.



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Dean Winchester el Lun Oct 27, 2014 11:47 pm

Cuánta razón tenía mi hermano al decir que varios demonios eran sus informantes, aun podía recordar aquel encuentro con Ruby en un bar semanas atrás, era casi predecible que luego de aquel encuentro Azazel se haría presente ante nosotros, después de todo Ruby se había encargado de nombrarlo en varias ocasiones dejando el amargo sabor de aquel encuentro. Por alguna extraña razón comenzaba a sospechar que todo está armado de manera que casualmente Sam y yo nos encontráramos de nuevo junto a nuestro querido amigo Azazel. Los labios de este dibujaron una amplia sonrisa haciendo burla a lo que mi hermano terminaba de decir, estaba claro que ninguna de nuestras palabras le afectaría al demonio, comenzaba a tomarse todo con mucha gracia.
-Veo que te has cruzado con muchos de ellos Sammy. Pero no te preocupes que no me han dado todos los datos que necesito, algunos he tenido que venir a buscarlos yo mismo.
Era una de las pocas veces donde no me sentía participe de aquella conversación, había algo entre Sam y aquel demonio que comenzaba a perder el hilo e incluso a sentirme de más en esa cabaña de mala muerte.


La reacción que Sam había tenido con aquel maldito demonio realmente hizo que se me erizara la piel, jamás había visto a Sam de esa manera, ni siquiera cuando le había arrebatado de los brazos a su querida novia años atrás, sin duda las palabras que papá alguna vez me había dicho comenzaban a hacerse realidad, no solo en mi mente sino en el cuerpo de mi pequeño hermano. Pude notar como Sam volvía sobre sus pasos y me dedico una mirada de odio, podía ver la furia en sus ojos y como la bronca penetraba cada uno de mis poros como si mi propio hermano deseara sujetar mi cuello entre sus manos como si fuera el maldito demonio. Mantuve la mirada de mi hermano con firmeza y di unos pasos hacia atrás para poder tener una mejor visión de lo que sucedía en ese lugar, no iba a contarle a Sam lo que ocurriría con él, por lo menos no en ese lugar y en ese momento, y aun así no quería perder de vista a ese maldito demonio, ahora era yo quien deseaba asesinarlo con mis propias manos.
-Creo que no es el momento para decirte las cosas Sam. Además no hay nada que contarte. Ya lo sabes todo.
Podía ver a lo lejos como Azazel dibujaba una sonrisa en su asqueroso rostro, me tenía entre sus manos y no podía hacer nada para revertir la situación, salvo que Sam creyera en aquella mentira por lo menos en esos momentos.
Durante los siguientes minutos la cabaña se convirtió en una guerra campal entre Sam y aquel maldito demonio, podía ver como la furia volvía a correr por las venas de Sam y comenzaba a temer por la vida de aquel cazador, mientras tanto Azazel seguía gozando cada una de nuestras expresiones, en Sam notaba el odio subir por sus venas, mientras que en mi seguramente veía desesperación y deseos de que todo aquello terminara o iba a meterme en un serio problema y como si por primera vez aquella horrible criatura leyera mis pensamientos, se esfumo de aquella habitación dejando un gran problema sobre mis hombros y a un cazador más vivo que muerto.
-Esperemos que la ambulancia llegue a tiempo…
No había mucho para hacer en aquellos momentos. Recosté al cazador contra una de las paredes de la cabaña mientras que mi hermano hacia la llamada correspondiente dando un nombre falso como siempre solíamos movernos nosotros, los Winchester, después de todo no nos convenía estar involucrados en un asesinato como ese y mucho menos de la mano de aquel maldito.
-Tendrás que resistir. Ya viene en camino la ayuda que necesitas.
Acomode un poco su ropa y me levante de aquel lugar para dar por terminado mi momento de caridad con aquel pobre y moribundo cazador.



