Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


Back to hell 1X01 (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  L.J Gardner el Dom Oct 19, 2014 7:49 pm

Aun podía sentir el perfume de aquel sujeto sobre mi ropa, aunque solo había tocado las mangas de mi camisa blanca a rayas negras, su colonia invadía toda mi prenda y llegaba a mis fosas nasales como si fuera el mismo aire común que respiraba día a día.
Baje la ventanilla de mi acura NSX logrando que el aire puro dispersara a penas un poco aquel aroma que comenzaba a darme grandes dolores de cabeza, estaba demasiado acostumbrado a que miles de personas, sin importar sexo y edad murieran en mis brazos o a pasos de mi presencia, pero aquella colonia comenzaba a seguirme como un karma más de mi poder. A lo lejos pude ver una cafetería y opte por tomarme un descanso por un momento, me había tocado hacer doble turno esa madrugada y era hora de darle un descanso a mi cabeza y a mi oficio de policía.
Estacione mi auto en el estacionamiento del lugar entre medio de dos enormes camionetas, esperaba que a ninguno se le ocurriera salir algo ebrio y dejara mi auto como un pequeño acordeón o se me haría complicado ingresar por la ventana y encontrar el volante.
Me baje del auto y camine hasta la puerta del lugar, se notaba que no era el único que había parado por una taza de café y algún que otro pastel, el lugar se encontraba bastante lleno por la vista que tenía desde afuera por las enormes ventanas de vidrio relucientes. Apoye mi mano derecha sobre la baranda de la puerta y con un pequeño empujón abrí las puertas dándome paso al lugar, directo a una mesa cerca de una de las ventanas. Tenía trabajo extra en mi bolso negro y nos cuantos dolores de estómago por el hambre que comenzaba a generar mis tripas.
Me senté rápidamente en la mesa y tome el menú entre mis manos, leí cosas realmente deliciosas en ese menú y mi panza comenzaba a pedir a gritos que aquella mesa se encontrará llena o comenzaría a comerme gente.
Deje aquel menú sobre la mesa y busque a la camarera con la vista, a lo lejos observe como una señora de unos 50 años se acercaba con una cafetera en sus manos. Sin mucha simpatía sirvió el café negro dentro de una taza blanca y la dejo de muy mala manera sobre mi mesa. –Agradezco el café que sin duda ha sido una de las bebidas que he de venido a buscar, pero si no es mucha molestia podría traerme también una porción de torta de chocolate con frutillas?. Tengo algo de ham….- No dejo que terminara mi frase que la mujer de muy poco humor se retiró de la mesa. Abrí bien grandes los ojos por un momento y luego pestañando de manera seguida comencé a preguntarme si aquella mujer había tomado nota de mi pedido o iba a comenzar a ser un zombie mordiendo gente en aquella cafetería, tenía varios menús frente a mí, desde niñitos hasta ancianos… delicioso, pensé para mis adentros y sonreí apenas un poco con mi propia locura.
Saqué de mi bolso unas cuantas carpetas entreteniendo un poco mi cabeza con trabajo antes de poder saborear mi pastel de chocolate y frutillas. –Será mejor que te apures señora de las cuatro mas diez décadas o comenzaré por comerme una de tus piernas…- Comente para mi mismo por lo bajo y abrí mi cuaderno. Otro asesinato más frente a mi, solo esperaba que el culpable no terminara muerto o en coma como solía dejarlos yo al encontrarme frente a ellos. –Dame una pista querido cuaderno, no quiero acabar con la vida de personas inocentes.- Tome un poco de café negro y deje caer el peso de mi cuerpo contra el respaldo de aquel sillón, sin duda necesitaba esa torta de chocolate para seguir con esto.

avatar
L.J Gardner
Explosión positrónica
Explosión positrónica

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 05/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  Locke Irons el Mar Oct 21, 2014 1:54 am

Café. Aquella era una de las pocas cosas en las que coincidíamos. Sin embargo, en ese preciso momento lo que menos importaba era lo que yo pensaba o quería. El demonio estaba trabajando. Aquel bastardo tenía el poder al cien por ciento de todo lo que sucedía de la piel para adentro, pero, como si se tratase de algún juego suyo retorcido, podía observar tranquilamente mientras era sujetado a una silla mental, una prisión invisible que me obligaba a tratar de entender el mundo en el que se movía aquella criatura del demonio. Me obligaba a percibir y disfrutar el punto de vista de sus retorcidas hazañas y tenía que conformarme con seguir un día más con vida, si es que aquello podía llamárselo vida. La mesera, una señora con muy pocas ganas de hacer amigos, nos dejó la bebida caliente y unas donuts que, sinceramente, yo detestaba, pero, como no era de extrañar, a Tuk no le importaba en absoluto. Estaba sentado de espaldas a la puerta, pero de junto a uno de los grandes ventanales de aquel café, cuando de improvisto, su mirada (mi mirada controlada por él) se posó sobre un sujeto que acababa de bajar de un vehículo un poco exuberante para mi gusto. Lo siguió hasta donde le dio el cuello, y entonces, solo se limitó a sentir. Pude percibir con mis sentidos, llevados al máximo por su capacidad de alterar el cuerpo humano, cada cambio en el ambiente, hasta que entendí que aquel sujeto se había sentado detrás de nosotros, dándonos la espalda, y era por aquel motivo que estaba tan alerta. No lograba entender si lo estaba esperando, en verdad no tenía acceso a sus pensamientos si es que podría llegar a tenerlos, pero de pronto sentí como el demonio en mi se interesaba demasiado por lo que aquel desconocido sujeto hacía. "Quien sea que esté allí, que se apiade de su maldita alma...", pensé.

