Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


Guillermo (Dicky) Ianacond

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Guillermo (Dicky) Ianacond

Mensaje  Dicky Ianacond el Vie Oct 24, 2014 12:49 am



Guillermo Ianacond
Apodos: Dicky

Edad: 23 años

Nacionalidad: Argentino

Fecha de naciemiento: 14 de octubre

Grupo al que pertenece: Civil Especial/Telequinesis

Interpretado por: Esteban Mastoruni
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
Dicky es volátil como la misma pólvora y lastimera como la misma. Es un joven que posee una historia de vida donde nada de lo que posee es suyo, así como también considera sus emociones.  Tiene una personalidad muy problemática, aunque desea no llamar la atención y evita ser tan llamativo le es casi imposible, sin proponérselo se ve involucrado en situaciones complejas donde termina él estando en medio y casi siempre golpeado. No puede evitar decir lo que piensa sin considerar que podría no llegar a tener la razón como cree y puede discutir hasta el amanecer hasta que la otra persona de el brazo a torcer. A veces sus actos no condicen demasiado con sus ganas de ser invisible. Su defecto es el ego y al creerse muchas veces mejor que otros provoca cierto fastidio y enojo. Él es una persona solitaria y callado, sumiso en algunas circunstancias, pero se ve cegado ante la mención de dinero, le gusta por demás y su ferviente deseo es convertirse en cantante para llegar a una fama que le cuesta bastante.
Creció en un ambiente lleno de ira y maltratos, provocando que Dicky sea cuidadoso a la hora de entablar conversación con alguien, no se abre con facilidad y muchas veces tiende a manipular, con su don, a las otras personas, de igual manera se frustra bastante cuando las cosas no salen como lo espera.
Conoció la felicidad una sola vez y con eso a él le basto, no pretende buscarla de nuevo, aunque considera que lo hará cuando alcancé su mayor sueño, el convertirse por fin en cantante. Pocas veces se sintió cómodo y en “casa” aunque Dicky vive siendo acosado y manipulado por otros. Vive para cantar y alcanzar sus sueños, es lo único que tiene en mente y nadie puede quitarlo de su camino. Tiene por momentos una altísima autoestima que lo lleva al estrellato, explotando todo su potencial como cantante y sale en él el chico carismático que a veces le gusta ser, aunque es uno de sus personajes no tan favoritos. Pero cuando se deprime, en él aparece un personaje que es tan oscuro y maligno como el Dicky que vago duramente más de un año. Oculta en él el pequeño Guillermo que alguna vez en su pueblito natal, trata de borrar del mapa el pueblerino, para convertirse en la marquesina del teatro Broodway.


