Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


01X01 Back to hell (privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

01X01 Back to hell (privado)

Mensaje  Dean Winchester el Dom Oct 05, 2014 4:11 pm

Mis ojos se clavaron en el vidrio de aquella cafetería, desde el lugar donde me había sentado podía ver todas las personas que caminaban, algunas sin preocupación alguna y otras podía ver sus rostros llenos de miedo y tristeza como lo que comenzaba a pasarme a mi en aquellos momentos. Me quede unos segundos sin pestañar intentando aclarar algo en mi cabeza y coloque mis manos alrededor de la taza de café que comenzaba a enfriarse, en aquellos momentos solo quería saber donde se encontraba mi hermano Sam y si sus poderes se habían activado. Desde el encuentro con aquella maldita rubia y la partida de papá las cosas estaban cada vez mas confusas y mi hermano no daba una maldita señal de vida a todo esto. Carraspee un poco y deje descansar mis ojos, aunque pensará horas, días o semanas la respuesta no iba a llegarme como arte de magia.
Le di un sorbo al café negro algo frío y opte por dejarlo de lado por unos momentos, si seguía bebiendo esa bebida fría no tendría un buen final y sospechaba que no llegaría al taller a tiempo para terminar con todos los autos que aun tenía en espera. Desde que había dejado la cacería, el taller me había dado la plata suficiente para comer pero no para vivir, los cazadores de la zona eran bastante tacaños para dejarle una buena propina al mecánico y su humor siempre estaba de malas y pretendían que todo se solucionara en cuestión de segundos. Dibuje una pequeña sonrisa ante aquel pensamiento, después de todo yo también había sido cazador y pretendía que las cosas se solucionaran rápido… y por otro lado comenzaba a extrañar a mi bebé… desde mi retiro de cazador había dejado de usar el Impala, aquel que solo me traía recuerdos de mi antigua vida.
Volví a tomar la taza entre mis manos y busque con la mirada a la camarera, realmente necesitaba más de esa bebida pero no en esas condiciones.
-¿Dónde demonios se mete la gente cuando la necesito?
Me pregunte para mi mismo en voz alta, sabía que mi ropa no estaba cien por ciento limpia, pero no por ello debía discriminarme la camarera. Sin mas remedio me levante de la mesa con la taza entre mis manos y comencé a caminar, el lugar estaba totalmente desierto de clientes y los empleados se habían reunido en la cocina a hacer un pequeño picnic, por lo visto se habían olvidado de mi presencia o comenzaban a hacer una especie de invocación demoníaca para que terminaran con mi vida, en aquellos momentos no me sorprendía que algo así sucediera.
Di unos pasos mas y me detuve en una mesa donde se encontraba un joven sentado, “Genial” pensé para mis adentros, no era el único al cual el demonio se llevaría una vez terminada aquella reunión.
-Parece que no somos bienvenidos aquí. ¿Te han dado por lo menos un café caliente?.
No quería morir y mucho menos con una taza de café fría en las manos. No era la mejor manera de despedirse del mundo, solo esperaba que el joven no fuera uno de ellos y cayera en la trampa como una doncella en apuros.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01 Back to hell (privado)

Mensaje  Patrick Monroe el Mar Oct 07, 2014 11:37 pm

¡Pedazo de chatarra! Comenté mientras le lanzaba una patada al coche que acababa de robarme, tal parecía que todo se empeñaba a complicarme la vida -¿Por qué mierda me sucede eso?- Furioso estaba y si era necesario le prendería fuego. De todas formas me disponía a robarme otro coche pero ¿Era necesario que me sucediera justo en el medio de la puta nada? Eso era lo que más bronca me daba –Da igual, chatarra inservible- Le di una última patada y tome mis pertenencias, no eran muchas pero algo tenía. No tenía ni la menor idea de dónde podía dirigirme, algo encontraría…eso esperaba porque me estaba volviendo loco.