Coloque mis manos sobre el volante del impala y deje mi vista sobre la ambulancia que comenzaba a llegar a la cabaña, afortunadamente había llegado rápido. Y como era de esperarse en aquel momento de paz donde habíamos vuelto a ser nosotros, mi hermano comenzó a indagar para sacar sus dudas.
-¿Por qué crees que a mí me aclaro algo, Sam? Ambos escuchamos lo mismo y ambos sabemos que papá está muerto. ¿Qué es lo que te hace pensar que a mí me aclaro algo aquel maldito?.
No quería enojarme con mi hermano pequeño y mucho menos en aquellos momentos, hacía pocas horas o días que habíamos vuelto a cazar juntos y no correspondía que arruinara todo por culpa de aquel demonio que se había adelantado a decir las cosas antes de que yo estuviera preparado para hablar con mi hermano con respecto a las palabras que papá me había dicho aquel día en el hospital antes de morir. Continué con mi mirada al frente sin prestar atención a lo que pasaría con aquel cazador mal herido.
-¿Vas a creer todo lo que ese maldito te dijo? Porque puedo asegurarte que yo he visto las cosas, a mí nadie me las conto Sam. ¿Puedes explicarme que demonios te sucedió ahí adentro?.
Había sentido un enorme miedo verlo a mi hermano de aquella manera, pero no iba a hacérselo saber. Solo quería escuchar cual era la respuesta de él y que sentía con su cambio de carácter.
-Si no hubiera sido un demonio, ¿Notaste acaso que podías haber matado a alguien inocente de esa manera?.
No quería que mi pequeño hermano se convirtiera en un asesino sin piedad. Aun no estaba preparado para enfrentar esa faceta de mi hermano, no solo.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Sam Winchester el Miér Oct 29, 2014 9:48 pm

Me mentía, yo lo sabía y él también. Todos me mentían y sin embargo les creía, les dedicaba una absurda sonrisa fingiendo que todo estaba bien y no, no lo estaba. Claro, no era conveniente hablar con Dean en aquel sitio pero ¿A quién no le convenía hablarlo? A ¿Él? Porque quizá Azazel le derrumbaría toda la mentira o porque no quería que el demonio de ojos amarillos supiera la verdad…claro…todos lo sabían menos yo. Bajé la mirada, necesitaba calmarme aunque fuera un solo segundo ¿Cómo miraría a mi hermano? Y luego me puse en su lugar, no era Dean quién siempre me ocultaba las cosas, sino mi padre, aquel que le fascinaba hacerse el misterioso y resguardar información muy valiosa. Me sentí un idiota y con las palabras bien subrayadas, desde que él había pasado a mejor vida, o no. Me había convertido en el hijo que no pude ser cuando este estaba con vida y descubro por medio de aquel demonio maldito que existe un secreto en mí -¿Se trata de la sangre demoníaca que corre por mis venas?- Pregunte enmarcando una ceja ¿Quién no sabía de eso? Lo único que temí siempre es que me jugará en contra toda la situación ¿Terminaría convertido en un demonio de ojos negros? Imposible, porque para eso tenía que ser poseído y eso no iba a suceder. Apreté los puños enfurecido –De acuerdo, no hablaremos aquí- Murmuré con los dientes apretados.
El demonio de ojos amarillos se había marchado, dejando no sólo el cuerpo inerte de un cazador que no iba a vivir, un Dean mucho más callado y quizá más reservado y yo con una furia que controlaba lo mejor que podía. Al verlo allí a mi hermano quería matarlo y hacer que escupiera todas las mentiras que me había dicho en la cara ¿Qué era verdad y que no? Si me ponía a pensar, yo tampoco era tan transparente con lo que le contaba a Dean. Me quedé en silencio mientras mi hermano acomodaba el cuerpo del cazador –Espero que le den una buena sepultura. No creo que pase esta noche- Comenté con voz legumbre.

