Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Locke Irons el Mar Oct 07, 2014 8:09 pm

Aguardé inmóvil un nuevo reflejo involuntario. Contaba cinco segundos y volvía a suceder. Primero se podía sentir como aumentaba la fiebre, luego los temblores era incontrolables, y finalmente, todo comenzaba a desvanecerse, así era como se sentía, por eso no podía retomar el control a la fuerza, siempre tenía que haber consentimiento de Tak. ¡Tak! Así se llamaba. Era de las pocas cosas que podía recordar de cuanto su mente y la esencia de eso estaban unidos. ¿Qué clase e nombre era aquel? ¿De qué clase de cultura y qué antigüedad tendría? Tantas preguntas, demasiadas para soportar junto con aquel delirio y la presión que comenzaba a sentir en todo su cuerpo. Era como una inmensa contractura que lo castigaba centímetro a centímetro obligandolo a ceder terreno. Y entonces sucedía. Ya no era Locke más que en la profundidad de su ser. El resto era todo Tak. "¿Prefieres que sea así o quieres ver un poco?...". Detestaba cuando le hablaba así, sabía que prefería, la mayoría de las veces, mantener cerrada la ventana mientras el demonio hacía sus quehaceres, no le gustaba saber como se manchaba las manos. Le provocaba nauseas. Lo odiaba profundamente. "Vete al infierno...". Era como una gran habitación a oscuras, había eco y no había sentimiento alguno. Podía acceder a sus recuerdos, pero no lo hacía, porque eso significaba que Tak también podía acceder y tomar cuanto quisiera de su pasado.

Una vez más comencé a sentir que todo volvía a ser claridad, y entonces la luz quemaba mis ojos, y volvía a sentir el calambre del cuerpo al haber estado tanto tiempo reposando en una superficie tan dura como el suele mugroso de aquel lugar. Había encontrado ese apartado caserío abandonada en el medio del bosque y no me había movido de allí en muchos días. A Tak le gustaba jugar a ir y volver, y como no tenía directivas hasta el momento, me daba rienda suelta a poder "disfrutar" de mi cuerpo de a momentos prolongados. En ese entonces me di cuenta de que debía alimentarme, si mal no recordaba en el Mustang había dejado unas latas de conserva y carne prensada, también en lata. -¿Sabes? La próxima vez, nos esconderemos cerca de un Burguer King... Detesto la comida enlatada, viejo...- No sabía que era peor, si tener que convivir con un demonio que lo violaba, de alguna manera, desde adentro, o tener que hablarle como si fuera una buena compañía, aunque eso significara momento a momento volverse más demente de lo que ya lo había vuelto su oficio. Se levantó, se estiró, escuchó y sintió cada uno de sus huesos destrabarse, y caminó a paso lento hacia la puerta. Si tenía suerte, las cosas seguirían en calma. Pero demasiada calma no era sinónimo de cosas buenas en lo referido a su experiencia.


Última edición por Locke Irons el Jue Dic 18, 2014 7:33 pm, editado 1 vez


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Sam Winchester el Dom Oct 26, 2014 7:34 pm

Desde el día en la cabaña y tras haber caído en la emboscada, quizá voluntaria de mi parte, por el demonio de ojos amarillos, con Dean habíamos guardado cierto silencio, tal parecía que él se negaba a decirme lo que con tanto recelo guardaba para sí. Por más que implorara, no le hablara o me enojara,  no funcionaba, de su boca no salía más que frases típicas de mi hermano mayor, escondía un secreto en el cual yo me veía involucrado ¿Cuál? Era una pregunta que quería contestarme, pero no tenía medios para responderla.
Después de pasar varias semanas sin dirigirnos la palabra, hallé un caso como tantos otros que solía tener y que teníamos antes de tomar diferentes caminos –Dean- Seguía molesto pero alguno de los dos tenía que ceder y siempre terminaba siendo yo, parecíamos una pareja, palabras que me hicieron acordar a Livila Creo que encontré algo referido a los demonios- Ladeé apenas la computadora para que mi hermano mayor pudiera fijarse la ubicación, no era lejos de allí, quizá una o dos horas de viaje, que a la velocidad de mi hermano con su Impala llegábamos en menos de media hora –Podríamos echarle un vistazo y sacarnos la duda- Y de paso, sin que Dean se enterase, hacerle unas cuantas preguntas a los hijos de Azazel. Estaba casi seguro de que el demonio de ojos amarillos sabía algo relacionado a mi padre y a toda la guerra inútil que estaban tramando, así como también si era posible averiguar qué era lo que me ocultaba mi hermano.