Caminé sin un sendero fijo, sin percatarme de nada, me amenazaba un mal estar general que estaba a punto de mandar todo a la misma mierda –Calma, Patrick- Pero no funcionaba, agradecía que no tenía conmigo un arma porque no sabía que podía llegar a suceder. A lo lejos visualice un café, no era algo que tenía en mente, pero si me ponía a leer o releer algún caso que tenía pendiente podía olvidarme de mi mal humor y concentrarme en cosas mucho más importantes. Entré al sitio, el olor a café me llegó de pronto y no pude evitar sonreír. Me senté en la primera mesa que encontré, cerca de la barra. La camarera, una chica joven se acercó a mi, con una sonrisa brillante en su rostro –Hola, quiero un café con waffles y crema- Asentí con la cabeza, cualquier cosa dulce podía quitarme la mala onda que radiaba; la chica asintió también con la cabeza y se alejo de mi mesa para dirigirse a la de otro hombre que también se encontraba solo; giré mi cabeza para verlo, pero simplemente se apareció una silueta. Me encogí de hombros y saqué mis anotaciones, una lapicera y me dispuse a trazar la posible ruta de seguimiento del demonio al que estaba siguiendo –Ay dios, no puedo pensar con esa música- Comenté murmurando, dirigiendo mi mirada al televisor, una mujer cantando algo realmente fastidioso.

-Esto es imposible- Tire el lápiz a un lado y descubrí que todavía no estaba mi café en la mesa, no estaba comprendiendo el motivo. Ok, puede ser que no me haya bañado en varios días, como podía llegar a tener el aspecto de un vago pero ¡Vamos! Iba a pagar con efectivo. Me disponía a levantarme de la mesa para reclamar mi café cuando alguien me hablo por detrás. Me giré un momento para descubrir que era el hombre al que no le había podido ver la cara –Ni siquiera, hermano, han querido ser tan ambles de traerme un café frío- Me encogí de hombros; algo allí olía a… -Azufre- Fruncí el ceño, allí tenía todo lo que necesitaba, agua bendita, balas bendecidas y cuerdas, pero si eran muchos sería complicado –Creo que deberías irte de aquí, yo me encargaré- Me levante de golpe, sacando mi arma de su funda, no era tan estúpido de tenerla en la cintura –Esto es para profesionales- Dije dedicándole una sonrisa, por lo menos podía descargarme con alguno de ellos, no sé ¿Pateándole la cabeza?. La mesera salió de su escondite, esta vez con los ojos negros y sin mi café -¡Qué empiece la fiesta!- Saqué la botella de agua bendita, la destape y me dispuse a echárselo sobre su cara; Ha surgido un improvisto, era la primera vez que me sucedía, tropecé y caí…mientras que el agua bendita se esparcía por todo el piso del bar –MIERDA!!-



avatar
Patrick Monroe
Telequinesis
Telequinesis

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01 Back to hell (privado)

Mensaje  Dean Winchester el Jue Oct 09, 2014 8:29 pm

Por lo visto el joven en aquella mesa no la estaba pasando mejor que yo. Sobre la mesa había unos cuantos papeles y un poco mas alejado de sus manos un lápiz, que por lo visto ante su enojo había ido a parar un poco mas alejado de todo eso. Apoye una de mis manos sobre el respaldo de una de las sillas y desvié mi mirada de la mesa, no quería quedar como un entrometido y mucho menos que notara que había descubierto su “empleo”. Fije mi mirada un momento en la reunión de las camareras al fondo intentando averiguar que demonios hacia allá atrás, pero aunque intentara concentrarme no llegaba ningún tipo de respuesta. La voz del joven hizo que volviera mi mirada rápidamente hacia él, sin duda me encontraba en un bar lleno de demonios, pero con la compañía de un cazador, lo que me hacía sentir un poco mas aliviado.
Observe como desenfundaba su arma y comenzaba a preparar todo para una cacería, aunque con todo lo que comenzaba a tomar con sus manos parecía que iba a enfrentarse a una guerra final mas que a un simple demonio. Fruncí a penas un poco el ceño y me quede observando al joven, aun no había aparecido ninguno de ellos como para tener la guardia tan alta.
-¿Irme?.
Pregunte un poco sorprendido, comprendo que no tenía la pinta de un cazador, después de todo hacía tiempo que no cazaba a esos malditos, pero podía darle una mano y hacer que aquello se acabara pronto para poder tomar una taza de café caliente de una vez por todas. Dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro y estire mi mano hacia donde se encontraba el joven.
-De seguro tienes agua bendita de más. Se como se arregla esto. Y con el arma no le harás nada, solo dañaras el cuerpo del humano pero el demonio se reirá de ti.
Si es que antes no terminaba con nuestras vidas por ser tan patéticos y querer dispararle a un demonio con una simple bala. La camarera se hizo presente en el lugar y pude  notar que ya no era la misma que me había atendido minutos atrás, detestaba que lugar que pisaba, lugar donde me encontraba con un maldito demonio ¿desde cuando estaba tan atestado de demonios? Solo quería un maldito café y un día de descanso eterno.
Observe al joven tomar una botella de agua bendita y tomaba toda la iniciativa de salir de aquel banco, pero como si las cosas no pudieran ir peor, cayó derramando toda el agua bendita en el suelo del lugar. Fruncí el ceño clavando mi mirada de erros sobre el joven, estábamos realmente en problemas, yo no tenía arma y aquel sujeto había tirado todo en el suelo, jamás había visto un cazador tan torpe e idiota como lo era él. Apreté mis dientes con fuerza para no matarlo y lo tome del cuello de la camisa para levantarlo rápidamente.
-¿Tú eres profesional?...
Dije rápidamente y busque algo que pudiera ayudarnos sobre la mesa, no contábamos con mucho tiempo y mi compañero “pinky” había tirado lo esencial en el suelo del lugar.
-Demonios…. Ve a  entretener a nuestro amigo mientras busco algo para acabar con esa maldita cosa.
Le di un pequeño empujón y regrese mi mirada a la mesa del bar. Detestaba salir sin armas del taller.