Me quedé mirando hacia la nada y escuché sus palabras. Estaba claro que ambos habíamos escuchado lo mismo y que no nos había aclarado nada -¿Para qué nos ha hecho venir a la cabaña?- Pregunte esta vez dirigiendo mi mirada hacia mi hermano Dean –Algo importante debe existir tras tanto misterio- Lo que más rabia me daba de toda aquella situación era que el demonio de ojos amarillos se había llevado un buen espectáculo con nosotros dos allí adentro y por sobre todas las cosas, quedé como un idiota delante de él -¿Cuántos secretos ocultaremos?- La pregunta no iba dirigida a nadie en particular, simplemente había sentido la necesidad de soltarla. Dean tenía sus propios secretos, más los secretos de papá y yo llevaba los míos –Alguna vez tendrás que dejar atrás los secretos de papá- Le dije sin más, abriendo un poco la ventana, sentía que me sofocaba toda la situación allí en el Impala.
Rápidamente le di una mirada fulminante, sin percatarme de que una sonrisa hacia mella en mí, como le gustaba a Dean dar vuelta la situación, si le demostraba que alguna vez podía ser sincero con él, quizá se abriría conmigo, eso lo veía mucho más difícil y más conociéndolo, nunca me revelaría lo que papá le había dicho, entonces ¿Cómo lo descubriría? –No sé qué me sucedió allí adentro- Continúe diciendo mientras dejaba escapar un largo suspiro, era verdad, no lo sabía y por más que le diera vueltas en mi cabeza, no encontraba un motivo lógico –A veces sucede. Me sube una rabia inmensa que es imparable, a veces me asusta pensar que podría hacer cualquier cosa si no medito bien. No puedo explicarlo…es raro- Ladeé el rostro, quedando en las penumbras de unas luces de ambulancia que se marchaban. Necesitaba verle el rostro a mi hermano –Piensas que soy un monstruo ¿No?- Pregunte tratando de que mi voz no pareciera enfadado, era imposible. Lo estaba.
Enmarqué una ceja -¿Qué quieres decir?- Pregunte, esta vez fastidiado con la pregunta de Dean, realmente esperaba haber entendido mal. A caso ¿Me estaba acusando de que hubiera asesinado a un inocente? –Puedo controlarlo Dean, sino el cazador no estaría agonizando ¿No te parece?- Esta vez sí me había tocado en lo más profundo de mi egoísmo, no me tenía confianza y no necesitaba verle el rostro para darme cuenta de que si me veía de esa forma, él me temería. No quería desatar un Melo dramatismo a la historia, no era así. Me era imposible quedarme mucho más tiempo en el coche. Respiré lo más hondo posible, tratando de que mi voz sonara lo más sereno posible –Es hora de regresar al motel y ver qué podemos hacer. Quizá con un poco de suerte podamos hallar la Colt, que es lo más importante- Fui tajante, pero al menos controlé bastante mi disgusto con él. Debía descubrir dos cosas acerca de mí ¿Cuál era el secretito de Dean? Y ¿Qué diablos me estaba sucediendo? Y para las dos preguntas tenía una sola respuesta: Ruby



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Dean Winchester el Jue Oct 30, 2014 1:10 am