El viaje no duro mucho más que una hora, por más que quisiera dormir una buena siesta en aquel asiento incómodo, me era imposible. Mi cabeza no dejaba de trabajar, era una locomotora que estaba en marcha siempre. No comprendía muy bien el motivo por el cual se me estaba haciendo muy difícil detener los ataques de ira, que terminaban después en situaciones más graves, realmente me preocupaba pero tal parecía que a mi hermano no le afectaba o simplemente todavía no se había percatado de aquellos cambios bruscos de humor.
No recuerdo con exactitud cuando comenzaron aquellos ataques de ira incontrolables, pero quizá antes me parecían de lo más normal, “La gente se enoja” me decía. Ahora cualquier situación era motivo de un enojo que terminaba con furia y sentimientos de destrucción. Hubiera querido decirle todo esto a mi hermano pero ¿Cómo se lo tomaría? Ni siquiera se me venía a la mente ninguna respuesta a aquella pregunta.
Me deshice de aquellos pensamientos y me concentré por un momento en el pueblo al que estábamos entrando Antes de pasar por un motel, creo que deberíamos parar en algún bar y sacar cierta información. Cabe la posibilidad de que aun tengamos algo de suerte y el demonio se encuentre por estos lares- Y así hicimos. Estacionamos en un bar y allí nos bajamos a comer algo para entretenernos un buen rato.

La camarera nos habló sobre un joven que parecía a ratos muy normal y por el otro parecía ido y sin sentido, con bruscos cambios de humor, ese parecía más yo que el chico poseído. De todas formas comprobó que el muchacho llevaba unos ojos negros que le llamo poderosamente la atención, esa era la pista para saber que ese era nuestro demonio. Todavía había sol y nos dio tiempo de recorrer todo el pueblo. Le lanzábamos a la gente que pasaba, algo de agua bendita, pero nada. Pasábamos por su lado diciendo la palabra “Christo” y nada –Creo que hoy no tenemos mucha suerte- Le comenté por lo bajo a mi hermano, ya nos estábamos quedando sin esperanzas hasta que en mi camino visual vislumbre una casa que prácticamente estaba en ruinas. Le di un codazo a Dean –Podríamos ir a echar un vistazo por allí- Señalé con la cabeza el camino hacia la casa. No albergaba muchas esperanzas de que allí podría encontrarse algo, los demonios les gustaba verse rodeado de humanos o con sus hermanos, cuanto más humano parecieran mejor para ellos.

No fue difícil llegar y no nos tomó mucho tiempo, tenía preparada en mi mano una botella de agua bendita y en la otra un tarro de sal –A la cuenta de tres- Conté casi en susurro y al llegar al dos y medio abrimos la puerta…nada…eso es lo que encontramos, una casa en ruinas, con apenas algunos objetos en el mismo estado y un silencio escalofriante. Lo mire a mi hermano,  mientras me adentraba aún más al recinto -¿Hola?- Grité esperando a que alguien me contestara.



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Dean Winchester el Mar Oct 28, 2014 12:27 am