-Verás... Las meseras no suelen ser lo más veloz del mundo cuando se trata de limitarse a cumplir órdenes...-Dijo él, maldición, en verdad tenía unas ganas increíbles de saltar de aquella prisión mental y golpearme a mi mismo mientras le gritaba a aquel sujeto que corriera por su vida. Maldita  fuera mi suerte. -Deberías haber intentado con un simple "Buenos días" antes de pedir algo más que café...- Hacía sonar mi voz un poco más grave de lo que era, pero al hablarle ni siquiera se molestó en volverse hacia él para observarlo, simplemente siguió fingiendo que leía un diario matutino, uno de aquellos ejemplares amarillistas que el verdadero Locke, yo, Locke Irons, el antiguo cazador de bestias, jamás hubiera tocado ni aunque de aquello hubiera dependido mi vida. Maldición, incluso había cambiado hasta mis hábitos de vestimentas. Odiaba usar trajes negros. Odiaba usar aquellos malditos trajes. Comenzaba a sentir como todo se volvía nebuloso. ¿Qué sucedía allí? ¿Por qué estaba de repente tan interesado en aquel sujeto? -Sin ofender, por supuesto...- Agregó para concluir, y soltó una de aquellas sonrisas falsas y espontáneas que terminaban en deformarse en una leve y extraña mueca. Ojalá que aquel sujeto tuviera dos dedos de frente y se marchara pronto, de lo contrario, era hora de comenzar a esperar lo peor.


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  L.J Gardner el Mar Oct 21, 2014 11:31 pm

Una voz masculina y algo grave se hizo presente en mis odios, por lo visto no todos en esa cafetería poseían malas vibras o malos modos de atender a las personas. Gire un poco el torso de mi cuerpo, apoyando una de mis manos sobre el sillón y mirando al sujeto que se encontraba a mis espaldas, por lo que podía observar en su mesa él si tenía una taza de café bastante caliente por el humo que salía de ella y unas donas. Maravilloso, por lo menos si aquella camarera no venía con mi pastel, podía llegar a un trueque con aquel sujeto y una de sus donas. Miré de reojo un momento hacia donde estaba la camarera, asegurándome que no tuviera sus oídos metidos en nuestra conversación y aclare a penas un poco mi garganta para contestarle a aquel extraño sujeto. -¿Crees que comencé de mala manera con la señora? Puede ser realmente aterrador despertar con esa mujer al lado de la cama.- Dibuje una pequeña sonrisa en mi rostro y observe el traje negro del joven, solía reconocer cuando los trajes eran de grandes diseñadores y ese era una costura casi perfecta pero irreconocible, había algo en él que llamaba mi atención y no era el traje negro justamente. –Dime… ¿Cómo lograste que te trajera esas donas? Por lo visto y los buenos datos que me has dado con esta mujer tú sueles venir muy seguido a este lugar ¿Verdad?.- Me acomode un poco mejor sobre aquel sillón, aquella posé rápida que había tomado comenzaba a darme un fuerte dolor de espalda y mi muñeca comenzaba a acalambrarse. –Y ¿Por qué he de ofenderme? Me has ayudado, para la próxima ya sé cómo tratar a la señora camarera, no creo que ahora pueda remediar mi actitud.- Me sentía algo apenado, tal vez en mi apuro no había notado mi mala manera de pedir las cosas y debía comprender que a pesar de ser un trabajo y un buen servicio, uno puede no tener un buen día y tal vez la señora camarera estaba pasando por un mal día.
Como si aquella mujer leyera mis pensamientos, se acercó a la mesa y dejo la torta de chocolate con frutillas, era una porción sumamente pequeña, clave mi mirada a aquella porción triste y me encogí levemente de hombros, tal vez era momento de ir pidiendo otra porción para dentro de unos segundos. –No suelo ser muy cortés con extraños, pero me has ayudado en este momento… ¿Quieres un poco de pastel? Yo invito. – Su manera de vestir y su diario matutino sobre la mesa me daba la impresión de un hombre serio y muy responsable a su trabajo, por su aspecto podía presentir que era un abogado o un prestamista al cual ningún cliente le debía un centavo, su lenguaje corporal podía intimidar hasta al propio Papa Francisco, aunque las donas sobre su mesa daban un poco de tranquilidad, por lo menos en aquellos momentos. –Por cierto, soy L.J – Me deslice un poco hacia la punta del sillón y estire mi mano hacia donde se encontraba el sujeto, no me gustaba ser mal educado y mucho menos ahora que me encontraba feliz con mi pastel y mi taza de café.
avatar
L.J Gardner
Explosión positrónica
Explosión positrónica

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 05/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  Locke Irons el Miér Oct 22, 2014 2:52 am