El clima en el auto se encontraba realmente tenso y cualquier palabra que dijera cualquiera de los dos sería producto de una gran pelea, una pelea que no tendría ningún sentido, según las palabras de mi hermano dentro de aquella cabaña, él estaba tan enterado de lo que comenzaba a sucederle como yo y todos los malditos demonios sabían. Quite mi mirada un momento de la ambulancia y deje posar mis ojos sobre la ventanilla del conductor, realmente deseaba entender lo que estaba pasando y lo que iba a ocurrirle a mi hermano, pero mi padre se había encargado de darme la menor cantidad de información posible para dejarme parado en el medio de un vació, con un hermano a punto de convertirse en un maldito demonio asesino y una guerra que aún no entendía quienes iban a participar en cada uno de los ejércitos. Mi vida comenzaba a ser un verdadero infierno.
-Para reírse de nosotros. Para eso nos hizo venir.
Sospechaba que Azazel tenía algo más debajo de su manga, que aquella reunión solo lo había beneficiado a él, mientras que a nosotros solo nos había hecho pasar un mal momento dejándonos uno en contra del otro. Sabía que Sam tenía miles de preguntas en su cabeza como yo tenía las mías y aunque lo intentáramos ninguno tenía la respuesta del otro. Negué levemente con la cabeza aun sin quitar la mirada de la ventanilla y me quede por unos momentos en silencio, realmente quería darle una respuesta a mi hermano que por lo menos lo dejara tranquilo por algún maldito momento.
-¿Tú escondes algún secreto?.
Ambos escondíamos miles de secretos, y yo me sentía algo culpable por esconder uno en donde él estaba involucrado, A veces yo mismo me preguntaba porque papá no nos contó a ambos lo que ocurriría, tal vez hubiera sido mucho más fácil de enfrentar este maldito destino. Las palabras de Sam me sacaron de mis pensamientos y tras entender sus palabras fruncí levemente el ceño y giré mi cabeza hacia él para clavar mis ojos en él. Si lo que mi hermano buscaba era que lo asesinara allí mismo con mis manos, lo estaba logrando, comprendía y respetaba que papá estaba muerto, pero aún así no era manera de hablar de papá.
-¿Los secretos de papá? ¿De qué demonios me estás hablando, Sam?. Nadie esconde los secretos de nadie. Creo que tanto tú como yo sabemos muy bien cuáles eran los secretos de papá.
Las palabras de Sam hicieron que algunas dudas más comenzaran a crearse en mi cabeza, ambos sabíamos los secretos de papá, aunque aquel hombre jamás terminaba con las sorpresas en nuestras vidas y sospechaba que en cualquier momento un balde de agua fría nos caería en la cabeza, aun rondaba por mi cabeza la idea de que papá no estaba en el infierno.
Un poco de aire desde la ventanilla de Sam hizo que dejara aquellos pensamientos de lado, si comenzaba a actuar muy pensativo, mi hermano notaría que algo me estaba sucediendo y comenzarían las preguntas al estilo reportero y las caras de enojo de nene de cinco años al no querer contarle lo que me estaba sucediendo. Trague un poco de saliva para componer mi postura y puse las llaves en el impala para que el auto arrancara, allí ya no había mucho más que mirar y ese lugar comenzaba a darme escalofríos.
Bien, ahora resulta que Sam no sabía que demonios le había pasado dentro de aquella asquerosa cabaña, en esos momentos la ira fue a mi a quien le subió por todo el cuerpo, deseaba agarrar a mi hermano del cuello y sacarle a la fuerza que era lo que comenzaba a sucederle por dentro, él mejor que nadie sabía de esos malditos cambios y era hora de que hablara o iba a tener que usar el puño para que me ayudara con todo eso.
-¿Puedes explicarte un poco mejor con eso que sentís? ¿Cómo es posible que no puedas controlar algo que viene desde tu propio cuerpo?
No podía conducir de esa manera o ambos terminaríamos incrustados en algún árbol a pocos kilómetros de aquel lugar. Quite las llaves del contacto y volví a la posición inicial, manos sobre el volante y vista sobre la ambulancia que comenzaba a marcharse del lugar. La pregunta de Sam me dolió como si mil agujas se clavaran en mi cuerpo, odiaba que mi hermano pensara eso de mí, jamás pensaría que Sam era un monstruo, por lo menos eso era lo que intentaba no pensar. Clave mi mirada sobre mi hermano, no quería que se sintiera así y mucho menos que empezara a sentirse incomodo a mi lado.
-Cierra la boca Sam. ¿Cómo crees que pienso eso de ti?. Pase lo que pase sos mi hermano y eso es lo que importa y lo que pienso.
Quería mantener la calma con mis palabras y darle seguridad a mi hermano, ya había pasado demasiada tensión en aquella cabaña como para seguir. Exhale un largo suspiro intentando mantener mi calma, pero como era de esperarse las cosas tenían un límite y yo comenzaba a cruzarlo.
-Come on, ¿No te has dado cuenta como agarraste el cuello de ese sujeto? No era la fuerza de un ser humano.
Comenzaba a sospechar que si él no se hubiera detenido al escuchar mi voz, aquel sujeto hubiera muerto en cuestión de segundos, aunque ya estaba agonizando cuando Azazel había tomado su cuerpo para reírse un poco de los hermanos Winchester. Sabía que Sam no podía controlarse y aunque intentara convencerme con sus palabras sabía que tanto él como yo sabíamos la verdad. Solo intentábamos mentirnos para mantener la calma entre nosotros.
-Claro… como digas…
No podía explicarle que aquel hombre podría haber muerto entre sus brazos si no fuera por mi y por Azazel que quito su mano a tiempo, sino mi hermano cargaría con la muerte de un cazador de por vida. Tal vez eso era lo que papá y Ruby intentaban decirme tiempo atrás, Sam comenzaría a matar, no por placer sino por no poder controlar su ira. En ese momento y con aquel pensamiento sentí miedo, no quería ver a mi pequeño hermano convertido en eso, en un maldito asesino.
La voz de Sam me hizo comprender que las cosas no estaban bien entre nosotros, mis palabras no le habían sido gratas escucharlas, pero alguien tenía que demostrarle la verdad y por lo visto por ser su hermano mayor, era a mí a quien le correspondía decirle la verdad y ayudarlo a controlar esa maldita ira.
-Bien, será mejor empezar de cero…
Volví a colocar las llaves en el contacto del auto y sin decir una sola palabra más conduje a gran velocidad hasta el hotel. Las cosas cada vez estaban más confusas y comenzaba a sospechar que la nueva juntada de los hermanos Winchester no era nada más y nada menos que una mala jugada de nuestro amigo Azazel.