Aún tenía las enormes ganas de asesinar a ese maldito demonio, cuando pudiera tenerlo en mis manos vengaría la muerte de mis padres y apretaría su cuello por contarle aquel día a Sam cosas que aún no estaban en mis planes comentarle, fue gracias a él por quien las cosas hoy en día con mi hermano estaban realmente mal, apenas nos dirigíamos la palabra y mi miedo por no saber quién era no dejaba dormir muy bien de noche. La voz de Sam hizo que saliera de aquellos pensamientos y me levante de la cama del motel para acercarme a su computadora, estaba algo cansado de aquellos malditos demonios, que siempre se entrometían donde nadie los llamaba.
-No perdemos nada. Después de todo están por todos lados.
Estaba cansado de esos malditos, ni una cerveza tranquilo lo dejaban a uno tomar que ya tenían que aparecer para arruinarlo todo. No comprendía muy bien que era lo que Sam esperaba de esos malditos, pero no iba a dejarlo ir solo y mucho menos con lo que había visto la otra vez junto a Azazel.
-Solo espero que esta vez no creas todo lo que te dicen.
Y sin darle tiempo a que mi hermano me contestara tome mi bolso y me dirigí a la puerta para poner en marcha el impala, a pesar de no ser mucho el viaje quería salir lo antes posible y terminar de una vez por todas con alguno de esos malditos demonios o de esos datos falsos.


Afortunadamente el viaje fue tranquilo, Sam se dignó a dormir o por lo menos a mantener los ojos y la boca cerrada, mi humor no estaba muy bueno como para tener que soportar una encuesta interminable de preguntas sin sentido, de las cuales ya no encontraba una maldita respuesta para mentirle. Aceleré un poco mi bebé, era lo único que me mantenía calmo y me daba la seguridad necesaria para llevarme por delante todo lo que se me cruzará, quería un poco de aire y poder respirar tranquilidad antes de volver a juntarme con uno de esos malditos demonios, a pesar de que uno solo era el responsable de la muerte de papá, mi odio era para todos, odiaba la manera en la que arrebataban vidas sin importarles nada, se desvivían por el alma de los cazadores y eso me daban ganas de asesinar uno por uno a esos malditos hijos de perra.  Con algo de furia en mis venas, Sam hizo un comentario que me ayudaría a dejar todo ese dolor de lado y comenzar a concentrarme en la pista y en el nuevo caso que teníamos bajo nuestras narices.
-Será una buena idea. Espero que alguien pueda darnos algún dato.
La mayoría de las personas no notaban la presencia de demonios y los pocos que percibían su presencia temían hablar por miedo a que fueran a buscarlos por la madrugada.
El lugar donde comenzamos a recolectar información no era muy habitado que digamos, la presencia de personas me daba a entender que eso sería como buscar una aguja en un pajar, nadie nos daría información.
-Este lugar tiene menos vida que la casa del terror.
Comente mientras seguía los pasos de mi hermano, nadie había visto nada fuera de lo normal y jamás pudimos escuchar la palabra demonio de la boca de algún pueblerino de aquel inhabitable lugar. Sin ningún rumbo fijo pudimos ver a lo lejos una casa algo abandonada, por su aspecto hacia un tiempo que nadie le daba una buena mano de pintura o mejor dicho nadie dormía por las noches en ese lugar. Observe como mi hermano había leído mi mente sin que le dijera nada, ambos habíamos pensado en ingresar allí.
-Hogar, dulce hogar….
Comente caminando hacia la casa. La mayoría de los demonios se resguardaban en esos lugares, esperando que algún adolescente estúpido entrara y vendiera su alma por un poco de dinero o poder, algo que le duraría diez años y luego sería un don nadie en el infierno.


Y antes de que Sam dijera  tres ya nos encontrábamos dentro de la casa abandonada. Por el aroma que podía percibir desde la puerta, podía asegurarme a mí mismo que allí dentro nos encontraríamos con un poco amigable demonio. Di unos pasos hacia adentro y antes de que pudiera comprender lo que sucedía allí dentro la voz de mi hermano Sam se hizo presente para decir… ¿Hola?... Había escuchado bien… Fruncí el ceño algo enojado y confundido y clave mi vista en él.
-¿Hola? ¿Dijiste hola? ¿No quieres pedirle permiso también al demonio para entrar? Tal vez debíamos limpiarnos los pies antes de entrar.
Comente abriendo los ojos algo perdido con aquella actitud, si Sam quería agarrarlo de manera sorpresiva temía decirle que aquello no iba a dar resultado. Una sombra se hizo presente a lo lejos, sin duda no estábamos solos, era momento de estar atentos a lo que iba a presentarse frente a nosotros.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Locke Irons el Jue Dic 18, 2014 6:17 pm