HISTORIA
Guillermo Ianacon, nació bajo el signo de libra y sin madre, debido a que está fallece cuando su hijo sale al mundo, es por ello que jamás se vieron la cara. Su padre siempre lo miró con un despreció feroz, e incluso ya desde muy temprana edad lo llamaba “aquel que mato a su dama”. La única que al menos le demostraba algo de afecto era su tía abuela, Clara, oriunda de La Rioja, trasladada para cuidar a su sobrino. A pesar de que se encontraba entrada en años, lo cuidaba bastante y lo llamaba “su pequeño Dicky” . Con el correr de los años el muchacho vivió un calvario, uno de los juegos favoritos del padre de Guillermo era golpearlo hasta que una gota de sangre cayera al suelo. Había momentos en los que Dicky no salía de su habitación por miedo a que se la tomará nuevamente con él. Clara prefería mantenerse al margen de toda la situación, pero lo consentía lo más que podía.
Cuando Dicky cumplió los 15 años, conoció al gran amor de su vida, Sofía. Cada vez que puede la trae de nuevo a su memoria. Para él fueron los mejores años de su vida, por más que llegará a su casa y descubriera a su padre borracho como una cuba, Guillermo soportaba los golpes con hombría, nada importaba ya más que esperar a que fuera mañana para encontrarse con aquellos ojos castaños que lucían tan hermosos como su cabello lacio. Vivieron un amor tan hermoso, él se desvivía por ella y aunque no tuviera el dinero suficiente para hacerle regalos propio a una chica de su posición, ella disfrutaba cada momento con él, alentándolo para que continuara con sus sueños de ser cantante. Lo apoyaba y con el dinero que sus padres le daban como mesada, se la gastaba para pagarle las costosas clases de canto, pero como toda relación llena de romance y hormonas puras, termina con un final lleno de amargura y lágrimas de tristeza. Los padres de su querida Sofía habían rastreado los pasos de su hija, hasta dar con un ser tan insignificante que podían pisotear. Para manipularlo, logran que en la fábrica donde trabaja el padre de Dicky lo echen del trabajo, dejando a toda la familia Ianacon en la misma miseria y llenando, además la vida de Guillermo con terribles palizas, aunque se negaba a muerte a dejarla y ella sentía lo mismo, su amor se rompería hasta los cimientos. Sofía sería la que después de dos años de un noviazgo lleno de amor sincero, rompiera con su promesa de “estar por siempre” para darle vuelta el rostro y que sólo quedará en los recuerdos de un adolescente.
Otra mala noticia golpeó su vida, su querida tía Clara, fallecería después de que su sobrino cumplirá los tan esperados 18 años y fue el momento culmine de una relación turbia entre su padre y él. La convivencia con un adolescente deprimido no era para nada favorable y mucho menos para un borracho “Sos un borracho despreciable” fueron las palabras que el muchacho escupió en el rostro de un padre desencajado por la amargura de tantos años y la borrachera. Levantó la mano para golpearlo, pero su decisión viró a un desconocido morbo que había guardado durante muchos años…
Tras encontrarse lleno de sangre y desesperado por escapar de las garras de su padre, quién yacía desmayado por el golpe, Dicky decide correr sin un rumbo fijo, alejarse de aquella pesadilla lo más rápido posible y cuanto lejos mejor.  Guillermo vivió varios meses en Buenos Aires. Teniendo escasos trabajos como mesero. Hasta que pudo comprar un solo y pobre pasaje para Estados Unidos, donde por fin podría cumplir su sueño.
En San Francisco conoce a un chico de su misma edad,  Julio. En su totalidad parecía reservado y extraño “creo que eres especial Dicky” No comprendía aquellas palabras “¿Por qué dices que soy especial?” Julio le sonrió y se sentó junto a este, mientras encendía un cigarro, pero no como solía hacerlo la gente normal, sino con uno de sus dedos, donde una pequeña llama azul lo hizo. Dicky sentía que se encontraba en una dimensión paralela, quería huir pero no tenía a donde. Permaneció con su compañero de habitación quién comenzó a enseñarle que ellos dos podían realizar cosas maravillosas, es en aquel momento donde Guillermo descubre que posee el don de la telequinesis, donde controla la mente de los demás a su antojo. Gracias a ese Don comenzó a usarlo para lograr beneficios personales.
Las llaves de la habitación se introdujeron en la cerradura, pero esta ya se encontraba abierta. Aquella situación le pareció de lo más extraña y sin embargo se atrevió entrar llamando a su amigo Julio. Nadie contesto más que el silencio mismo. Cerró la puerta y allí el interruptor dio la luz “Mira que tenemos aquí, el homosexual que vive con el otro” Un joven se hizo presente, mientras otros dos estaban sentados en las camas y en una de ellas estaba Julio mal herido. Pidió auxilio pero nadie acudió a socorrerlo. Los tres hombres lo tomaron por los hombros y comenzaron a golpearlo. Como pudo y dando los manotazos de ahogado, se escurrió como pudo y salió de la habitación, los jóvenes lo seguían tan cerca que estaban a escosas centímetros de alcanzarlo, Dicky se negaba a terminar muerto, si una vez había podido escapar de las garras de su padre ¿Qué hacía que esta vez su suerte no se encontrará de su lado?
Corrió tanto como pudo, hasta que dio con un bar que comenzaba a bajar sus persianas, sin pensar en nada entró. Un mundo totalmente desconocido pero lejos de aquellos que querían hacerle daño. Allí se reunían tres personas extrañas, pero que lo trataban bastante bien sobre todo el cantinero del bar, quién le dio una mano cuando Dicky le pidió que lo acogiera. Descubrió que el bar era homosexual, y fue así que un día el cantinero del bar, Esteban, le demostró que no sólo sentía un apegue emocional, sino que comenzaba a enamorarse de él “No, no, a mí me gustan las mujeres” Espetó Dicky sobresaltado ante el arrebato de este. Tras descubrir que los gays eran mucho más fácil de conquistar, comenzó a manipular la mente de los demás, sin interferir en la de sus amigos del bar. Fue así que comenzó a ganar un poco de dinero para recorrer un buen camino hacía Broodway.
Todo parecía marchar bastante bien y Dicky comenzaba a sospechar que algo raro iba a suceder. Varios meses atrás un hombre siempre iba al bar a una cierta hora, sin dirigirle más que miradas, de las cuales ya estaba más que acostumbrado a las miradas libidinosas, se levantaba de su mesa a la misma hora y se marchaba sin más. Esa situación no le parecía extraña hasta que el hombre decidió hablarle “Eres especial Dicky” Las mismas y exactas palabras que Julio le había pronunciado. Esa noche debía huir.
Cuando las persianas comenzaban a bajarse, entró aquel hombre, el cantinero le comunico que estaba cerrado. Guillermo sintió un escalofrío algo no estaba bien y sin que nadie se percatara de nada, se marchó en silencio, justo a tiempo que el bar comenzaba a arder. Un sentimiento de culpa hizo que corriera, que sus pies no se detuvieran nunca, correría, si era necesario hasta el fin del mundo.
Pasaron los días, las semanas y con ella los meses hasta llegar a los años terribles y asolados. Dicky vive en las sombras, tratando de no llamar la atención. Algunas noches se hace llamar Jonathan, en otras simplemente “Dude” o “Dustin” Pero nunca Dicky. Alguien lo sigue y lo vigila. Desde ese entonces vaga, lejos de ahí…