Luego de un viaje sin hablarnos, llegamos al hotel para continuar con aquella búsqueda, buscar la Colt era como buscar una aguja en un pajar, no teníamos nada y ni siquiera sabíamos quien la tenía, nuestro primer y principal sospecho se había desecho de aquella arma meses atrás sin darnos ningún otro dato.
-Oye Sam… Quiero preguntarte algo.
Comente mientras me acercaba a una de las camas y me sentaba en ella entrelazando los dedos y apoyando mis codos sobre mis rodillas, era hora de aclarar algunas cosas y no iba a callar mucho más tiempo.
-En este tiempo que ambos hicimos nuestras vidas ¿Te has cruzado con una maldita perra llamada Ruby?.
Esa maldita estaba seguro que se había encargado de llenarle la cabeza a mi hermano con un montón de mentiras y si Sam confirmaba mi teoría, iría a buscarla a algún bar de mala muerte y me encargaría de darle su propio merecido por meterse con mi familia.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Sam Winchester el Mar Nov 04, 2014 2:03 am

Le dediqué una mirada de soslayo, sí, guardaba mis secretos ¿Cómo creía Dean que me mantuve a salvo todo ese año? Pero había un secreto que a él jamás pude contarle y era el hecho de que aun veía a Jessica en mis sueños, implorando para que no me marchara y la dejará en aquella habitación. Cada vez que me despertaba y me desprendía de aquella pesadilla, con un corazón palpitante y lleno de angustia, lograba sentirme demasiado culpable, había sido yo quién llevo a Jessica a una muerte segura, por algo el demonio de ojos amarillos me quería en un estado calamitoso ¿Pretendía que iría corriendo pidiéndole que me la regresará? No, la cuestión era otra pero ¿Cuál? Mi único objetivo, además de seguir los pasos dados por papá y que han quedado inconclusos, era además vengarme en nombre de Jess –Si, si tengo secretos- No quería mentirle y era por eso mismo que opté por decirle a mi hermano que al igual que él guardaba secretos que no podía confiarle, al menos no aun –No voy a mentirte Dean, los tengo y sé que tú también los tienes- Ya no había furia en mi voz, sabía que uno de sus tantos secretos estaba relacionado con mi persona ¿De qué se trataba? Era lo que tenía que ir descubriendo de a poco, conocía a Dean, si lo presionaba en aquellos momentos, sólo ganaría un silencio más difícil de penetrar que si esperaba a que él se dignara a decírmelo, de todas formas no iba a bajar los brazos y en cuanto viera una mínima oportunidad la tomaría para echarle en cara ese secreto que no quería decirme.