Momentos antes primero escuché un motor a lo lejos, aunque no era gran cosa. Si bien la cabaña estaba abandonada y apartada un buen tramo, estaba lo bastante cerca de la carretera interestatal como para escuchar pasar vehículos cada cierto determinado tiempo, pero cuando escuché los pasos en el pórtico fue demasiado tarde. Fueron varios pares de pasos, pero intenté mantener la calma. Mi compañía estaba “dormida” en mi interior, pero tenía la teoría de que los fueres impulsos y sobresaltos emocionales lo atraían de regreso a tomar el control, y en verdad, si aquello iba a terminar mal, no quería que el demonio estuviera metido en el medio. Yo, siendo Locke y sólo Locke, tendría la certeza mental de querer escapar de allí en una sola pieza, y en lo referido a su otra parte poco deseable, tenía sus dudas si en verdad le importaba mantener intacto los miembros de mi cuerpo. El contrato en ese aspecto era claro, pero los contratos a veces estaban para romperse, y bueno, los demonios amaban romper contratos en cuanto a mi experiencia previa a toda esa maldita situación. Busqué a tientas con mi mirada la Mágnum pero olvidé en una laguna mental dónde la había dejado el demonio cuando aún mantenía el control, por lo que me tuve que conformar con un viejo cuchillo de caza que aguardaba sobre la enajenada mesa en la que había depositado algunas de mis pertenencias útiles, y caminé lentamente hacia la entrada, ayudándome con las sombras del lugar a ocultar mi presencia de los intrusos. Ellos ya estaban adentro, y el más alto, con voz grave, se anunció de manera torpe e inesperada, por lo que, dentro de mi aturdimiento por la debilidad que tenía producto de la escasa comida de los últimos días, comencé a preguntarme si en verdad eran ellos un peligro. Claro que no tardé en ver sus armas, y automáticamente el cuchillo de caza pasó a interponerse entre mi cuerpo y la distancia que me separaba de las dos siluetas que se acercaban desde el resplandor de la puerta aún abierta.

-Suelten sus armas… Cierren la maldita puerta… ¿Qué diablos los trae por aquí? Tienen cinco malditos segundos para responder…- Mi voz sonó grave y firme, sin dar lugar a rodeos, pero rogué para mí mismo que la sombra aún jugara de mi parte, puesto que avancé tanto como me fue posible hasta calcular el final de esta. Sabía que ellos ya me habían localizado, pero esperaba que no tuvieran una clara visión de que mi única protección era un maldito cuchillo. Sentí que volvía a tener veinte o diecinueve años y que era un maldito novato en aquello. Entonces el resplandor comenzó a disiparse y mis ojos comenzaron a acostumbrarse a la luz; al más bajo de ellos, de cabello corto y al parecer claro, no lo había visto jamás, pero comencé a distinguir ciertos rasgos familiares en el alto que había hablado momentos antes. Sabía que lo había visto en alguna otra parte, sabía que… Entonces lo recordé, como una apuñalada en el alma. Livila. El trickster. La biblioteca. -¿Sam?... ¿Sam eres tú?...- Como acto reflejo bajé el cuchillo y caminé unos cuantos pasos fuera de la penumbra en la que me ocultaba dejando ver mis rasgos faciales demacrados por el cansancio. –Sam… Soy Locke… Soy… Sam, váyanse… No es el mejor lugar para que estén justo ahora…- Traté de recordar que clase de cazador era Sam, aunque mi instinto gritaba que corriera de allí, que huyera antes de que fuera demasiado tarde y todo se saliera de control. Yo, mi cuerpo, mi mente, todo. No quería esa clase de sangre en mis manos aunque en realidad no fuera consciente de lo que hacía. –Sam… Ambos deberían huir…- Mi voz sonó un poco menos firme que la vez anterior, y el cuchillo volvió a su posición inicial, apartando a aquellos dos sujetos de mí mismo.