El plano mental tan poco claro en el que comenzaba  a sumirse se le hacía conocido, pronto Tuk impediría que siguiera viendo aquella situación. Simplemente lo pondría a dormir y no habría más Locke Irons hasta dentro de un largo rato, sólo porque aquella criatura tenía que encargarse de sus negocios y a partir de allí él tenía el pase prohibido. Aquel lado del salón VIP le estaba negado, porque estaba bien que supiera lo suficiente para atormentarse, pero no podía llegar a saber demasiado como para intentar hacer algo estúpido en el futuro. Aquella cosa parecía tener un humor bastante irónico y siniestro, aunque al final del día las reglas resultaran bastante simples y claras, si yo no lo dejaba entrar en lo más profundo de mi mismo, en aquel rincón en el cual todavía atesoraba cosas de verdadera magnitud e importancia, el demonio por su parte lo haría peor, y sólo me dejaría ver y entender lo suficiente como para querer dejar de vivir cuando todo aquello acabara, si es que algún día sucedía tal cosa. Entonces se fue apagando la luz, y sólo me aferré a mis sueños y recuerdos más profundos. Aquella habitación del pánico en la cual todavía podía resguardarme de los juegos sádicos de la rata del infierno.

Sintió como el sujeto se volvía hacia él, pero siguió con la vista posada en su periódico desplegado entre ambas manos, entonces escuchó atento los matices de su acento, de su forma de moverse con la voz. Aquel era un sujeto que sabía de ganar, puesto que, sólo había un tipo de hombre que demostraba tener aquel tipo de personalidad a la hora de tratar con sus semejantes, y era del tipo ganador, aquellos sujetos que les gustaba llevarse el mundo por delante y siempre creían salir victoriosos. Ahora la pregunta que debía responderse era, por qué había sido enviado a vigilarlo de cerca, y sobre, qué lo hacía tan especial. Sabía que estaba comenzando a ocurrir algo grande, todos en el nido estaba revoloteando y comenzaban a levantar vuelo, yendo de aquí para allá, persiguiendo gente con determinadas particularidades; pero aquel sujeto ¿Qué era lo que tenía de particular a demás de su ego latente? Siguió escuchando, sonaba en verdad como un sujeto de aquella clase. -Para serte sincero, es la primera vez que vengo a este sitio... Incluso a esta ciudad, siquiera... Pero voy a decirte algo, colega, las mujeres son mujeres en todos lados, y más si hablamos de esta raza tan particular como lo son las camareras de los cafés.- Su tono de voz sonó igual de pasible que antes, sólo que se volvió un poco menos grave. -Así que, se puede decir que conozco de camareras... Esta señora es una más... No tiene nada de especial... Tú me entiendes. Es sólo un cliché... Fácil de tratar si tienes ruedo.- Agregó, y luego le dio un largo sorbo a la taza de café negro que yacía frente a él.

-Agradezco la invitación, pero mis donas son más que suficientes para acompañar mi café... Sabes lo que dicen. Demasiado dulce arruina las propiedades del buen gusto cuando se toma una taza de café tan sabroso como el americano...- Lentamente dobló el diario en vario pliegos y se giró hacia el sujeto. Cabello un poco oscuro, facciones demarcadas por el tiempo. ¿A qué te dedicas, vaquero? Sonrió y extendió su mano estrechándola firmemente en un seco apretón que duró solo a penas unos pocos segundos. -Soy Locke. Encantado L. J.- Respondió. -Te invito a disfrutar de tu desayuno en mi mesa. Algo de charla matutina ayuda con las labores mentales para el resto del día. Ya sabes... Despeja un poco ¿No lo crees?...- Clavó su mirada en la de él, podía ver que estaba un poco cansado. Tenía los ojos a penas enrojecidos, aquel sujeto había pasado la noche en vela. Reconocía aquello.


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  L.J Gardner el Sáb Oct 25, 2014 8:07 pm