Lo miré, y en esa mirada demostraba todo el odio que sentía en aquellos momentos, todavía me veía como el pequeño y gordito Sammy. Carraspeé y meneé con la cabeza –Sabes mejor que nadie que no sabemos todos los secretos de nuestro padre- Y nuevamente ahí estaba el Sam furioso con un padre que la mayor parte de mi vida permaneció ausente y que ahora, después de muerto, aun le tenía cierta estima, aunque más que nada era una mezcla de culpa y resentimiento –Estoy seguro de que si seguimos indagando más y más vamos a descubrir muchos secretos más ¿Por qué crees que ningún cazador lo apreciaba?- John Winchester era una persona bastante egoísta, tal parecía que le gustaba utilizar a los demás cazadores para sus propios fines ¿Eso no lo veía Dean? De todas formas no era el momento para tocar un tema tan oscuro como aquel –Siempre me voy a preguntar ¿Cuántos secretos más nos ocultó?- Deje mi mirada hacia el horizonte, particularmente no veía nada.

Noté que mi respuesta no había podido satisfacer a mi hermano. Esta vez lo miré con el ceño fruncido, no podía explicar algo que no entendía –No sé cómo explicar, es una ira que me consume y que no puedo manejar ¿Nunca te has enojado a tal punto de no querer detenerte?- Consideraba que con cada palabra que salía de mi boca la empeoraba. Me era imposible poder explicar mi faceta de pasar al Dr. JeKyll a Mr Hyde. Me encogí de hombros, tratando de darle a entender a mi hermano que no sabía que más decirle –Me ha estado pasando muy seguido, últimamente- Le fui lo más sincero posible, mientras bajaba la mirada, esperando que la sombra de las luces me ocultaran el rostro. No me sentía orgulloso cuando me sucedía ese tipo de cosas, esa sensación de destrucción era lo que más le temía, del cual no quería mencionarle a Dean. Escuché que quitaba la llave del contacto, como también supe que mis palabras le habían dolido ¿Por qué? Y se adueñó en mí la duda ¿Realmente mi hermano podía verme como un monstruo? Levanté la vista para encontrarme con los ojos de mi hermano -¿Qué sucede si en algún momento me convierto en un monstruo? Tendrás que detenerme- No sabía muy bien a que iba todo aquel, sentía que poco a poco me estaba dejando llevar por una mano maléfica, que más bien tenía nombre. Azazel había logrado meterme ese miedo hasta lo más profundo de mí ¿Por qué se empeñaba tanto en hacerme las cosas tan difíciles? Meneé la cabeza e hice un ademán con la mano, quitándole importancia –El demonio de ojos amarillos, quiere esto, que empiece a dudar de mí de todos los que están a mi alrededor. Si me encuentro solo le va a ser más sencillo acercarse a mí, lo que aun no comprendo es ¿Por qué? ¿Con qué fin?- Después de esos meses que con Dean habíamos estado separados y que cada uno tomo un camino totalmente diferente, me puse a buscar al respecto pero siempre me topaba con lo mismo…con la nada. No entendía el motivo por el cual Azazel había elegido a unos pocos para darle sangre ¿Qué estaba buscando? ¿Un ejército? ¿Tenía algo que ver con toda la guerra? Aunque era casi improbable, ya que era una guerra entre demonios, algún que otro cazador podía meterse, si se creía demasiado idiota para considerase después un héroe, pero personas normales ¿Para qué le servían?