Off Rol: Mil perdones por la demora, users. Prometo estar más activo de ahora en más… Very Happy


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Sam Winchester el Miér Dic 31, 2014 12:49 am

-Eso dolió- Le dije sin más frunciendo el ceño, realmente me había dolido las palabras de mi hermano, quizá a veces resultaba mucho más ingenuo de lo que aparentaba pero realmente cuando tome la llamada que me decía que tenían la Colt y luego termino siendo una trampa, no le iba a decir a mi hermano que siempre supe que algo no estaba del todo bien en esa llamada y que en mi interior sabía que todo eso era tan extraño que cabía la posibilidad de que todo fuera una trampa. Había puesto en peligro mi vida como la de mi hermano –Estoy seguro de que si llaman de un número que ni sabes de donde proviene y te dicen que es nuestro padre irías a ver si es realmente así- Jugaba con la misma carta que Dean utilizó conmigo, estaba siendo un mocoso insolente y me sorprendía ante la actitud estúpida que estaba tomando. De igual manera, mis palabras habían quedado en el olvido porque se quedaron allí.

La casa tenía un aspecto deplorable y el olor era realmente extraño. La voz de mi hermano me quitó inmediatamente de mis pensamientos. Me encogí de hombros, no me parecía nada extraño que dijera “Hola” –Puede que se estén escondiendo algunos adolescentes y con mi hola, podemos darle la pauta para que se alejen del lugar, no me parece mal- Lo miré alzando ambas cejas, no entendía muy bien el motivo por el cual Dean se encontraba tan de mal humor, quizá no se había dado su dosis de hamburguesas con queso. Meneé la cabeza, le restaría importancia porque iba a recibir de mí un puñetazo en su rostro. Una sombra me hizo desprender de mi mente las ganas que tenía de asesinar a un hermano, rápidamente apunté con mi arma hacia la abertura que parecía una puerta, aunque está ya no se encontraba en su sitio ¿Cuánto llevaba abandonada aquella casa? Le hice señas a Dean para que se acercara, nos moveríamos hacia aquella, lo más común era que uno fuera el cebo y el otro le cubriría las espaldas, de seguro que el que moría primero iba a ser yo, así que sin más me adelante unos pasos más.
Pero la sombra, que luego se convirtió en una persona de carne y hueso, se hizo presente de inmediato, dando tantas órdenes que era imposible responder a todas –Está bien, amigo- Levanté las manos rápidamente y lancé mi arma, realmente esperaba que mi hermano fuera mucho más rápido que yo e hiciera algo productivo . No quería quitar la mirada de la sombra que ahora no hablaba más, pero que estaba casi seguro que en cualquier momento se haría presente -¿Por qué no sales y entablamos una conversación?- Antes de atacarlo con el cuchillo que llevaba en mi cintura, al menos quería verle la cara y si era posible meterle por la garganta un litro de agua bendita.

De pronto mi nombre se hizo presente en el recinto -¿Cómo sabes quién soy?- Pregunte, mi hermano iba a querer asesinarme ¿Qué diablos me estaba sucediendo? Parecía un recién comenzado con todos los errores que estaba haciendo. La sombra caminó un poco más hasta que dejo ver un rostro que entre la penumbra y algunas visibles ojeras del cansancio, era conocido, recordaba que tenía cierta relación con Livila –Te recuerdo- Le dije inmediatamente, el extraño caso del semi dios que era una espina en el trasero. No comprendía absolutamente nada -¿Te encuentras en algún caso?- Algunos cazadores eran bastante tercos y recelosos de los casos que tenían en mente y estaba bien, pero quizá si éramos tres nos iba a resultar mucho más sencillo terminar con todo eso y podríamos ir a tomar una cerveza. Reparé en el aspecto del muchacho, no era como lo recordaba y quizá un cazador no era tan pulcro como cualquier persona normal, pero tampoco nos extralimitábamos y mucho menos vivíamos en casas abandonadas, la situación era bastante extraña –Este es mi hermano Dean, luego haré las presentaciones. Te ayudaremos con el demonio- Le comenté mientras dirigía mi mirada a mi hermano, esperando que de él saliera una afirmación o algo que se le pareciera.