La camarera se acercó rápidamente al joven y lo agarró del cuello, sabía que ambos estábamos indefensos en aquel maldito lugar y nuestra única arma segura estaba comenzando a evaporarse en el piso. Lo único que me quedaba en aquellos momentos era que aquel demonio cayera al piso para poder pasar su cara sobre el agua bendita, pero aquello era imposible. Tome rápidamente el azúcar que se encontraba sobre la mesa y le quite la tapa rápidamente para colocar una gran cantidad en mis manos. Gire sobre mis talones y le tire el azúcar en los ojos, sabía que aquello no le haría nada, pero por lo menos soltaría a mi nuevo compañero “pinky”.
-Bien cerebrito, ¿Qué idea brillante tienes ahora? Intenta no volver a caer.
Aun no salía de mi asombro de aquella reacción del joven, realmente comenzaba a preguntarme como seguía con vida, salvo que hubiera comenzado la cacería semanas atrás y aun no había sido agarrado por ningún demonio amigo.
-¿Sabes hacer una llave de Salomón?.
Comente por lo bajo observando la reacción del joven. Alguien debía dibujar aquello mientras que el otro lo entretenía y temía que si mi compañero era la carnada sería devorado en cuestión de segundos.
La camarera no tardo mucho en reaccionar y con un simple movimiento lanzó mi cuerpo contra una de las mesas del lugar, sin duda si no comenzábamos a tomar riendas en el asunto ambos terminaríamos lastimados por no decir muertos.
-Será momento que muevas tu trasero profesional, si no quieres morir aquí.
Le comente a los gritos a mi compañero mientras me levantaba lentamente de la mesa intentado acomodar de a poco los huesos de mi cuerpo. Me paré en seco frente al demonio impidiendo que pudiera ver lo que “Pinky” comenzaba a hacer.
-Tengo que admitir que la atención aquí es bastante mala. Será mucho pedir un café calentito.
Dibuje una pequeña y dolorida sonrisa en mi rostro, sabía que no iba a contestarme con palabras y me preparaba para volver a volar por los aires en aquella cafetería de mala muerte. En cuestión de segundos y sin una mínima señal de aviso mi cuerpo volvió a volar, cayendo sobre mi compañero.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01 Back to hell (privado)

Mensaje  Patrick Monroe el Dom Nov 09, 2014 1:46 am

Maldición, no puedo tener un día peor que este, no evidentemente no. El agua bendita se había echado a perder y estábamos perdidos. Noté como el sujeto extraño me levantaba del suelo como si se tratase de un maniquí caído, estaba muerto de la vergüenza, quería desaparecer allí mismo, mi idea era salvar a los inocentes y no que estos me vieran como si fuera un idiota que no tenía experiencia en criaturas sobrenaturales –Ya sé que con el arma no le haré nada- dije de forma ofuscada, me sentía un niño que acababa de perder su único juguete al que sentía un orgullo enorme –Pero al menos nos daré tiempo a escapar- Era lo único que se me ocurría en aquellos momentos.
¿Qué había dicho? Abrí bien en grande los ojos ¿Yo tenía que ser la carnada? –Oye amigo ¿Por qué tengo que ser yo quién se entregue a los crueles demonios?- Pregunte indignado, no entendía quién podía ser aquel civil que me estaba dando órdenes y al verlo moverse tan tranquilamente, conociendo todos los pasos, supe que se trataba de un cazador, quizá con un poco más de experiencia que la mía –Está bien, lo haré- Dije de mala manera y me acerque a la cocina, allí estaban esperando que alguno de nosotros dos hiciéramos acto de presencia. Pase saliva y fingí una agradable sonrisa –Buenas tardes, no lo van a poder creer, es más ni yo puedo creerlo pero tenía un frasco enorme de agua bendita que mi idea era tirarles a ustedes, pero ya ven…se cayó y encima de mí. ¿Alguien es tan amable de alcanzarme un trapo?- Fingí inocencia, estaba claro que ellas no se creerían mi actuación y lo demostraron.