OTROS DATOS
Aunque tiene telquinesis, no puede leer la mente de los demás, aunque escucha ciertos susurros. Puede implantarle imágenes y pensamientos, logrando que los demás terminen haciendo lo que él desee.
Cosas que le gustan. Su única pasión y lo que lo mantiene con vida es la música, así que cuando puede y tras unos cuantos meses de comer sólo arroz, pudo adquirir una guitarra, donde se lo puede escuchar en las estaciones del subterráneo.
Cosas que le disgustan: La gente en si lo repele, siente aberración por el ser humano y evita tener demasiado contacto amistoso con alguien, a menos que sea de su interés.
Le teme: A La oscuridad, aunque Dicky suele vivir en ella constantemente , la culpa de haber dejado a tres buenas personas quemarse como las hojas de un árbol lo abruma y siente que agoniza cuando piensa, sobre todo en Esteban, quién le dio una mano cuando más lo necesita. Es por ello que duerme con la luz prendida.
Un secreto: Aun piensa en Sofía aunque no la ha vuelto a ver y mucho menos tratar de contactar con ella.
De vez en cuando regresa a San Francisco, al mismo sitio donde se quemó el bar, dejando tres flores diferentes para los difuntos.
Tiene varios tatuajes de nombres de personas que han quitado su niñez, su juventud y sus valores.



Pd: Personaje basado en una obra de teatro bajo el nombre “El cabaret de los hombres perdidos”
avatar
Dicky Ianacond
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Guillermo (Dicky) Ianacond

Mensaje  Dean Winchester el Vie Oct 24, 2014 1:54 pm



Dean {Winchester}
avatar
Dean Winchester
Cazadores
Cazadores

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 01/07/2014
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.