Me había causado gracia las palabras de aquel sujeto, era cierto que las mujeres eran mujeres sin importar la clase social o el empleo que tuvieran, la mayoría de ellas se comportaban de la misma manera y solo era cuestión de saber leerlas, algunas eran más accesibles que otras, pero al fin y al cabo todas deseaban lo mismo. Asentí  levemente con la cabeza mientras que en mis labios se dibujaba una pequeña pero eficaz sonrisa, eran muy buenas palabras aquellas y tenía toda la razón del planeta. –Creo que serás una buena guía para mi mente el día de hoy. Creo que el cansancio termino por agotar mis últimas neuronas. – No solía encontrarme tan dormido o distraído como en aquel momento, comenzaba a sospechar que el no dormir por unas cuantas horas afectaba mi capacidad motriz en todos los sentidos y sin duda ante la presencia de aquel sujeto firme y seguro en si mismo comenzaba a verme como un verdadero idiota.
Por lo visto el café era una de las bebidas favoritas o por lo menos más destacadas en aquel sujeto y sin duda para mí también lo era, aunque en ocasiones lo único que levantaba mi animó era una buena botella de Whisky con un hielo flotando en él para darle un sabor único y particular. –Creo que puedes darme una buena descripción de aquel liquido oscuro y algo espeso. Puedo percibir, y corríjame si me equivoco, que prefieres una taza de café que una cerveza fría. ¿Estoy en lo correcto?- Me resultaba gracioso verme a mi intentar leer una especie de preferencia en aquel sujeto, pero era extraña la conexión que sentía por él, había momentos en donde parecía ser alguien tranquilo y humilde, por llamarlo de alguna manera, pero en otros momentos parecía ser alguien frío y perverso que podía llegar a asesinar a cualquiera que se le cruzara sin sentir una gota de compasión por nadie.
Estreche su mano junto a la mía con fuerza, no era fácil entablar una conversación con alguna persona extraña debido a que mi oficio ocupaba la mayor parte de mi tiempo. –Claro, será un placer. Tal vez la camarera pueda atenderme con un poco más de simpatía sentado en tu mesa.- Regrese mi mirada al frente y tome entre mis manos la taza de café y la mínima porción de torta que de muy mala manera había sido llevado a mi mesa, no me parecía una mala idea poder charlar con alguien y tal vez, si la conversación se daba, él podría ayudarme con el nuevo caso que tenía bajo la manga. Di unos pasos hacia el costado y revise con la mirada el lugar, debía percatar que todo se encontraba en su lugar y no dejaba ninguna evidencia de mi presencia en aquella mesa. Satisfecho con lo visto, camine unos pocos pasos hacia donde estaba mi nuevo compañero matutino y estacione mi trasero en aquel sillón depositando la taza, la torta y una carpeta negra sobre la mesa. –Me has dado una pequeña invitación e invadí tu espacio. Lo siento.- Sin duda era bastante desordenado, pero no quería que aquel sujeto me golpeara por ser tan atrevido y poner su cómoda mesa en un pequeño lugar de descanso. –Agradezco tu invitación nuevamente, y dime ¿Qué te trae por estos lugares? Me has dicho que es tu primera vez aquí. ¿No?. – Tome un largo sorbo de café negro y bastante frió y espere que en algún momento la camarera notara mi ausencia en aquella mesa y viniera a servirme una taza nueva de café caliente si era posible  en aquellos momentos. –Yo vivo aquí, asique si deseas algún tipo de ayuda turística no dudes en preguntarme, no recorro mucho los lugares por placer, más bien lo hago por trabajo, pero es casi lo mismo. – Hacia tiempo que no tenía una buenas vacaciones y cuando deseaba tomarme algunos días siempre se hacía presente ante mis narices un nuevo caso para resolver. –No hay mucho atractivo turístico aquí y perdón que me tome el atrevimiento de decirlo, pero con tu aspecto puedo asegurar que no estás aquí por unas vacaciones o para posar en fotos con piedras prehistóricas y cosas por el estilo.- Aquel traje decía mucho más de lo que aquel sujeto quería aparentar. Sin duda parecía un señor empresario muy importante a punto de llevar a cabo una gran operación.
avatar
L.J Gardner
Explosión positrónica
Explosión positrónica

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 05/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  Locke Irons el Dom Oct 26, 2014 12:27 am

Sonrió ante el detalle de L. J., en verdad el café era de las pocas bebidas humanas que podía tolerar, Locke podía tomar un sin fin de cervezas sin embriagarse a penas hasta comenzar a beber whisky o ron, o cualquier bebida que tuviera como base fundamental el alcohol etílico que solía estropear el hígado de las personas, pero él sólo prefería el café, ni siquiera el agua, debido a su conexión con la purificación de las almas, y había tenido en verdad grandes inconvenientes cuando todavía era un demonio poco experimentado con respecto a sus dones y debilidades, por lo que ese asunto lo había dejado marcado por el resto de su existencia. Aquel sujeto se traslado a su mesa, aceptando la invitación, y pronto lo abordó con un lote de preguntas que le resultaban notoriamente frecuentes a la hora de entablar conversaciones casuales o no con humanos. Tal vez era por eso que comenzaba contestando cada una de ellas de manera automática, sin titubear una fracción de segundo, pero siempre tratando de mantener la naturalidad de sus gestos, aunque a veces se le fuera de foco ese pequeño último detalle y resultara extrañamente escalofriante en cuanto a su manera de ser y tratar al resto. No era un buen actor, pero tenía práctica, y eso contaba bastante. -Estás en lo correcto. Aunque debo admitir, que la cerveza es de mis bebidas preferidas en la noche, L. J., siempre que el momento lo permita, por supuesto...- Sostuvo su mirada haciendo más evidente su sonrisa.