La camarera me tomó por el cuello, sí que la muy hija de perra tenía una fuerza increíble. De seguro que poco a poco iba perdiendo el color para convertirme en azul, violeta y próximamente en un muerto blanco como la cera –Me…estoy…quedando…sin…- Y no pude continuar, poco a poco me estaba quedando sin aire, morir de aquella manera tan poco genial no me parecía muy buena idea. Cerré los ojos, “Ya está, este es el fin” pensé siendo muy poco optimista y de pronto sentí que la opresión que sentía mi cuello se disipaba para regresar el aire a mis hermosos y apreciados pulmones –Santo cielo- Comenté tomando todo el aire que me era posible captar. Escuché que el otro chico, al cual lo voy a llamar Mr X, porque no sabía su nombre me hacía una pregunta. Lo miré con el ceño fruncido –Obvio que sí, todo cazador sabe hacer uno y un error lo tiene cualquiera- Comenté ofendido, este tropiezo me lo llevaría hasta la tumba.

Busqué entre mis ropas algo que funcionara para hacer la llave de salomón, nada ¿Por qué tenía tan mala suerte aquel día? No se me ocurrió otra forma que hacerlo con la salsa de tomate que estaba sobre una de las mesas, ya veríamos después como la llevaríamos hasta allí y sin más lo dibuje en el piso, y sobre una de las sillas, se me acababa de ocurrir una idea, aunque era necesario una cuerda. Me sacó de mis pensamientos el tumulto de unas sillas al caerse y mesas al moverse, me percaté que era ahora mi compañero el que estaba en serios problemas –En eso estoy- Le grité, pero tenía que hacer que la demonio al menos se sentara en la silla. Me acerqué a otra y sin darle mucho tiempo, le estampé la silla en el medio de la cara, se tambaleó un poco y tras no ver bien, debido a la sangre que ahora goteaba por el rostro, se sentó sin más en la silla que yo quería que lo hiciera. Arrastré el objeto en cuestión hasta la otra marca y la deje ahí. Me acerqué a mi compañero y lo mire desde arriba –Mr X ¿Te encuentras bien?- Le pregunte mientras estiraba una mano para ayudarlo a levantarse –Voy a buscar una cuerda- Y lo tenía que hacer lo más rápido posible antes de que se despertara la demonio y nos atacara de nuevo. Corrí hasta la cocina, donde con anterioridad había otra camarera que ya no estaba más, realmente esperaba que no fuera a buscar más de ellos. Tomé una cuerda que había por allí, no era demasiado larga pero para atarle las manos iba a funcionar bastante bien y llene un cubo de agua, podíamos bendecirla.
Volví corriendo, deje el cubo de agua y comencé a atarle las manos a la mujer –Traje agua para bendecir un poco más. Había otra camarera pero tal parece que se escapó- Le até las manos como lo tenía planeado y me acerque de nuevo al otro chico -¿Y ahora Mr. X?- Lo miré mientras buscaba un rosario –Quiero aclarar que por lo general soy más eficiente- Justificar lo que tal parecía era injustificable me hacía sentir mucho más vulnerable.