Sam {Winchester}    
avatar
Sam Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario http://backtohell.forosinvision.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Dean Winchester el Dom Ene 04, 2015 8:04 pm

Deje pasar las palabras hirientes de mi hermano Sam, sabía muy bien que papel jugar cuando mis palabras lograban realizarle alguna herida en su débil corazón, no era momento de que se ponga susceptible y comenzáramos una guerra de palabras, ambos sabíamos que si alguien llamaba con una mínima pista de donde estaba papá yo sería el primero en correr detrás de ella, aun me encontraba ansioso y desesperado por saber que había sido de él durante estos años y nadie me daba una maldita respuesta a mi inquietud.
El aspecto que daba aquella casa en cada paso que comenzábamos a dar no era una buena señal, estaba bastante descuidado y el olor rancio podía olerse a más de un kilómetro de distancia. Intente que mi nariz se acostumbrara a aquel olor extraño y seguí los pasos de mi pequeño hermano Sam, ya con su presentación era evidente que éramos una carnada fácil para cualquier cosa que se encontrara allí adentro.
En la plena oscuridad del lugar era muy difícil distinguir con que nos encontraríamos allí dentro, no había un aspecto de que fueran adolescentes, no había voces o risas que me dieran aquella pauta y el olor a azufre me daba la certeza de que algún demonio esperaba nuestra compañía para la hora del té. De repente y sin previo aviso una voz se hizo presente entre las sombras del lugar. Detuve mis pasos en seco y tome mi arma entre mis manos, a un simple demonio una bala no le haría absolutamente nada, pero no tenía demasiado tiempo para pensar y debía actuar hasta lograr la manera de escapar y deshacerme de aquella maldita cosa.
-Vaya bienvenida a tu hola, Sammy.
Le comente en susurro a mi hermano menor que se encontraba delante mío, por lo visto al sujeto no le había agradado para nada nuestra visita, tal vez se había enfadado por no llevar macitas secas a su invitación de merendar en aquella bonita y elegante casa. Apreté un poco más mi arma al escuchar la solicitud de aquel sujeto, no iba a cumplir sus órdenes, después  de todo no era nadie para decirme lo que debía hacer o no en aquellos momentos, podía sentirme seguro en aquellos momentos, había acabado con miles de demonios y este no sería fácil pero sabía que iba a acabar con él, desafortunadamente esa seguridad duro segundos, cuando observe a mi hermano tirar el arma abrí bien grandes los ojos, ¿desde cuándo le hacía caso a un demonio? Rayos ahora debía salvar mi trasero y el de mi hermano con una sola arma.
-Pero que demon….
Podía sentir como la bronca comenzaba a apoderarse de mi cuerpo, las ganas de asesinar a mi hermano con mis propias manos me había impedido terminar la frase y deje clavada mi vista en la nuca de mi pequeño hermano, faltaba que el maldito demonio dijera “Realicen canibalismo entre ustedes” y Sam comenzara a comerme un brazo. Negué levemente con la cabeza y baje mi arma apuntado hacia el piso, no la soltaría pero era en vano ser el único que apuntara al demonio.

Por alguna cierta razón y de manera mágica el nombre de mi hermano se hizo presente en aquella extraña voz y comencé a sospechar que Sam se había vuelto a meter en problemas. Exhale un suspiro y deje que aquellos entablaran una amistosa conversación, era el lugar perfecto para que ambos se abrazaran y comenzaran a recordar cuando había sido la última vez que se había visto. Clave mi mirada en la figura del sujeto que poco a poco comenzaba a mostrarse en la poca luz que ingresaba en aquella asquerosa casa y pude notar su aspecto deteriorado y sus ojos cansados, por lo visto llevaba un buen tiempo sin dormir y quizás sin bañarse. A pesar de no conocer a ese sujeto algo me daba la sensación de que algo no estaba bien.
Escuche como mi hermano me presentaba al extraño sujeto, quien decía llamarse Locke y con un pequeño movimiento con mi cabeza salude al joven.
-Lamento cortar el momento de reencuentro, pero no creo que sea el lugar indicado para hablar. ¿Qué haces tú aquí?.
Pregunte sin rodeos a aquel sujeto, por alguna extraña razón nos estaba echando de aquel lugar y aún no había visto ningún demonio en aquella casa. Coloque mi mano izquierda dentro del bolsillo de mi pantalón y tome entre mis manos una pequeña botella de agua bendita, lamentaba que fuera amigo de mi hermano, pero ese sujeto no me agradaba en absoluto y había aprendido con el correr de los años que uno no debía confiar en nadie, ni siquiera en un viejo amigo de mi hermano Sam.
Me adelante unos pocos pasos de mi hermano hasta quedar a una altura justa entre aquel extraño sujeto y yo, si realmente era un demonio no quería poner en peligro mi vida y mucho menos la de mi hermano pequeño. Dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro y con un rápido movimiento lancé sobre el cuerpo de aquel sujeto una pequeña cantidad de agua bendita, algo no estaba andando bien en aquellos lugares y no iba a perder más tiempo en descubrir que era lo que sucedía.


Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Locke Irons el Miér Feb 11, 2015 6:25 pm

Sam me había reconocido, aquello era, en un primer instante, una señal alentadora, pero ¿Y luego qué? Hasta donde sabía él era de la misma profesión que llevaba dándome un motivo para seguir desde hacía años. Y aquel sujeto, el tal Dean, si bien a simple vista tenía un aspecto físico diferente, en sus ojos se podía ver un parentesco. Así era, como solía decir mi madre cuando era niño, los ojos, la mirada acusaba cualquier verdad en las personas. Aquel sujeto era pariente de Sam, pariente de Sam y muy probablemente compañero de negocios también. No hubiera sido la primera vez que me topara con una familia de varios miembros dedicada al oficio. Sam continuó hablando hasta que el otro sujeto, de manera mas hosca y sin rodeos cortó lo que me decía mi viejo conocido, comenzaba a marearme de nuevo y sentía en mi interior como si tuviera una leve comezón que encendía algo en mi. Esperaba no sufrir demasiado estrés o aquello terminaría en una sangrienta redada de cazadores, si el maldito demonio despertaba, no podría hacer mucho más al respecto. Levanté el cuchillo nuevamente y traté de concentrarme en cada una de mis movimientos para no perder el foco de la situación. -Sam... se los advierto... esto no es ningún tipo de caso, simplemente den media vuelta y...- Pese a que comenzaba a recuperar fuerzas y claridad en mis pensamientos, no pude terminar la frase.

Tenía puesta mi atención en el joven moreno, fui lento, tenía reflejos tontos en aquel momento, no estaba al cien por cien, y el tal Dean parecía una maldita máquina veloz en comparación a mi por obvios motivos. Sentí primero el líquido, algo tal vez que debería ser refrescante hizo brotar de mis entrañas lo más parecido a lava volcánica que podría haber sentido en toda mi maldita vida. De mi rostro salió despedido el mismo vapor que sale de los metales calientes cuando les arrojas agua frían, un brote de ira asesina se apoderó de mi cuerpo, aún no de mi ser, y perdí el cuchillo entre tanta confusión. -Eres un estúpido hijo de...- Un grito de rabia no me impidió terminar, el dolor dentro de mi cuerpo impidió que cayera, pero a su vez comenzaba a notar que no lo podía controlar del todo. El demonio venía, quería tomar el control. Sabía que estaba en peligro y sabía que si no afloraba en ese instante sería presa fácil ¿Cómo luchar contra uno mismo en un momento en el que sentía que en verdad yo también estaba enfurecido por aquella estupidez causada por mi falta de atención? Sin mediar pensamiento alguno y con una increíble velocidad que momentos antes no hubiera ni pensado llegar a tener, caí con el peso de mi cuerpo sobre Dean y sujete su cuello con ambas manos mientras dejaba salir la rabia que crecía en mi.

-¡¿No podían simplemente haberse ido?! ¡¿No te das cuenta lo que has hecho?! ¡Han despertado al maldito demonio!...- No me salía más que gritar mientras observaba el rostro rojo de aquel hombre que intentaba... ¿Qué intentaba hacer? ¿Verdaderamente el demonio estaba controlándome o era todo mi rabia acumulada lo que estaba actuando en ese preciso momento? -¡Váyanse!...- Volví a gritar, pero aún no podía soltar a Dean. En verdad quería matarlo. En verdad toda esa ira parecía ser mía.


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 [Shadow Man: Prisión] [Sam & Dean Winchester]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.