El regreso al motel fue incómodo. Ambos nos encontrábamos sumidos en nuestros propios pensamientos ¿Cuántos secretos más le tendría que ocultar a Dean? Y ¿Cuántos secretos más me estaría ocultando? Después de bajar del coche y llegar hasta nuestra habitación, me dispuse a guardar toda la ropa, ya no nos quedaba más remedio que irnos a otro sitio ¿Dónde? No se sabía a ciencia cierta, pero necesitábamos encontrar la muy maldita Colt, era lo único que lograba despertar mi esperanza. Me detuve cuando Dean me hizo una pregunta, contestando con un ademán afirmativo con la cabeza… Y la pregunta fue como un misil. Me mojé los labios y me senté en la cama frente a mi hermano –No, admito que la conozco, pero no me la he cruzado en este tiempo- No podía negar que anteriormente había tenido la mala suerte de haberme topado con ella, aunque no recordaba con exactitud la charla que habíamos tenido en ese entonces -¿Por qué? ¿Tú lo has hecho?- Disparé contra mi hermano y le dedique una mirada casi asesina -¿Qué no me estás diciendo?- Pregunte dejando mis ojos aún más pequeños de lo que ya eran. ¿Cuántos secretos más me estas ocultando hermano?



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Dean Winchester el Mar Nov 04, 2014 8:47 pm