-Descuida, entiendo lo que son los deberes matutinos de un hombre ocupado... Y si me lo permites, creo que tus deberes te han desvelado anoche ¿Verdad? Me son familiares esos rasgos que llevas encima esta mañana... Solía tenerlos bastante más seguido de lo que en realidad recuerdo...- Observó como una carpeta oscura que dejó junto a la ventana, pero se dedicó unos segundos más a degustar el café que quedaba en la taza. Luego hizo una seña a hacia el mostrador sin siquiera prestar mucha atención a si alguien lo veía. Sabía que alguien lo vería, aquella señora que se estaba encargando de su mesa no había apartado su mirada un tanto incómoda de su presencia desde que se había presentado allí. En seguida pudo percibir como se movía con una jarra de café caliente hacia ellos. -Ahora que lo pienso mejor, lamento la invitación si estabas en algo ocupado. Mi intención no era interrumpirte...- Volvió su mirada a L. J. -Verás, has dado en el clavo del asunto. Estoy aquí por negocios... Hace bastante tiempo que no me tomo unas verdaderas vacaciones. Soy agente de la bolsa en New York, simplemente estoy aquí para hacer acto de presencia en algunas reuniones que se llevarán a cabo en las oficinas del banco de la ciudad. Ya sabes, burocracia necesaria si queremos mantener a los inversionistas comiendo de la mano...- Esta vez soltó una leve carcajada en complicidad, deseando que entendiera su punto de vista gracioso, si es que aquello existía. Y en parte aquello a él no le hacía para nada gracia, puesto que no lo llegaba a entender del todo. Todo lo que hacía era trabajar con el dinero ajeno, y en verdad había costado entender la dinámica y desarrollarla casi tan bien como los mejores que había conocido en el ámbito, puesto que Locke, al no tener más conocimiento que el de un cazador que sólo había completado el nivel de la preparatoria y luego todo conocimiento adquirido se limitaba a armas y cómo matar alimañas, no había ayudado para nada a mantener su coartada mortal. -Así que no te preocupes por los atractivos turísticos, aunque hubiera, no tendría tiempo de disfrutarlos... Pero dime... ¿A qué te dedicas? Veo que llevas encima cierto papeleo interesante... Y a juzgar por tu aspecto, has estado toda la noche de seguro revisándolo ¿No es así?... ¿Eres alguna especie de arquitecto o diseñador?...- Sabía que la respuesta sería negativa. Aquel sujeto era un muchacho especial, y se movía en un circulo al cual le podría traer beneficios si conseguía obtener su confianza. Esbozó su sonrisa de nuevo. La camarera ya estaba junto a ellos otra vez, verdaderamente tensa e incómoda.


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  L.J Gardner el Dom Oct 26, 2014 9:07 pm

Por unos instantes había olvidado mi edad y comencé a darme cuenta, pese a las palabras del joven, que mi rostro comenzaba a dejar rastros de las noches sin dormir. Pase mi dedo índice sobre la ojera derecha y pude notar que era una línea firme y perseverante la que se había formado bajo mis ojos, sin duda necesitaría unas cuantas horas de descanso para borrar a penas alguna de esas marcas que ya eran parte de mi rostro. Bajé la mano rápidamente sobre la mesa y mientras asentía con la cabeza dibuje una rápida pero agradable sonrisa. –He olvidado que el paso de los años hace que las marcas en los rostros sean cada vez más marcadas. Pero por lo que noto en ti ya no te dedicas a desvelarte por las noches o por lo menos ayer ha sido un día donde has descansado bastante. – Su rostro y su aspecto no daba indicios a que hubiera pasado la noche desvelado por el trabajo o en una larga fiesta social. Lucía completamente pulcro y fino a comparación a mi aspecto desordenado. –No te preocupes, no estoy en nada importante en estos momentos… Algunas cosas no se desesperan por el tiempo. Sobre todo los muertos, ellos no se preocupan por nada ¿No te parece?. – Deje salir aquellas palabras, recapacitando luego que había comenzado a sonar como un psicópata asesino que gozaba de la muerte de los demás, aunque me dedicaba a matar a algunas personas que realmente lo merecían, no gozaba por ello y mucho menos me parecía divertido lo que debían pasar sus familiares. Cerré los ojos con fuerza maldiciendo mis palabras por dentro y negué con la cabeza algo confundido, la falta de sueño hacía que dijera cosas que tal vez comenzarían a caerle mal a mi compañero de desayunos. –Lo siento, no quise sonar así. Pero suelo pasar mucho tiempo con las personas muertas y a veces olvido que aún hay familiares sufriendo por ellos. Mi oficio me dio el don de no preocuparme por nada. – Entre otros dones que algunos podían ser beneficiosos mientas que otros eran una gran tortura.
Agente de bolsas… me dije para mis adentros, sin duda tenía todo el aspecto de trabajar en lugares importantes, aunque mucho no entendía de aquellos temas me resultaba importante el puesto donde aquel sujeto se encontraba y por su manera de hablar tenía a varios inversionistas comiendo de su mano. –Tienes un gran trabajo. Es interesante aunque debe ser bastante estresante en algunos momentos. Bueno en realidad todo empleo tiene su parte buena y su parte estresante.- Me encogí de hombros lentamente y deje caer mi espalda contra el respaldo de aquel sillón, todos teníamos nuestras cosas divertidas y otras no tanto, eran los pasos de la vida que nos llevaban a enfrentar situaciones estresantes que a la larga o a la corta nos ayudaban a crecer como persona y a desarrollar un carácter único ante la sociedad y la vida.
-Bueno temo decirte que no me dedico a ninguna de las dos cosas que me has dicho. Soy policía, y puedo asegurarte que la noche de ayer no fue una de las mejores. Ya sabes cómo está el país últimamente y parece que nosotros, los policías, comenzamos a tener más trabajo que nunca. –Realmente las cosas habían cambiado mucho para los que nos dedicábamos a la seguridad de las personas o comercios, la gente cada vez estaba más sacada de sus casillas y cometían grandes locuras. Tome el tenedor entre mis manos y corte un pedazo de pastel para llevarlo a mi boca, esa torta realmente estaba exquisita y tal vez pediría una porción para llevar más tarde, debía tener algo dulce para comer luego de despertar de una larga siesta. La camarera se hizo presente de nuevo en el lugar y sin previo aviso y de una manera extraña deposito la jarra de café sobre la mesa de muy mala manera. Alcé mi vista colocando mis ojos sobre aquella mujer, sabía que no tenía ganas de trabajar pero no me parecía correcta la manera en la que comenzaba a tratarnos. –Creo que la mujer comienza a tener un problema serio conmigo. Por lo menos a ti te trajo unas ricas donas y un café caliente…- Comente de manera graciosa hacia mi nuevo compañero sin quitarle la mirada a la camarera, no me parecía justo que porque el fuera un joven adinerado, con un buen empleo y alineado fuera tratado de mejor manera que yo que comenzaba a parecer un pordiosero perdido en esa gran ciudad. Separé mis labios para reclamarle a la camarera un poco mas de café caliente, pero fue esta quien se adelantó primero. Su aspecto parecía como si estuviera asustada, sus manos blancas comenzaron a temblar y sus ojos se llenaron de lágrimas, lo único que faltaba era que aquella camarera usara nuestra mesa como una sesión de psicología. Su voz algo temblorosa comenzó a formar de a poco las palabras y una vez segura de si misma se largo a hablar con nosotros, posando su mirada en Locke…