La demonio abrió de pronto los ojos y comenzó a moverse, tratando de zafarse de las cuerdas que amarraban sus manos. Nos miró con odio –Un Winchester y un cazador novato- Me quedé perplejo, yo no era ningún cazador novato ¡Qué tupe! Y ¡Un Winchester! Rápidamente dirigí mi mirada a Mr. X, su apellido era repudiado y respetado y ahora yo estaba con uno –Por lo menos a mí no me conoce, tal parece que tienes grandes amigos- Comenté diciendo divertido. Pero lo dejaría para después, porque primero teníamos que concentrarnos en sacarle información al demonio y luego asesinarlo –Bien, no vamos a jugar al policía bueno o malo, pero si nos puedes proporcionar cierta información podremos llegar a un acuerdo- Siempre había que ser de lo más centrado. El demonio comenzó a reírse a carcajadas, era evidente que no iba a cooperar demasiado. Me encogí de hombros –Voy a tener que usar la violencia- Por más que le hablara a Mr. W era más bien para la señorita endemoniada. Me acerqué al cubo de agua, tire mi rosario y comencé a bendecirla.



avatar
Patrick Monroe
Telequinesis
Telequinesis

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 06/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01 Back to hell (privado)

Mensaje  Dean Winchester el Miér Ene 14, 2015 11:45 pm

Podía sentir como cada musculo de mi cuerpo quedaba totalmente adolorido mientras que mi nuevo compañero Pinky intentaba zafar de aquel maldito demonio que parecía gozar de dos cazadores inútiles que no podían vencer a una simple camarera de un bar de mala muerte. Me levante lentamente del suelo intentando no llamar la atención de aquella camarera poseída, no deseaba volver a volar por los aires, mi cuerpo no lo resistiría, de repente la voz del joven me sacó de mis dolorosos pensamientos y fruncí levemente el ceño… Aquel sujeto me acababa de llamar Mr. X?... Vaya que era original con los apodos.
-Si te refieres a mi con Mr. X, si Pinky me encuentro bien… Solo intenta calmar a esa cosa.
Dije tomando la mano del joven quien amablemente intentaba ayudarme en aquella circunstancia, esperaba que no cayera el arriba mío porque seríamos el hazme reír de todos los demonios por el resto de nuestras vidas. Note como mi compañero salía corriendo hacia la cocina en busca de una cuerda, realmente no entendía lo que deseaba hacer, pero por lo menos el demonio se encontraba encerrado en una llave de Salomón hecha con sala de tomate, grandiosa idea!, solo faltaba que un perro entrara en el maldito lugar, lamiera el circulo y dejara en libertad al demonio. Hice sonar mi cuello y pase una de mis manos por mis pantalones intentando quitar el polvillo que había recolectado felizmente del suelo.
-Este chico esta del tomate, pero ha realizado una buena trampa para ti. ¿Verdad?.
Le dedique una pequeña e irónica sonrisa y comencé a caminar por alrededor de aquella persona, no sabía cuál era el plan de aquel demonio en aquella cafetería, no nos había dicho una sola palabra aun y parecía que no tenía intenciones de pasarnos ninguna data de lo que comenzaría  a suceder en el mundo. La presencia de mi nuevo compañero se hizo presente y comenzó a atarle las manos a la camarera para que quedara completamente inmóvil, aunque me parecía más seguro si se le ataba tanto las manos como los pies, pero con la llave de Salomón se le haría un poco difícil salir de allí por lo que me sentía un poco más seguro con eso.
-No creo que la otra camarera se vaya tan tranquila, que no te sorprenda que regrese por nosotros con amigos en su compañía.
Era raro que un demonio con poderes mejores que las armas de un cazador se escapara, sobre todo al ver las actitudes de novato que ambos comenzábamos a tener en ese pequeño altercado. Las palabras del sujeto nuevamente me sacaron de mis pensamientos y abrí bien grandes los ojos ante sus palabras, realmente no podía imaginarme a ese chico siendo más eficaz, me había quedado claro que su torpeza y sus nervios podían convertir a cualquiera en el manjar de un demonio.
-No me cabe la menor duda
Comente algo irónico ante sus palabras, aunque intentara demostrarme lo contrario, podía asegurarme a mí mismo que ese sujeto era un verdadero peligro para la sociedad.