Todos teníamos secretos, ya fuésemos cazadores o demonios, todos ocultábamos algún secreto, después de todo nuestra vida estaba lleno de ellos y aunque quisiéramos contarlos todos a veces era imposible, a raíz de uno salían miles de secretos más que era mejor esconder en lo más oscuro de nosotros antes de buscar alguien de confianza a quien poder contarle esas cosas. Y eso es lo que había hecho papá cuando se marchó de nuestro lado, se había llevado en lo más oscuro de su ser los secretos más pesados de la familia Winchester.
-Papá no ha querido llevarse esos secretos Sam. No tuvo tiempo de decirnos todo lo que sucedía. Dio su vida por mí sin tener un maldito tiempo para nada.
No quería sonar enojado con aquella última frase, pero sentía una impotencia tan grande de no haber podido detener a papá con esa locura de dar su vida por mí, odiaba cargar con ese peso y esa culpa por el resto de mi vida y aunque sabía que papá guardaba miles de secretos los cuales jamás contaría, me parecía justo que limpiara su nombre en aquellos momentos frente a Sam, aunque todo era una absurda mentira. Apreté los dientes con fuera intentando calmar el nudo que comenzaba a formarse en mi garganta y desvié mi mirada donde Sam no pudiera ver mis pupilas llenas de lágrimas.
-Y si los malditos cazadores lo odiaban era por celos. En sus asquerosas vidas no han logrado ni la mitad de lo que papá logró en tan poco tiempo
Sabía muy bien que papá no era santo de devoción para nadie, la mayoría de los cazadores lo detestaban y nadie nos daba buenas noticias de él, pero prefería quedarme con mi definición de padre antes de seguir indagando quien era realmente John Winchester.
Aunque intentara entender a mi hermano, había algo dentro de mí que insistía en indagar que era lo que él sentía al enfurecerse de esa manera, tal vez él en aquellos momentos no podía darme una respuesta, pero volvería a retomar el tema cuando Sam se encontrara en calma. Tal vez esos momentos era muy reciente para que se entendiera a él mismo.
-Siempre me detengo Sam cuando me enfurezco, porque yo soy el que da las ordenes en mi propio cuerpo
No creía que Sam estuviera poseído en aquellos momentos, no tenía las características de una posesión, eso era algo que tenía en su sangre, pero ¿desde hace cuánto tiempo que lo tenía corriendo en sus venas? ¿Por qué ahora era el momento de activar esa furia?... Demonios tenía demasiadas preguntas en mi cabeza y nadie que me pudiera dar una respuesta a todo eso, ni siquiera mi propio hermano quien era el que sentía todos esos extraños cambios en su cuerpo. Y como si mi cara pidiera a gritos una respuesta, Sam dijo algo que me dejaría completamente helado. Fruncí levemente el ceño y clave mis ojos sobre mi hermano.
-¿Seguido? Y dime Sam ¿Cuándo pensabas decirme eso? ¿Cuándo terminaras con la vida de alguien?
Sabía que yo no podía reclamarle nada cuando era yo quien jamás le había dicho lo que iba a sucederle y había dejado que se escapara evolucionando solo en su nueva vida. En esos momento me sentí culpable y quise retractarme con mi pregunta, pero ya era demasiado tarde, aunque quisiera ya había dicho suficiente.
Los ojos de Sam sobre los míos me demostraron el miedo que comenzaba a sentir por lo que sucedía en su cuerpo, ni él, ni yo podíamos detener eso que corría en sus venas y por un momento sentí que Sam tenía la esperanza de que fuera yo quien detuviera aquella ira. Volví a sentirme destrozado, sabía que fallaría en eso y no quería que mi hermano me viera derrotado con eso. Me quede un momento en silencio para poder enfriar mis ideas y colocar una coraza delante de mí.
-Come on Sam, no te convertirás en lo que dices.
Mis palabras no eran muy seguras y no decían mucho, pero en aquellos momentos era la único que podía decirle a Sam. Solo esperaba que aquella evolución tardara en llegar por completo, necesitaba un poco más de tiempo para entender lo que pasaba por las venas de mi hermano y cómo demonios detendría eso sin tener que lastimarlo o incluso matarlo.
Dejé que Sam se desquitara con sus palabras y opte por no contestar a nada, mi silencio le daría a entender que me encontraba en la misma situación que él y con las mimas preguntas sin una respuesta concreta, no comprendía porque Azazel buscaba a mi hermano y él comenzaba a tener razón cuando decía que para aquel maldito demonio todo sería más fácil si yo me encontraba lejos de mi hermano. Era en esos momentos cuando yo tenía que estar mas cerca de sus pasos. Mi pequeño hermano tenía una manada de malditos demonios pisando su sombra y yo era el único que podía defenderlo de ellos y no descansaría hasta que Sam se encontrara a salvo.



La suma tranquilidad de mi hermano con respecto a mi pregunta de si conocía a Ruby o no, me confirmo que en aquellos momentos me decía la verdad y no era justo que ante su sinceridad yo ocultara un secreto más. Apoye mis codos sobre mis rodillas y entrelace los dedos para depositar mi mirada en mis nudillos, me sentía mal por todo lo que esa maldita perra me había dicho y de lo cual Sam no sabía nada.
-Me la cruce hace un par de noches en un bar. Antes de que fueras a buscarme
Realmente deseaba dejar aquella conversación ahí. Necesitaba tener algunas respuestas o por lo menos algunas cosas claras antes de serle completamente sincero a mi hermano.
-No me dijo mucho. Solo me pregunto por la Colt, por ti y por mi nuevo oficio. Ya sabes cómo es esa perra, solo aparece para molestar.
Me levante rápidamente de la cama y coloque una de mis manos sobre el hombro de mi hermano, a pesar de haber pasado un día de los mil demonios, debíamos permanecer juntos y continuar con la búsqueda de la Colt, una nueva excusa para mantenerme junto a mi hermano vigilando sus pasos y sus cambios de humor.
-Buscaré algo de comer. Será mejor que busques nuevas pistas en tu laptop antes de que caiga la noche
Y sin decir una sola palabra más con respecto a Ruby o a su ira me retire de la habitación en busca de algo de comida para ambos.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 001 Back to Hell? <Privado>

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.