-Es… est… Estoy cansada de aquellas cosas, me aterra dormir por las noches sin entender lo que puede pasarme… Ellos vienen y te matan y aquellos otros vienen a salvarte pero aun así te terminas muriendo… Nadie te puede comprar la vida, salvo ellos ¿Verdad? ¿Cuánto tiempo te dan? ¿Diez años? Todos dicen eso, pero no lo creo, yo siento que jamás terminas de pagarles el pacto a ellos, ellos tienen el poder y nosotros somos sus esclavos, ellos toman nuestros cuerpos… Y se apoderan de nosotros… Por eso hay que matarlos… pero ¿Cómo? Los otros que se dedican a terminar con esos, nunca te dicen como matarlos tú mismo, claro esos quieren llevarse toda la recompensa, pero ¿Dónde están cuando yo los necesito?.

Aquella pregunta no podía ser yo quien se la respondiera, creo que ninguno de los dos podía responder a su pregunta y mucho menos ayudarla, no conocía mucho de demonios y aun había una historia oculta en mi familia que se relacionaba a ellos… -Mira… creo que será mejor que vayas a descansar, yo me encargo de la jarra de café. – La camarera me observo por un momento y luego coloco una de sus manos frías y temblorosas sobre Locke…

-¿Tú sabes cómo terminar con ellos?. Yo sé que sabes…

Su voz sonaba firme y segura, miraba sus ojos como si en ellos pudiera buscar alguna respuesta a todo lo que estaba pasando. Con algo de miedo por su actitud clave mi mirada en mi compañero y abrí bien grandes los ojos, aquella mujer comenzaba a sonarme como una psicópata  y si seguía molestando iba a tener que esposarla y llevarla hasta la comisaría. -¿Entiendes algo de lo que esta mujer quiere decir?.- Comente casi susurrando, el estado de shock de la mujer me daba una leve ventaja para poder hablar en todo bajo sin ser escuchado.
avatar
L.J Gardner
Explosión positrónica
Explosión positrónica

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 05/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  Locke Irons el Jue Dic 18, 2014 6:15 pm

Fingió una sonrisa amarga ante el humor negro de su compañero de desayuno. Bromear con muertos podía resultar extraño para cualquier humano en sus cabales, y pudo notar la incomodidad de él al percatarse de que no había hecho algo común y verdaderamente divertido, incluso sus facciones cambiaron tensándose un poco, pero el demonio, por su parte, intentó disuadir las cosas. –Descuida, entiendo que con tu empleo a veces es inevitable volverte… ¿Cómo decirlo de una manera sutil?... Bueno, de alguna manera, te vuelves un poco inhumano con respecto a los que significan los sentimentalismos ¿No es así?...- Había notado que tanto las personas solían bloquearse sentimentalmente cuando necesitaban acabar con ciertos sufrimientos del alma, y aquello resultaba de cierto modo, algo extraordinario, porque a fin de cuentas, el alma terminaba corrompiéndose cuando no se le permitía expresar sus dolores, y el humano se volvía hacia su propia oscuridad, permitiendo las brechas en su ser que ellos usaban para corromper los cuerpos. Todo se volvía un gran círculo vicioso, y la propia naturaleza, en todo su esplendor, se convertía en la debilidad más grande y vulnerable del ser humano. Eran frágiles de mente, alma y cuerpo, solo se necesitaba un leve empujón que desviara sus pensamientos por el lugar adecuado.