De repente y sin previo aviso el demonio abrió sus ojos y dejó salir un par de palabras de sus labios, por lo visto se estaba cansado de jugar el papel de “muda” en la nueva novela de los cazadores. “Genial” pensé para mis adentros, siempre solían reconocer mi cara y seguramente sus palabras comenzarían a hablar de mi hermano y de las cosas que pasarían de las cuales yo sería el responsable de detener, odiaba que todos me dijeran la mismo pero que nadie me ayudara con ese estilo de cosas.
-Ex buenos amigos, se ha portado muy mal la muy hija de perra y he tenido que cortar todo tipo de vínculo. Esta algo resentida por lo que parece.
Le dedique una rápida y casi invisible sonrisa al sujeto ante mis palabras irónicas y clave mi mirada en el demonio quien gozaba a cada minuto de todo lo que hacíamos o decíamos, tenía bien claro que no viviría mucho tiempo más en el mundo de los “normales” pero se aseguraría de dejar su marca dentro de nosotros por unos cuantos días. La mujer escucho a mi compañero hablar del policía malo y el bueno y su sonrisa comenzó a ampliarse, por lo visto ese había sido un buen chiste para ella.
-¿Quién quiere jugar niño? ¿Tú serías el malo por tus dones o el bueno? Será mejor que aprendas a dominar tu don si quieres quedarte con vida y ser el soldado de alguna de las órdenes…
Note como la camarera endemoniada clavaba su mirada en el cazador “novato” y no quitaba su sonrisa maléfica de sus labios, sin duda aquella cosa sabía mucho de nosotros y nos tenía comiendo de su mano. A pesar de sus palabras crueles y confusas Pinky se dedicó a colocar un rosario en un balde lleno de agua y comenzó a rezar para bendecir el agua, aquel demonio sabía que sufriría y seguramente tiraría las frases más confusas para ganar más tiempo en aquel mundo de los vivos. Sin quitarle la mirada a la camarera me acerque lentamente a mi compañero y casi en susurro deje salir algunas palabras.
-¿Entiendes algo de lo que esta mujerzuela quiere decir?.
Tal vez aquel joven podía ayudarme a comprender lo que estaba sucediendo a mi alrededor, no parecía tener grandes dones o tal vez aun no sabía de ellos, pero las palabras de aquel demonio fueran ciertas o no comenzaban a darme la esperanza de que había alguien en el mundo que pudiera ayudarme con lo que pronto le sucedería a mi pequeño hermano Sam.

-¿Creen que esto puede detenerme, cazadores?.
Se hizo presente nuevamente la voz del demonio en el lugar y mis ojos se quedaron paralizados en aquella mujer, no teníamos mucho tiempo para acabar con ese maldito ser, solo esperaba que el sujeto se supiera bien la oración y bendijera de una vez por todas ese maldito balde de agua. De repente y sin previo aviso la camarera endemoniada movió sus pies borrando una gran parte de la llave de salomón, era un buen dibujo, pero la salsa de tomate no aguantaría mucho más y sin otra salida la retención de aquel circulo se deshizo por completo, dejando libre nuevamente a nuestra querida amiga.
-Demonios…
Comente para mí mismo, mientras que los ojos de la jovencita endemoniada se posaban un segundo en Pinky para luego morir sobre mí. Esperaba que aquel sujeto actuara rápido antes de convertirnos en la cena de aquella loca camarera. Con un leve movimiento con su cabeza hizo que mis pies se despegaran del suelo haciendo golpear toda mi espalda contra una columna de concreto, detestaba que esos lugares estuvieran construidos con materias tan resistentes, realmente deseaba que en alguna ocasión las paredes fueran acolchonadas, por lo menos el golpe sería más leve.
Luego los ojos de aquella mujer se posaron en Pinky y con una leve sonrisa hizo lo mismo con mi compañero, arrojándolo sobre una mesa llena de platos.
-No podrán vencerme, y mucho menos con sus tontos juegos y planes.
Sonaba una mujer realmente enojada, pero no quería ser la cena en aquellos momentos. Me arrastré por el suelo hasta dar con mi compañero, era momento de planear algo juntos.
-Escucha Pinky, yo distraigo al demonio, tú termina con la sopa de rezo y acabemos con esto.
Asentí con la cabeza auto confirmándome la teoría y con un poco de dificultad me levante del suelo para entretener a esa maldita cosa.
-Oye amiga… Ayer me envió un texto un gran amigo tuyo. Dijo que no olvides enviar Christo al 30303.
Le dedique una pequeña y amigable sonrisa ante mis palabras y di unos pasos más hacia adelante, tapándole la visión a esa mujer demonio con respecto a Pinky, quería darle la ventaja de que él se moviera con rapidez sin ser visto por aquella mujerzuela. Note como la palabra Christo hizo que se retorciera por un buen rato apretando las manos con furia, tal vez no era un buen momento para nombrar a ese amigo, pero ya era tarde, las palabras ya habían salido de mis labios. Con un veloz movimiento, la mujer se acercó a mí y tomo mi cuello entre sus manos, realmente se había enfurecido con aquello y no iba a dejarnos en paz hasta que no acabara con la vida de alguno de los dos….


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 01X01 Back to hell (privado)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.