Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» The song of the devil -O.P-
por Olivia Parrish Dom Abr 12, 2015 8:51 pm

» 001 Back to hell -Libre-
por Crowley Vie Abr 03, 2015 12:53 am

» 002.3 Advertencia [Libre]
por Livila West Mar Mar 31, 2015 10:50 pm

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
por Invitado Mar Mar 10, 2015 3:26 pm


Anotaciones de Dicky

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anotaciones de Dicky

Mensaje  Dicky Ianacond el Sáb Oct 25, 2014 1:03 am


Hay que hurgar en la mente del hombre para poder contar su historia, por más trágica, solemne o aburrida hay que hacerlo ¿Cuán terrible puede ser tratar de regresar años y años de torturas y de miradas acusadoras? Volver el tiempo atrás nunca resulta sencillo y uno siempre, SIEMPRE, trata de rescatar lo más hermoso que recuerda.
SOFÍA.
Mi madre terminó siendo una desconocida para mí. Del cual llevo su apellido y que según algunos papeles, es mi padre, jamás me hablo de ella, solamente para decir que yo la había matado y tantas veces me puse de acuerdo con ello. De pronto hago un silencio en mi mente y me pregunto ¿Qué hubiera sucedido si ella estuviera viva?
Y temo regresar, no quiero volver el tiempo atrás, a un padre que no sólo era capaz de maltratarme físicamente, sino psicológicamente. La música era…es mi única salvación, con ella sé que puedo alcanzar mis sueños, aunque tenga que ser el trapo de piso de muchos.
Descubrí que no era un chico normal, sentía que dentro de mi persona crecía un poder extraño, capaz de pasar capas y capas de mentes que no conocía y gracias a ello encontrar la manera de plantar imágenes, dudas y palabras que me ayudaran, pero no siempre terminaba siendo sencillo y mucho menos placentero. Si no terminaba golpeado en algún callejón sucio y oscuro, terminaba en la habitación de un desconocido evitando que me pusiera una mano encima ¡Cómo destino una mierda! Lo único que me hacía feliz era cantar, soy cantante, aunque quizá todavía poco conocido.
Cuando mi gran amor me dejó, sabiendo que conmigo no iba a encontrar un porvenir ni mucho menos un futuro prometedor, regrese a casa, donde mi padre me esperaba borracho como siempre. Está vez en su forma de mirarme se denotaba algo extraño, mi cabeza me gritaba que me escapará, pero mis piernas estaban inmóviles. Sentía su aliento a alcohol que me quemaba la cara, quería escupirlo y largarme de allí cuanto antes, pero sus manos eran como dos esposas de hierro que no me dejaban ir, por más que tirara y tirara estaba allí. Su mano comenzó a tocarme, pero no era ternura lo que encontré en esa caricia, era lujuria e ira, quería romper mi espíritu. Tal repugnancia sentí que tome lo primero que encontré. Una botella de vino tinto, la bebida favorita de aquel viejo borracho.
La botella se rompió, no comprendía si la sangre que estaba en mis manos eran mías o las de él, simplemente descubrí que estaba allí, desplomado sobre mis pies. Asco es lo que sentí en aquellos momentos, pero me abrazaba el terror ¿Qué iba a hacer después de todo? Y sin más que la ropa que llevaba puesta me marche.
Vague por las calles de Buenos Aires, un pueblerino que no entendía el movimiento de aquella cuidad que vivía despierta las 24 horas. Comencé con trabajos pequeños, el sueldo me alcanzaba para pequeñas habitaciones y cero comodidades. Con lo poco que ahorré pude comprarme el único pasaje para México, donde pasaría ilegalmente a los Estados Unidos, allí es donde mi sueño se encontraba, ser cantante de Broodway.
El viaje fue terrible, mucho dolor, muchos sueños rotos. No estaba dispuesto a darme por vencido. Mi llegada a aquel país era un sueño hecho realidad, mi inglés era básico pero sentía confianza de aprenderlo. Comencé a trabajar como Delivery en bares pequeños y conocí en una de mis tantas habitaciones a Julio, un chico Chileno que también venía a cumplir un sueño.
Y la muerte golpeo la puerta, no recuerdo con exactitud la fecha, ni mucho menos si en ese entonces hacía frío o calor, simplemente me acuerdo corriendo por las calles desiertas de una San Francisco llena de sombras y de caras que no nos observaban. Los pasos rápidos de los hombres que horas atrás habían matado a mi amigo. Corrí como si el mismo demonio estuviera tras mi alma, un alma que ya no valdría nada con lo quebrada que se encontraba. Y entré toda la oscuridad noté un único bar, que aun sus puertas estaban abiertas. Sin más miramientos, me tropecé y entre de bruces.
Son vagas las palabras de ellos en mi cabeza, recuerdo sus rostros y los tonos de sus voces, pero no las palabras que me brindaron aquel día. Esteban fue importante en mi vida, el único que me permitió quedarme en un pequeño cuarto encima del bar y me dio trabajo, eso me ayudaría a conseguir un pasaje para Hollywood o al menos para pagarme las clases de canto.
Tal parece que mi vida es TAN RARA, cada vez que me encuentro en la cima, algo aparece para oscurecer mi suerte. Un hombre, que recuerdo poco su rostro, apareció un día en el bar “Eres especial Dicky” fueron sus palabras, aquellas que me aterraron hasta la médula, las mismas que Julio me decía una y otra y otra vez.
Esteban que comenzaba a mirarme diferente, claro lo notaba, pero ya había tenido suficiente, no quería hacer sufrir a la gente que me rodeaba ¿Qué mejor que ignorarlo? Pero fue peor, demostrando cuan mucho le importaba y sentí traicionarlo…no podía sentir lo mismo.
Eres especial Dicky” Palabras que aun ronronean en mi cabeza, y un bar lleno en llamas, escapando como el cobarde que soy.
A veces me llamo Dustin, otras simplemente el chico que toca la guitarra. Soy la prostituta de la noche, que juega conmigo. Un DESTINO TAN RARO.
Y pronto me volveré a cruzar con aquellos que alguna vez me han llamado DICKY, nombre que todavía resuena en mi cabeza.
avatar
Dicky Ianacond
Telepatía
Telepatía

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 24/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.