Y entonces, como si aquella hipótesis hubiera afectado el ambiente a su alrededor, la camarera volvió se tornó de alguna manera vulnerable a la presencia del demonio en Locke y comenzó a actuar de forma extraña y desesperada, haciendo que L.J. se revolviera en su sitio, mostrando una expresión atónita y alerta a la vez. Ella comenzó a hablar de algo que el demonio comprendía a la perfección, pero para su desgracia, él no era un ojos rojos, el era un recolector con poder, pero su rango no iba más allá de eso aún. Así que simplemente pudo esbozar una leve sonrisa y clavó su mirada en la camarera cuando lo sujetó con su tembloroso tacto y susurró sus palabras como si fueran un ruego. –Soy conocedor de cosas que podrían volverla demente de por vida, madame. Pero dudo que este sea el lugar y el momento oportunos para hablar de aquello. Con gusto podríamos vernos a la salida de su turno si así lo desea, pero de momento, me gustaría concluir la conversación con mi compañero, si no es mucho pedir…- Su sonrisa se ensanchó intentando ser amable, pero entonces ella comenzó a retroceder lentamente. Él pudo sentir como provocaba que ella se erizara, emanaba de su presencia la oscuridad que solía repeler el ser completo de los humanos. Ella entendía que no viviría mucho más. Ahora comenzaban las verdaderas preguntas para sí misma ¿Cuándo y cómo sucedería su inevitable fin? ¿Por qué ella? ¿Por qué? Pero él solo tenía una conclusión: Porque si..

Se volvió hacia L.J. –Pobre mujer… parece que el empleo finalmente la noqueó. Y decíamos nosotros pensar que nuestras labores eran en verdad estresantes…- Y dicho esto se permitió, por primera vez en mucho tiempo, una verdadera carcajada de gracia sin que le importara si aquella mujer aún seguí contemplándolos. Se sirvió café el mismo de la jarra que ella había olvidado, y luego llenó la taza del policía. –Verás L.J…. En verdad no envidio tu trabajo, y no porque el mío sea especial o en verdad lo disfrute, no. No lo envidio por el simple hecho de que estas mucho más expuesto que una persona promedio a este tipo de cosas… ¿Verdad?...- Fijó su mirada en él y comenzó a preguntarse cuánto de lo que la camarera habría mencionado, en verdad entendería o pasaría por alto.

Off Rol: Antes que nada, perdón por la demora, tuve inconvenientes con mi conexión a internet (si, increíble que suceda eso a esta altura del siglo)… En fin, prometo estar más presente de ahora en más. Nos seguimos leyendo L.J… Por cierto ¡¡Menudo giro argumental!! Jejeje…


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  L.J Gardner el Mar Ene 06, 2015 8:07 pm

Me sentí algo seguro al notar que Locke comprendía mi frialdad ante las cosas de la vida, no todos podían tomarse la muerte de aquella manera, pero qué más da, la vida era así, algunos no le teníamos miedo a la muerte y otros solo imploraban y rezaban por las noches no ser visitados por el señor parca para ingresar al mundo de los muertos, en mi caso me daba exactamente lo mismo, tarde o temprano aquella cosa vendría a buscarme y no me pondría a llorar al estilo de niña exploradora en problemas, esperaba mi turno como todos los demás, solo esperaba que si mi muerte era en manos de algo sobrenatural o de algún asesino en serie, deseaba que algún policía fuera capaz de descubrirlo a tiempo antes de dejar mi caso como “Casos sin resolver”, detestaba ese catálogo y no lo quería para mi muerte.

Note como mi nuevo compañero de desayuno observaba a la camarera sin perder la compostura y mucho menos creyendo que aquella mujer había perdido la razón minutos atrás, admiraba su capacidad de tomarse aquel extraño tema con suma calma, cuando yo por mis adentros quería arrestarla o salir corriendo sin tener que escuchar una palabra más de su tétrica historia, agradecía que yo por las noches podía dormir sin sentir que nadie venía  a buscarme o tal vez mi sueño era demasiado pesado para confirmar la presencia de algún ser extraño en mis cercanías.  El rostro de la camarera fue poco a poco tomando un color normal y sus ojos cristalinos comenzaron a secarse. Podía escuchar desde mi lugar como su sollozo comenzaba a disminuir y comenzaba a tomar la postura de una camarera normal del lugar, por lo visto las palabras de aquel hombre la habían calmado hasta el punto de parecer una persona normal en todos sus cabales. Dibujo una pequeña sonrisa y asintió levemente con la cabeza ante sus palabras. Locke parecía un encantador de serpientes que con tranquilas y respetuosas palabras había logrado poner en sus casillas a la desquiciada señora.


-Está bien… Lo siento. Salgo dentro de una hora, es mi horario de descanso. Realmente necesito de su ayuda. Lamento la interrupción.

Aunque su voz sonaba aun asustada no se permitió decir más nada y sin quitarle la mirada a mi compañero comenzó a caminar pequeños pasos hacia atrás hasta que su presencia se hizo invisible en el lugar. Realmente había visto cosas extrañas en mi vida, pero jamás algo como eso. Poco a poco retome mi compostura y con un leve movimiento en el asiento coloque mi mirada en Locke intentando no demostrar aun mi desconcierto a todo lo que había escuchado y de lo cual aún no comprendía una sola palabra. –Si en algún momento el trabajo me hace comportar de esa manera… ¿Puedes acabar con mi vida? Realmente no me agrada la idea de que crean que estoy loco, terminaría por arruinar mi cargo en la policía.- Me había costado bastante llegar hasta donde estaba y no deseaba que una enfermedad psíquica acabara con todo eso, suficiente tenía con mi Don como para seguir sumándole cosas a mi expediente. Baje apenas un poco mi cabeza en agradecimiento a la taza de café que mi compañero acababa de servirme, realmente me hacía falta aquel líquido en mi cuerpo y luego de lo sucedido era una buena incisión para entablar una agradable conversación antes de volver a mis labores. –Permíteme preguntarte algo… ¿Qué tiene que ver un agente de bolsas como tú en la historia de una camarera como ella?. – A pesar de no dedicarme mucho a los asuntos sobrenaturales, estaba seguro que aquella mujer había confundido a mi compañero con alguna especie de demonio o de cazador, aunque su apariencia a simple vista no me daba con la descripción de ninguno de los dos. –En mi labor me he cruzado con mujeres psíquicas como ella, en eso tienes mucha razón compañero, pero nunca me han hablado de esa manera… ¿Tienes idea de lo que sucede? Creo que le hará bien un buen número de alguna psicóloga por la zona o unas buenas vacaciones lejos de este lugar tal vez logren que vuelva a sus casillas. –Por ser un hombre de negocios se tomaba las cosas con suma calma y eso era algo bueno, por lo menos podría hablar tranquilo de mi empleo que no lo incomodaría en lo absoluto. -¿Crees que su ex marido este acosando a esa mujer con algún tipo de brujería?, realmente me asusta su descripción… - Me habían quedado algunas frases en mi mente y aunque intentara ponerme en el papel de policía no podía armar bien lo sucedido, me faltaban demasiadas pistas como para comprender si aquella mujer estaba siendo acosada por su ex marido o por algún sujeto psicópata en busca de un poco de atención de parte de esa señora.  


[Off:-No hay drama, todos nos hemos peleado con los servidores. Gran rol. Nos leemos pronto.]
avatar
L.J Gardner
Explosión positrónica
Explosión positrónica

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 05/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  Locke Irons el Jue Feb 12, 2015 1:18 am

Observó a L.J. y dejó escapar de entre sus labios una leve mueca de gracia al entender el deseo del policía, nadie quería acabar así, desde luego, pero aquel hombre parecía llevar las cosas bien hasta el momento, por lo que el demonio en verdad dudaba que acabara mal. Dentro de la lista mental que tenía, L.J. era de los que prometían, por eso había sido buena idea entablar conversación con él, acercarse, conocerlo. Marcar, por decirlo de alguna manera, el territorio antes de que algún otro ojos negros metiera sus sucias narices por su zona. Y si había algo que odiaba era que se metieran en su zona de trabajo. Pero el hecho de que él llevara bien su asunto especial, era porque era una persona, mas que a la vista estaba, capas de razonar y encontrar casi siempre buenos métodos para sobrellevar adelante aquellas raras y poco cotidianas situaciones, e indagar parecía también ser uno de los aspectos fundamentales de su personalidad tan bien desarrollada por su trabajo.

-Absolutamente nada, L.J. No tengo que ver absolutamente nada con una persona como ella, ni mucho menos con las cosas...- Hizo una pausa, como si intentara encontrar la manera adecuada para referirse a lo que intentaba decir. -En fin, esas cosas extrañas que mencionó... la gente últimamente actúa de forma extraña. Simplemente le dije lo que quería escuchar, me metí en su juego sin entrar en su juego. Algo así como el viejo golpea y corre, solo que de manera no tan obvia. Cuando tratas con gente que no puedes entender, es mejor que no te pillen en esa postura porque puede ser peor para ti...- Se terminó el café de su taza de un largo y simple sorbo. Luego se secó los labios con una servilleta que había dejado a un costado. -Aquí solo sucede una cosa, y es que a esa mujer finalmente la sobrepasó su trabajo... el estrés es el peor enemigo de los humanos hoy en día...- L.J. seguía en un tono pensativo y no se guardaba sus notas mentales, al parecer. O al menos esa impresión tenía el demonio. Escuchó sus puntos de vista y los evaluó tanto como los estaría evaluando él en su interior. Si, aquel sujeto tenía pasta para llegar hasta el final. No tenía que perderle el rastro por nada del mundo, ni mucho menos dejar que se entrometieran en su camino.

-Creo, estimado compañero de desayuno, que necesitas algo más que revaluar hipótesis... en serio. Comenzamos esta charla dándonos a entender lo mucho que necesitabas descansar. Bien, este sería un estupendo momento para darte pie a que lo fueras a hacer...- El demonio levantó el saco de carne de Locke Irons, juntó su maleta y dejó periódico a un lado, por si alguien tras él que ocupara esa mesa quisiera hojearlo, extendió la mano y estrechó la de L.J. dedicándole una leve sonrisa. -Fue un placer, pero deberías ir a descansar. No querrás acabar como nuestra amiga. Ella si tiene problemas. Que tangas buen día...- Y se marchó rumbo a la salida. Doblaría por la esquina en menos de un minuto y desaparecería por el primer callejón que encontrara. Aún sería un día largo para él.

Off Rol: ¡¡Saludos!! Fue un placer pensar este encuentro contigo... Ojalá nos leamos pronto.

Rol Finalizado


avatar
Locke Irons
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 07/10/2014
Edad : 32
Localización : Inexacta.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to hell 1X01 (Libre)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.